Irán prepara un lanzamiento espacial según imágenes por satélite

El régimen iraní aumentó las actividades en el puerto espacial Imam Jomeini mientras continúan las negociaciones en Viena para salvar el acuerdo nuclear de 2015

Imagen satelital de Planet Labs Inc. donde se observa una base de lanzamiento en el puerto espacial Imam Khomeini en la provincia de Semnan, Irán
Imagen satelital de Planet Labs Inc. donde se observa una base de lanzamiento en el puerto espacial Imam Khomeini en la provincia de Semnan, Irán FOTO: Planet Labs Inc. AP

Teherán podría estar preparando un lanzamiento espacial mientras continúan las negociaciones en Viena para salvar el acuerdo nuclear de 2015, según un experto en imágenes por satélite.

Imágenes satelitales fueron tomadas el sábado por Planet Labs Inc., a las que tuvo acceso la agencia The Associated Press (AP), muestran la actividad en el puerto espacial en la zona desértica de la provincia rural iraní de Semnan, a unos 240 kilómetros al sureste de Teherán.

FOTO: Planet Labs Inc. AP

Un vehículo de apoyo aparece aparcado junto a un enorme pórtico blanco que suele albergar un cohete en la plataforma de lanzamiento. Ese vehículo de apoyo ha aparecido en otras fotos de satélite en el lugar justo antes de un lanzamiento. También es visible una grúa hidráulica con una plataforma con barandilla, que también fue vista antes de lanzamientos anteriores y que probablemente sea utilizada para el mantenimiento del cohete.

Otras imágenes de satélite de los últimos días en el puerto espacial han mostrado un aumento del número de vehículos en las instalaciones, otro signo de la mayor actividad que suele preceder a un lanzamiento. Un edificio que también se cree que es la instalación de “chequeo” de un cohete también ha visto un aumento de la actividad, detalló Lewis. “Se trata de una actividad bastante normal antes de un lanzamiento”, declaró a la agencia AP.

Más lanzamientos previstos

El posible lanzamiento en el puerto espacial iraní de Imam Jomeini llega en un momento en el que los medios de comunicación estatales del país han ofrecido una lista de los próximos lanzamientos de satélites previstos para el programa espacial civil de la República Islámica, que se ha visto acosado por una serie de proyectos fallidos.

La Guardia Revolucionaria paramilitar iraní dirige su propio programa paralelo, el cual puso en órbita con éxito un satélite el año pasado. La realización de un lanzamiento en medio de las conversaciones de Viena encaja con la postura de línea dura adoptada por los negociadores de Teherán, que ya calificaron de “borrador” las seis rondas anteriores de diplomacia, algo que irrita a Occidente.

El nuevo ministro de Asuntos Exteriores de Alemania ha llegado a advertir que “el tiempo se nos acaba a estas alturas”. Sin embargo, todo esto se enmarca en una renovada atención al espacio por parte del presidente iraní, Ebrahim Raisi, según dijo Jeffrey Lewis, un experto del Centro James Martin de Estudios de No Proliferación (CNS) , que estudia el programa nuclear de Teherán.

Con el ex presidente iraní, Hassan Rohani -que fue el artífice del acuerdo nuclear- fuera de su cargo, es probable que se haya disipado la preocupación por alienar las conversaciones con lanzamientos que, según Estados Unidos, ayudan al programa de misiles balísticos de Teherán. “No están andando con pies de plomo (...) Creo que la gente de Raisi tiene un nuevo equilibrio en mente”, indicó Lewis.

Por su parte, los medios de comunicación estatales iraníes no reconocieron la actividad en el citado puerto espacial, y la misión de Irán ante las Naciones Unidas no respondió a una solicitud de declaraciones, al igual que el Ejército estadounidense, que rastrea los lanzamientos espaciales.

Cuatro satélites listos

Este hecho se produce después de que la agencia de noticias estatal iraní IRNA publicara el pasado 5 de diciembre un artículo en el que afirmaba que su programa espacial tenía cuatro satélites listos para ser lanzados. Describía que uno de ellos, el satélite de imágenes de órbita baja Zafar 2, se encontraba “en la fase final de preparación”. Zafar, que significa “victoria” en farsi, pesa unos 113 kilogramos (250 libras).

El Zafar 1, sin embargo, no logró entrar en órbita tras un lanzamiento en febrero de 2020 en el puerto espacial. En ese momento se utilizó un cohete Simorgh, o “Fénix”, pero no consiguió poner el satélite en órbita a la velocidad correcta, según los funcionarios iraníes de entonces. El régimen iraní se había gastado algo menos de 2 millones de euros en la construcción del satélite.