Johnson organizó en pleno confinamiento dos fiestas navideñas en Downing Street

Macron llama “payaso” a Jdicohnson y e que Reino Unido es “un gran país abandonado”

Francia se ha comprometido a hacer propuestas para hacer frente a la crisis migratoria en el Canal, e incluso sugirió que se podrían reanudar las conversaciones con Reino Unido
Francia se ha comprometido a hacer propuestas para hacer frente a la crisis migratoria en el Canal, e incluso sugirió que se podrían reanudar las conversaciones con Reino Unido FOTO: Christopher Furlong AP

El “premier” británico, Boris Johnson, negó ayer haber “roto las normas” del confinamiento el año pasado con distintas fiestas celebradas en Downing Street, después de que el diario “Daily Mirror” publicara un reportaje que puede poner al primer ministro en una situación arduamente complicada.

Según el rotativo, el año pasado, en uno de los peores picos de la pandemia de coronavirus, el Gobierno se vio obligado a cancelar las Navidades prohibiendo las celebraciones familiares. Sin embargo, mientras los ciudadanos pasaban fechas tan señaladas en soledad, según el citado medio, el primer ministro celebró, al menos dos fiestas: una noviembre y otra en diciembre.

Cuando el país estaba en su segundo confinamiento, Johnson asistió a un “abarrotado” evento de despedida de un ayudante en noviembre del año pasado. Y posteriormente, parte de su equipo organizó una fiesta el 18 de diciembre “en una sala pequeña” de Downing Street, ignorando las limitaciones de contacto social vigentes.

“Se siguieron completamente todas las directrices”, insistió Johnson cuando fue preguntado al respecto en la sesión semanal del control al Gobierno. El “premier” no negó que hubieran las citadas celebraciones.

Las revelaciones se producen después de que la directora de salud, Jenny Harries, advirtiera que la gente debería reducir la socialización esta Navidad para frenar los futuros aumentos de la covid. Sin embargo, Johnson rechazó la idea de que las fiestas festivas deberían descartarse: «No queremos que la gente cancele tales eventos».

Mientras, en plena tensión diplomática entre Londres y París, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha definido como “payaso” al primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, tras la disputa por la crisis migratoria del Canal de la Mancha, en una visita a Croacia, así como que considera al país británico como “un gran país abandonado”, según explican medios franceses.

“Es muy triste ver un gran país, con el que pudimos hacer tantas cosas, liderado por un payaso”, decía el líder francés. “Es muy triste ver un gran país, con el que pudimos hacer tantas cosas, liderado por un payaso”. Downing Street no quiso hacer muchos comentarios al respecto, y el portavoz del primer ministro se limitó a decir que lo importante es que “ambos lados del Canal de la Mancha tienen que enfocarse en cómo evitar más pérdidas de vidas”. Aunque sí es verdad que desencadenó una reacción furiosa del premier.

Francia se ha comprometido a hacer propuestas para hacer frente a la crisis migratoria en el Canal, e incluso sugirió que se podrían reanudar las conversaciones con Reino Unido, que espera un acuerdo de retorno, como afirmó Johnson, para que el país pueda devolver a las personas al Estado miembro donde se originó su viaje.