Denise Ho: De reina del Cantopop a activista pro-democracia en Hong Kong

La detención de la estrella en el marco de la redada contra periodistas y personalidades de StandNews ha conmocionado a sus numerosos seguidores en la ciudad y en todo el mundo

En Hong Kong, en 2014, la canción “Raise Your Umbrella”, de Denise Ho y Anthong Wong, se convirtió en un himno del movimiento prodemocrático conocido como la Revolución de los Paraguas. La composición fue escrita después de que la policía disparara gases lacrimógenos que inundaron el centro financiero mientras una multitud llenaba las calles de protestas.

Hoy no sólo es reconocida porque cantó sobre la Revolución, sino que se puso en primera línea. Las fotografías de su detención durante las demostraciones tuvieron una repercusión inmediata, pues era una estrella del pop enormemente popular, con fans entregados en Hong Kong y en toda la China continental. Era conocida como la “reina del Cantopop”, la música sexy y progresiva en lengua cantonesa centrada en en centro financiero.

La detención de esta estrella en el marco de la redada contra periodistas y personalidades vinculadas al medio de comunicación hongkonés StandNews ha conmocionado a sus numerosos seguidores en la ciudad y en todo el mundo. Su arresto supone la primera vez que una estrella del pop de renombre internacional es objetivo de las fuerzas de seguridad después de que Pekín impusiera la Ley de Seguridad Nacional en respuesta a meses de protestas prodemocráticas en 2019.

Como artista discográfica que se estableció en 2002, hoy es un referente por su música y por su activismo. En 2012 salió del armario como gay, convirtiéndose en una de las defensoras de los derechos de los homosexuales más destacadas de Asia.

La historia de Denise refleja casi a la perfección las tres últimas décadas de la incómoda relación de Hong Kong con China. Artista de renombre local, en toda China y otras naciones asiáticas, el punto de inflexión en su carrera se produjo durante el momento crucial de cambio para Hong Kong. Su apoyo público a los estudiantes que exigían un sufragio universal durante casi tres meses tuvo consecuencias inmediatas y definitivas. Fue detenida y luego incluida en la lista negra de China.

Desde entonces, el gobierno chino le ha prohibido actuar en el país, donde antes gozaba de popularidad como cantante. En 2016, tras el encuentro de Ho con el Dalai Lama, incluso la marca francesa de cosméticos Lancôme fue presionada para que cancelara un concierto promocional con su actuación. En respuesta, Ho comenzó a financiar sus conciertos mediante crowdfunding para evitar la censura de las empresas. A pesar de las presiones del gobierno chino, Ho ha seguido defendiendo la democracia en la ciudad y los derechos del colectivo LGBTQ en todo el mundo.