Putin reprocha el «no» de EE UU a sus exigencias

El presidente ruso reitera a Macron que Ucrania tiene que quedar fuera de la OTAN

Macron se convirtió este viernes en el interlocutor preferente de la crisis de Ucrania que ha devuelto a Europa el foco en estos momentos de alta tensión. El presidente francés mantuvo dos entrevistas en el mismo día al más alto nivel tanto con el ruso Vladimir Putin por la mañana como con el ucraniano Volodymyr Zelensky por la tarde, al que mostró su “plena solidaridad”.

Al término de la entrevista con Putin, el Elíseo confirmaba un primer paso de alcance, durante la charla de más de una hora, “Putin no ha afirmado ninguna intención de ofensiva” según recoge la presidencia francesa que además señala un principio de acuerdo entre ambos mandatarios en la “necesidad de una desescalada”. A partir de esos puntos básicos, Putin sí que ha tenido varios reproches hacia la OTAN y EE.UU. y ha insistido en su demanda principal de que Ucrania no forme parte de la Alianza. Macron, por su parte, le ha recordado la necesidad de “respetar la soberanía de los países”.

Aún es pronto para constatar si la ofensiva diplomática del presidente francés se traduce en primeros frutos sobre terreno pero su objetivo prioritario, el de tener un rol esencial en una crisis que atañe directamente a la seguridad europea, parece haberlo cumplido. Macron se ha posicionado como el interlocutor europeo directo con las partes sin que por el momento esto vaya a ser garantía de una solución a corto plazo, pero la maquinaria está en marcha: en apenas cinco días el mandatario francés ha diseñado un plan mutifase para la desescalada, ha resucitado al Cuarteto de Normandía y se ha entrevistado con sus homólogos ruso y ucraniano.

La presidencia francesa cree que el intercambio de hoy “ha permitido dar más credibilidad al diálogo en este período de tensión” y a la “necesidad” de una desescalada en Ucrania, cerca de cuyas fronteras Rusia ha desplegado en torno a 100.000 soldados y un importante arsenal militar. “Putin dijo claramente que no quería la confrontación”, aseguraron fuentes de la presidencia gala.

Pese a los avances de la entrevista entre Macron y Putin en favor de una desescalada, Francia sigue apuntando a la responsabilidad del mandatario ruso en una decisión última. Así lo afirmaba por la mañana el ministro francés de asuntos exteriores, Jean-Yves le Drian subrayando que “la pelota está ahora mismo en el tejado de Putin y es él quien debe decidir entre concertación y confrontación”.

Los dos presidentes coincidieron en seguir trabajando sobre el resultado de la reunión del pasado día 26 en París de los cuatro países del llamado Formato de Normandía (Francia, Rusia, Alemania y Ucrania), que mostró un apoyo “incondicional” al alto el fuego en el Donbás y detalló posibles medidas para reforzarlo. Además, Macron aprovechó la entrevista telefónica con el jefe del Kremlin para desarrollar su idea de que “es necesario un nuevo orden de seguridad en Europa para todos”, incluyendo a Rusia, y que “los europeos deben ser los actores de la seguridad y de la estabilidad en Europa”.

Rusia reiteró que “no quiere guerra con Ucrania”

Por su parte, Putin aseguró hoy que ni Estados Unidos ni la OTAN han respondido a las “principales preocupaciones” de seguridad rusas, según informó el Kremlin en un comunicado.

Entre ellas, mencionó la negativa a la ampliación de la OTAN y al despliegue de armamento ofensivo cerca de las fronteras rusas, además del repliegue de la infraestructura militar aliada a las posiciones que sostenía en 1997 antes de la expansión a Europa Oriental y el espacio postsoviético.

Rusia envió anteriormente su señal más fuerte hasta ahora de que está dispuesta a comprometerse con las propuestas de seguridad de Estados Unidos y reiteró que no quiere una guerra por Ucrania. El Kremlin indicó que Putin estudiaría detenidamente las propuestas y luego decidiría sobre nuevas acciones.

“Se llamó la atención sobre el hecho de que las respuestas de Estados Unidos y la OTAN no tuvieron en cuenta las principales preocupaciones de Rusia”, dijo el Kremlin.

Enumeró esas preocupaciones como evitar la expansión de la OTAN, no desplegar armas ofensivas cerca de las fronteras de Rusia y devolver a la OTAN “las capacidades e infraestructuras militares” a como eran antes de la adhesión de los antiguos estados del Pacto de Varsovia en Europa del Este.

“Se ignoró la cuestión clave: cómo pretenden Estados Unidos y sus aliados seguir el principio de integridad de la seguridad... de que nadie debe reforzar su seguridad a expensas de la seguridad de otro país”, indicó el Kremlin en declaraciones atribuidas a Putin.

Solidaridad con Ucrania

Por su parte, Macron reafirmó la plena solidaridad de Francia con Ucrania en la llamada con el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskiy, informó el viernes la presidencia francesa en un comunicado.

Macron y Zelenskiy acordaron continuar los esfuerzos para desescalar las tensiones y trabajar en el marco del formato de Normandía para aplicar los acuerdos de Minsk. Macron también reiteró su determinación de preservar la integridad territorial y la soberanía de Ucrania.

¿Consultas o confrontación?

La llamada del galo con Putin tenía dos objetivos, dijo el portavoz del gobierno francés Gabriel Attal a principios de esta semana: “continuar el diálogo” y “presionar a Rusia para que aclare su posición y el objetivo de las maniobras (militares)”. El mandatario francés trataba de evaluar con esta llamada si Vladimir Putin, quiere “consultas o confrontación” sobre Ucrania. Así lo anticipaba el ministro de Asuntos Exteriores francés.

Moscú ha concentrado tropas cerca de Ucrania y ha buscado garantías de seguridad por parte de Occidente, incluida la promesa de que la OTAN nunca permitirá la adhesión del antiguo vecino soviético de Rusia.

A lo largo de sus cinco años como presidente de Francia, Macron ha buscado el diálogo con Putin, a veces para irritación de sus aliados de la Unión Europea. A los países occidentales les preocupa que Rusia pueda invadir Ucrania, aunque Rusia niega estar planeando hacerlo. Macron dijo el martes que buscaría una aclaración de las intenciones de Rusia hacia Ucrania.

Las semanas de diálogo entre Occidente y Moscú han dado pocos resultados, pero ambas partes han dejado la puerta abierta al diálogo, aunque Rusia dijo el jueves que estaba claro que Estados Unidos no estaba dispuesto a abordar sus principales preocupaciones en materia de seguridad.