Rusía envía doce cazas Su-35 y dos batallones de misiles S-400 a Bielorrusia

Hay mas de 200 miembros de la Guardia Nacional de EEUU en Ucrania. Washington da luz verde para que los países bálticos envíen armas a Ucrania

Un soldado junto al sistema de misiles ruso S-400
Un soldado junto al sistema de misiles ruso S-400 FOTO: MAXIM SHIPENKOV EFE

Rusia ha decidido reforzar su presencia en Bielorrusia, uno de los puntales ofensivos de Moscú si finalmente EEUU no garantiza a Putin que la OTAN seguirá sin aceptar a Ucrania en un futuro. Moscú ha aprobado el envió de dos batallones de sistemas de misiles tierra-aire S-400 a Bielorrusia para unirse a los ejercicios militares el próximo mes, según informa la agencia de noticias Interfax. Este suministro llegar en un momento de máxima tensión entre Occidente y Rusia por la presencia de miles de tropas cerca de Ucrania, un viejo aliado ruso que ahora más que nunca está muy cerca de EEUU, su principal socio militar y valedor militar.

Los sistemas S-400 rusos poseen cuatro tipos de misiles que permiten neutralizar objetivos situados hasta a 400 kilómetros de distancia y a cualquier altitud inferior a 30 kilómetros. Pueden derribar incluso cazas F-35, drones, bombas guiadas y misiles balísticos o de crucero. Países como Turquía optaron por comprar sistemas S-400 antes que los sistemas de defensa americanos Patriot.

Las fuerzas militares rusas y el equipamiento de defensa comenzaron a llegar a Bielorrusia esta semana para los simulacros que se llevarán a cabo cerca de la frontera occidental de la ex república soviética con Polonia y Lituania, miembros de la OTAN, y cerca de su flanco sur con Ucrania.

Cazas de fabricación rusa Su-35
Cazas de fabricación rusa Su-35 FOTO: Reuters Reuters

Los estados occidentales temen que Rusia, que ha acumulado decenas de miles de tropas en sus fronteras con Ucrania está planeando un nuevo asalto a un país que invadió en 2014. Rusia ha negado tales planes. Lituania también ha dicho que la acumulación de tropas rusas es una amenaza para su seguridad.

El Ministerio de Defensa de Rusia dijo que dos batallones S-400, que generalmente incluyen ocho sistemas de misiles antiaéreos cada uno, comenzaron a trasladarse a Bielorrusia desde el oriente de Rusia en tren, dijo Interfax.

Moscú ha dicho que 12 aviones de combate Sukhoi Su-35 y un sistema de misiles Pantsir también se desplegarán en Bielorrusia para los simulacros.

Los Bálticos también envías armas a Ucrania

EEUU también aumenta el despliegue de armas en la región. Su gobierno ha autorizado a Estonia, Letonia y Lituania al envío de armas de fabricación estadounidense a Ucrania, según dijo un portavoz del Departamento de Estado, si bien no concretó qué tipo de armas.

Los pactos sobre transferencia de armas estadounidenses a terceros estipula, según Reuters, que Estonia podrá entregar a Kiev misiles antitanque Javelin. Por su parte, Lituania está en condiciones de suministrar misiles antiaéreos Stinger.

La Administración de Joe Biden también ha notificado al Congreso su intención de suministrar a Ucrania cinco helicópteros de transporte Mi-17, según informa The Wal Street Journal.

Soldados de EEUU en Ucrania

El secretario de prensa del Pentágono, John Kirby, ha asegurado que que hay alrededor de 200 soldados de la Guardia Nacional de EEUU en Ucrania para entrenar y asesorar a las fuerzas locales, y el martes dijo que no hay planes para aumentar su número. También hay un número no revelado de tropas de operaciones especiales estadounidenses que brindan entrenamiento en Ucrania.

Kirby no concretó si los soldados estadounidenses se retirarían en caso de una invasión rusa, pero anunció dijo que el Pentágono “tomaría todas las decisiones apropiadas y apropiadas para garantizar que nuestra gente esté segura en cualquier caso”.

EEUU está dispuesto a enviar material bélico a Ucrania sin coste alguno. Seth Jones, politólogo, y Philip Wasielewski, ex oficial paramilitar de la CIA, sostienen que además de implementar severas sanciones contra Rusia en caso de una invasión, Estados Unidos debería proporcionar a Ucrania sistemas de defensa aérea, antitanque y antibuque; sistemas de guerra electrónica y ciberdefensa; y armas pequeñas y municiones de artillería.

“La clave para frustrar las ambiciones rusas es evitar que Moscú tenga una victoria rápida y aumentar los costos económicos, políticos y militares mediante la imposición de sanciones económicas”, aseguran Jones y Wasielewski.