Ómicron aparece en Francia con ocho posibles casos de contagios

Ursula von der Leyen pide “prepararse para lo peor” por la aparición de la nueva variante del coronavirus

November 24, 2021, Draguignan, Var, France: Police officers are seen checking the health pass of a customer in a restaurant..Due to a surge in Covid-19 positive cases, the French government has decided to reinforce the controls on the obligation of the Sanitary Pass in restaurants and bars. The main objective for the French government is to slow down a fifth wave of contamination before the Christmas period and to avoid confinement measures.
24/11/2021
November 24, 2021, Draguignan, Var, France: Police officers are seen checking the health pass of a customer in a restaurant..Due to a surge in Covid-19 positive cases, the French government has decided to reinforce the controls on the obligation of the Sanitary Pass in restaurants and bars. The main objective for the French government is to slow down a fifth wave of contamination before the Christmas period and to avoid confinement measures. 24/11/2021 FOTO: Europa Press/Contacto/Laurent Coust Europa Press/Contacto/Laurent Co

Las autoridades francesas han informado este domingo del monitoreo de ocho casos sospechosos de contagio por la variante ómicron del coronavirus, después de que el ministro de Salud, Olivier Véran, reconociese horas antes que la detección del primer caso era “cuestión de horas”. “Se han identificado ocho posibles casos en el territorio nacional. La secuenciación de muestras de estos pacientes está priorizada o en proceso de organización para tener la confirmación diagnóstica lo antes posible”, ha expresado el Ministerio de Salud en un comunicado.

La cartera sanitaria ha detallado que las personas que hayan viajado al sur del continente africano en los últimos 14 días y que hayan dado positivo en una prueba de detección del virus, pero habiendo dado negativo en el contagio por alguna de las cepas anteriores, “se consideran como posibles casos de contagio con ómicron”. Por otro lado, las autoridades han remarcado que “tan pronto como se identificaron estos posibles casos (...) se implementaron medidas reforzadas para identificar y aislarlos”.

Esta noticia se da apenas unas horas después de que el ministro de salud reconociese que la detección del primer caso de la nueva variante era “cuestión de horas”, pues la nueva cepa ya estaba presente en otras naciones europeas como Alemania, Holanda, Bélgica, Italia, Dinamarca, Austria y Reino Unido. Francia ha registrado una última media semanal de 27.000 contagios diarios (37.000 casos nuevos solo el sábado, con 34 fallecidos más) y un total de 7,6 millones de afectados y 120.000 fallecidos.

Von der Leyen

Mientras tanto, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha pedido “prepararse para lo peor” por la aparición de la variante ómicron del coronavirus detectada en Sudáfrica y varios países europeos. “Nos tomamos muy en serio esta variante ómicron y sabemos que estamos en una carrera contra el tiempo”, ha afirmado Von der Leyen durante su visita a Letonia.

Von der Leyen ha subrayado que no se sabe todo de la nueva variante y que los científicos y farmacéuticas necesitan entre dos y tres semanas para conseguir una perspectiva completa de la fuerza de la ómicron. “En general, lo mejor es tener esperanza, pero prepararse para lo peor”, ha remachado la jefa del ejecutivo comunitario. Ahora la principal prioridad es garantizar el distanciamiento social, reducir los contactos y vacunarse y revacunarse lo más posible. Tenemos que conseguir tiempo”, ha afirmado en rueda de prensa desde Riga.

Según Von der Leyen, la UE está “en el lado seguro” por su alta tasa de vacunación y ha recordado el contrato firmado con BioNTech/Pfizer para la compra de 1.800 millones de vacunas, que incluye una cláusula que contempla que se adapten las vacunas a nuevas mutaciones en un plazo de 100 días.