Pescadores franceses boicotean barcos y amenazan con bloquear el Canal de la Mancha

Las tripulaciones pesqueras también protestaron con bengalas en su descontento por la incapacidad de Reino Unido de proporcionar más licencias de pesca desde el Brexit

Los pescadores franceses están enfadados con el gobierno británico por no conceder más licencias para pescar en aguas del Reino Unido,
Los pescadores franceses están enfadados con el gobierno británico por no conceder más licencias para pescar en aguas del Reino Unido, FOTO: Jeremias Gonzalez AP

La cuestión migratoria no es la única crisis abierta que tienen Londres y París en estos momentos tras la consumación del Brexit. Las condiciones de acceso de pesqueros franceses a las aguas británicas, donde faenaban antes del Brexit, es otro de los focos de tensión, llevando a Francia a amenazar a Reino Unido con medidas de represalia si las autoridades británicas no conceden más licencias a sus barcos.

Para hacer más presión, los pescadores franceses han lanzado este viernes una primera ofensiva para bloquear el acceso a barcos ingleses en el puerto de Saint-Malo y prevén también próximamente limitar el acceso de mercancías al túnel bajo el canal de la Mancha. Otros barcos también tenían previsto bloquear durante la jornada el acceso de ferrys procedentes de Reino Unido en otros puertos franceses como el de Ouistreham, cercano a las playas del desembarco de Normandía.

El objetivo, según explicó el sindicato, es interrumpir el tránsito de los navíos de mercancías de Reino Unido en aguas francesas. "Llevamos esperando once meses. La paciencia de los profesionales tiene límites. Esperamos que se escuche esta señal de advertencia", señaló Romiti.
El objetivo, según explicó el sindicato, es interrumpir el tránsito de los navíos de mercancías de Reino Unido en aguas francesas. "Llevamos esperando once meses. La paciencia de los profesionales tiene límites. Esperamos que se escuche esta señal de advertencia", señaló Romiti. FOTO: Jeremias Gonzalez AP

Londres urgió incluso a Francia a garantizar que el comercio no se vea afectado por los “actos ilegales” en esta jornada de protesta. En virtud de este acuerdo comercial firmado a fines de 2020, los pescadores europeos deben demostrar que ya faenaban en esas aguas anteriormente para poder acceder.

Ambos países continúan discutiendo sobre el alcance de estos acuerdos. París ha amenazado con imponer sanciones si Londres no cumple su parte, incluyendo controles aduaneros más estrictos, prohibir a los barcos británicos desembarcar sus capturas en puertos franceses, e incluso aumentar los costes de energía de las islas británica del Canal, dependientes en gran parte de la electricidad de Francia.
Ambos países continúan discutiendo sobre el alcance de estos acuerdos. París ha amenazado con imponer sanciones si Londres no cumple su parte, incluyendo controles aduaneros más estrictos, prohibir a los barcos británicos desembarcar sus capturas en puertos franceses, e incluso aumentar los costes de energía de las islas británica del Canal, dependientes en gran parte de la electricidad de Francia. FOTO: STEPHANE MAHE REUTERS

Pero Reino Unido y Francia difieren sobre el tipo y alcance de los justificantes. En total, desde el 1 de enero de 2021, Francia obtuvo “más de 960 licencias” de pesca en las aguas de Reino Unido y de las islas británicas situadas frente a las costas francesas de Normandía, pero París reclama aún más de 150 autorizaciones, según el ministerio del Mar galo.