Israel y EEUU planean ejercicios militares para atacar las instalaciones nucleares de Irán

Benny Gantz se reúne este jueves con funcionarios de EEUU para analizar posibles opciones en caso de que la diplomacia fracase

El ministro de Defensa de Israel Benny Gantz
El ministro de Defensa de Israel Benny Gantz FOTO: Tsafrir Abayov AP

Un informe de la emisora Kan de Israel sostiene que Estados Unidos e Israel preparan ejercicios militares conjuntos para ataques de objetivos iraníes donde presuntamente se llevan a cabo actividades para enriquecer uranio y desarrollar la bomba atómica. En dichas maniobras, las mayores hasta la fecha, se usarían “docenasde cazas, incluidos aviones de combate F-35, F-16 y F-15, aviones de reconocimiento y reabastecimiento de combustible así como aviones espía Gulfstream G550. La emisora no cita fuentes, pero sostiene que estas maniobras se producirían en la primavera de 2022. Ambos países pretenden ensayar un ataque a gran escala contra Irán en caso de que se produzca el peor escenario, lo que implicaría el vuelo de aviones militares recorriendo hasta 1.000 kilómetros.

Natanz, central nuclear iraní
Natanz, central nuclear iraní FOTO: Teresa Gallardo

Una información de la agencia Reuters informa de que los máximos responsables de defensa de Estados Unidos e Israel se reúne este jueves para analizar posibles ejercicios militares que se prepararían para destruir las instalaciones nucleares de Irán en caso de que fracase la diplomacia y si los líderes de sus países lo solicitan, de acuerdo a una revelación hecha por un alto funcionario estadounidense.

Las conversaciones programadas de Estados Unidos con el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, de visita en Washington, se producen después de que el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, fuera informado sobre el abanico de opciones militares disponibles para garantizar que Irán no pueda producir un arma nuclear, explicó a la agencia Reuters el funcionario, que habló bajo condición de anonimato. Irán niega buscar armas nucleares y dice que pretende dominar la tecnología nuclear con fines pacíficos.

Los preparativos entre Estados Unidos e Israel subrayan la preocupación occidental por las difíciles conversaciones nucleares con Irán. Cabe recordar que el presidente Joe Biden esperaba que estos diálogos acaben relanzando el acuerdo nuclear de 2015 abandonado por su predecesor, Donald Trump, firmado por Teherán y las potencias mundiales para posponer el programa nuclear iraní a cambio de un levantamiento de las sanciones contra el régimen de los ayatolas.

Pero los funcionarios estadounidenses y europeos han expresado su consternación después de las conversaciones de la semana pasada ante las muchas exigencias del nuevo gobierno de Irán, lo que aumenta las sospechas en Occidente de que Teherán está jugando a ganar tiempo mientras avanza en su programa nuclear. El funcionario estadounidense se negó a ofrecer detalles sobre los posibles ejercicios militares, pero el medio israelí Kan, sin embargo, desveló que los simulacros probablemente se llevarían a cabo en algún momento de la primera mitad de 2022.

“Estamos en este aprieto porque el programa nuclear de Irán está avanzando a un punto más allá del cual tiene una justificación convencional”, dijo el funcionario, mientras aún expresaba esperanzas en las discusiones. La embajada de Israel en Washington y la misión de Irán ante las Naciones Unidas no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios.

Gantz, en una publicación en Twitter al partir hacia Estados Unidos, dijo: “Discutiremos posibles modos de acción para asegurar el cese del intento (de Irán) de ingresar a la esfera nuclear y ampliar su actividad en la región”. No dio más detalles.

Escalada militar

La posibilidad de la amenaza militar por parte de EEUU está en consonancia con lo dicho por el ex diplomático Dennis Ross, quien recientemente ha señalado que “Teherán ya no se toma en serio a Washington” y que “para relanzar el acuerdo nuclear, la amenaza de una escalada militar debe estar sobre la mesa”.

Las negociaciones nucleares se reanudarán este jueves, según el funcionario de la Unión Europea que preside las conversaciones, y el enviado especial de Estados Unidos para Irán planea unirse a ellas durante el fin de semana. La Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA) dijo la semana pasada que Irán había comenzado el proceso de enriquecimiento de uranio hasta un 20% de pureza con una cascada, o grupo, de 166 máquinas IR-6 avanzadas en su planta de Fordow, que está excavada en un montaña, lo que dificulta el ataque.