Los reyes de Suecia, positivos en coronavirus

Ambos tienen la pauta completa de vacunación así como la dosis de refuerzo

Los Reyes de Suecia
Los Reyes de Suecia FOTO: Kate Gabor HANDOUT EFE

El rey Carlos XVI Gustavo y la reina Silvia de Suecia han dado positivo en las pruebas de COVID-19, según informó el palacio en un comunicado el martes.

“El Rey y la Reina, que están completamente vacunados con tres inyecciones, tienen síntomas leves y se sienten bien, dadas las circunstancias”, indicó el palacio en un comunicado.

“La pareja real se ha aislado en su casa de acuerdo con las reglas vigentes y se están realizando los trabajos de rastreo (de contactos estrechos)”, consta en el comunicado.

Carlos XVI Gustavo y Silvia dieron positivo en un test que se les hizo ayer por la noche.

La reina Letizia, y los reyes de Suecia, Carlos XVI Gustavo y Silvia, durante la recepción ofrecida por los Reyes de España
La reina Letizia, y los reyes de Suecia, Carlos XVI Gustavo y Silvia, durante la recepción ofrecida por los Reyes de España FOTO: JUANJO MARTIN EFE

El monarca y su esposa no son los únicos miembros de la familia real sueca que han dado positivo durante la pandemia.

El príncipe Carlos Felipe y la princesa Sofía se contagiaron en otoño de 2020, y la princesa heredera Victoria y el príncipe Daniel, la pasada primavera, pero ninguno enfermó de gravedad.

La princesa Victoria de Suecia durante la ceremonia de entrega de los Premios Nobel de la Paz.
La princesa Victoria de Suecia durante la ceremonia de entrega de los Premios Nobel de la Paz. FOTO: Claudio Bresciani/TT GTRES

El palacio informó de que el Rey, de 75 años, y la Reina, de 78, se estaban autoaislando y que se estaba trabajando para localizar a las personas con las que habían estado en contacto.

La noticia se produjo cuando Suecia estableció un nuevo récord diario de casos de COVID-19 en medio de un aumento causado por la variante Ómicron, altamente infecciosa.

El país registró 11.507 casos el 30 de diciembre, según los datos de la agencia sanitaria del martes, mientras una cuarta oleada del virus somete a la atención sanitaria a una nueva presión.

La nueva oleada de casos de COVID-19, impulsada en parte por la variante ómicron, mucho más contagiosa, llegó a Suecia más tarde que a sus vecinos nórdicos, pero en las últimas semanas ha provocado un fuerte aumento de casos y hospitalizaciones.

En el periodo de cuatro días, del viernes al lunes, se registraron 42.969 nuevos casos y 20 muertes, según los datos. Suecia se ha ganado la atención internacional por evitar duros cierres durante la pandemia.

La Agencia de Salud espera que ómicron, que se transmite más fácilmente que otras variantes, provoque un nuevo pico de casos diarios a mediados de enero.

Suecia endureció las restricciones a las reuniones públicas el mes pasado e instó a todos los que pudieran a trabajar desde casa en un esfuerzo por minimizar la propagación del virus.

Los bares y restaurantes sólo podrán servir a los comensales sentados, mientras que el público también tendrá que sentarse en los eventos más grandes.