Un estudiante de Biología irrumpe a tiros en la Universidad de Heidelberg y mata a una joven antes de suicidarse

Según la Policía, el atacante entró armado a una sala de conferencias en el campus de la ciudad alemana. Hay otros tres heridos

Un joven de 18 años armado disparó ayer contra varias personas con un arma larga en un aula de la Universidad de Heidelberg, Alemania, durante una clase. El atacante hirió de gravedad a cuatro estudiantes, una de ellas falleció en el hospital al que fue trasladada, después de que el estudiante, de nacionalidad alemana, le hubiese disparado en la cabeza. Tras el asalto, salió huyendo y se suicidó en los alrededores de la Facultad, según informan las autoridades.

La Policía desalojó la Universidad y los alrededores por si había más atacantes, y poco después, como a las tres, dieron por concluido el peligro después de que fuerzas especiales peinasen la zona. Se trataba de un «lobo solitario».

Las autoridades comunicaron que se cree que el joven, que estudiaba Biología, no tenía motivos religiosos o políticos para llevar a cabo la acción y que, en el momento del ataque, llevaba varias armas consigo en una mochila. Con la que disparó fue un fusil. Al parecer, el armamento fue comprado por internet en el extranjero y ni el atacante ni los familiares que vivían con él en su casa, que ha sido registrada, tenían licencias de posesión de armas.

Siegfried Kollmar, el jefe de la Policía regional, explicó que el sospechoso no tenía antecedentes penales. Asimismo, había enviado un mensaje telefónico a su padre poco antes del tiroteo en el que mencionaba que «la gente será castigada», dijo Kollmar a los periodistas.

El canciller alemán, Olaf Scholz, aseguró que le «partía el corazón, oír esta noticia» y le envió condolencias a los familiares, a las víctimas y a los estudiantes de la Universidad de Heidelberg. El alcalde de la ciudad, Eckard Würzner, indicó que en dicha Universidad «late el corazón de la Ciencia» y que en ella estudian personas de todo el mundo, «que investigan y trabajan para buscar soluciones para un futuro mejor». Es por ello que el ataque le ha dejado «sin palabras». El presidente de la Asociación de Alumnos de la Universidad de Heidelberg Peter Albermann explicó al diario «Bild» que los estudiantes estaban aterrorizados y que se trata de una catástrofe que llega en medio de los exámenes.

La policía acude a la universidad de Heidelberg tras un ataque
La policía acude a la universidad de Heidelberg tras un ataque FOTO: R.Priebe AP

Durante la pandemia ha aumentado el número de jóvenes con problemas psiquiátricos. Según un estudio de la Universidad de Hamburgo, hasta un tercio de todos los jóvenes tendrían algún problema mental, en especial miedos y depresiones que han aumentado desde 2019. La Asociación de Psiquiatras Infantiles y Juveniles aseguraba en julio que los hospitales especializados estaban teniendo que rechazar pacientes por falta de capacidades ante el aumento de los casos y que los afectados tenían que esperar largos periodos hasta obtener una cita.

Desde los años 90, se han producido en Alemania más de una decena de tiroteos y ataques con cuchillo en centros educativos. En Baden-Württemberg, el estado donde se ha producido el ataque, tuvo lugar en 2009 otro tiroteo en un instituto de la ciudad de Winnenden en el que resultaron heridos nueve estudiantes, tres profesoras y tres pasantes. En aquel caso, el atacante también se quitó la vida después del ataque. En otros casos, los asaltantes fueron internados en psiquiátricos.

Heidelberg está situada al sur de Frankfurt y tiene unos 160.000 habitantes. Su Universidad es una de las más conocidas y antiguas de Alemania.