El enfado del vecino de hotel de Djokovic que lleva nueve años retenido en Australia

Varios inmigrantes sin papeles conviven en el mismo hotel en el que se encuentra el tenista serbio. Algunos llevan años esperando en el país a regularizar su situación

Activista pro refugiados en el hotel donde se encuentra Djokovic en Melbourne
Activista pro refugiados en el hotel donde se encuentra Djokovic en Melbourne FOTO: JOEL CARRETT EFE

Medhi Ali lleva nueve años retenido en Australia. Llegó desde Irán con 16 años y aún no ha logrado tener una vida normal en el país donde soñó con construir una vida plena. Este iraní de 24 años lamenta que después de tantos años de ostracismo y silencio, su historia ha saltado a los medios de comunicación por el tenista Novak Djokovic, que se ha convertido en el vecino de abajo de Medhi en el Park Hotel para refugiados de la ciudad de Melbourne.

Este lugar se ha ganado una dudosa reputación tras ser reconvertido como centro de reclusión para inmigrantes indocumentados desde 2020 a instancias del gobierno australiano. Para Mehdi Ali, a quien se le revocó en el pasado la visa, como al deportistas serbio, este lugar es una “prisión”. “Llevo nueve años aquí. Vine a los 15 años, ahora tengo 24 y sigo aquí. Busco la manera de cumplir todos los días, tengo que sobrevivir. Si logro conciliar el sueño aprovecho y trato de dormir todo lo que puedo, de lo contrario salgo a fumar un cigarrillo, veo una película, leo un libro. Si no encuentro nada que hacer, simplemente me tumbo en la cama”, dijo Mehdi a los medios locales.

La Fuerza Fronteriza de Australia ha estado utilizando el Carlton’s Park Hotel en Melbourne como un centro de detención para refugiados desde diciembre de 2020, cuando decenas de refugiados fueron trasladados a Australia desde las islas que el gobierno usa como centros de detención en alta mar para los inmigrantes sin papeles.

Medhi no entiende el porqué de su retención: “Mi cumpleaños es el día más triste del año, solo pienso en el tiempo perdido. No pasa nada nuevo sobre mi estado, no hay nueva información, plazos o garantías. Muchos otros fueron liberados hace mucho tiempo, solo que yo sigo detenido”.

La noticia de Djokovic ha supuesto un vuelco a su día a día. “Estoy decepcionado, porque todos quieren preguntarme algo sobre Novak, preguntan por el hotel por él y nadie pregunta por nosotros. Algunos de nosotros hemos estado encerrados aquí durante meses y años. Nunca había visto tantas cámaras y tanta atención. Espero que Novak aprenda mucho sobre nuestra situación y que hable de ello en público”, afirmó Mehdi.

Su visión de todo este alboroto está en consonancia con las declaraciones realizadas por políticos locales. El senador del Partido Verde Nick McKim se ha referido de esta manera a la situación: “Un atleta súper rico está detenido por una noche y los medios del mundo están todos en ello. Los refugiados están encerrados en el mismo lugar tras pasar nueve años en detención y la mayoría de los periodistas no ven la historia. Los refugiados tienen los mismos derechos que los jugadores de tenis famosos”, dijo este viernes en un tuit.

Otro refugiado retenido por las autoridades australianas es Ishmael, quien en conversación con The Guardian asegura que él y sus compañeros refugiados han sido “maltratados” en el hotel, y dice que siente que está “perdiendo la cabeza” allí. “Nos han retenido en un lugar sin luz solar, sin aire fresco, sin dónde movernos, y pasamos 23 horas al día en una sola habitación sin ventanas, y no sabemos cuánto tiempo seguiremos aquí“. “Hemos estado enfermos, tanto física como mentalmente”.

Joy, otro refugiado detenido en el hotel citado por el periódico británico, definió el Park Hotel como un “centro de tortura” y dijo que ha estado allí durante dos años sin “ningún motivo”. “La libertad es hermosa para los seres humanos. Novak Djokovic puede permanecer detenido durante nueve horas o nueve días. Pero hemos sufrido abusos médicos “.