Kirchner agita las protestas en Argentina para influir en el Poder Judicial

Organizaciones y gremios afines a la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, han marchado por las calles de Buenos Aires y han pedido “democratización” en el Poder Judicial

Protesta contra los magistrados de la Corte Suprema frente al edificio del Palacio de Justicia en Buenos Aires, Argentina
Protesta contra los magistrados de la Corte Suprema frente al edificio del Palacio de Justicia en Buenos Aires, Argentina FOTO: Rodrigo Abd AP

Miles de simpatizantes de la vicepresidenta argentina Cristina Fernández Kirchner, se manifestaron este martes en las calles de Buenos Aires, pidiendo mayor “democratización” en el Poder Judicial y demandando la dimisión de los actuales miembros del Tribunal Supremo.

Las organizaciones y gremios afines a Fernández acusaron a la institución de una supuesta parcialidad en beneficio de la oposición conservadora y en contra de la vicepresidenta, respecto a varias causas abiertas por corrupción durante su mandato entre 2007 y 2015.

Los manifestantes se reunieron frente al Palacio de los Tribunales, en la capital argentina, respaldados por el Gobierno de Alberto Fernández, acusaron a los magistrados de construir casos, inventar pruebas y pagar por testimonios falsos contra líderes de la oposición.

Por su parte, la oposición mantiene una postura completamente distinta y asegura que se trataba de una marcha golpista para justificar los casos abiertos por corrupción contra Kirchner.

“La convocatoria a una marcha contra el Supremo es un hecho de enorme gravedad institucional que repudio absolutamente. Espero que el Gobierno Nacional corrija el rumbo, garantice la división de poderes y siga los caminos que marca la Constitución”, declaró el jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, tal y como recoge el medio local ‘La Nación’.

El juez argentino Juan Ramos Padilla, quien fue uno de los protagonistas de la movilización, dijo en un escenario frente al Palacio de Tribunales, que “algunos les dicen supremos”, aunque él les dice “atorrantes”.

“Cuando el pueblo está unido no lo pueden vencer. Yo les pregunto qué les pasa a los jueces que van a comer con los empresarios a los restaurantes más caros. ¿Cuándo van a comer con el pueblo? ¿Cuándo van a comer con Milagro Sala? ¿Cuándo se van a ocupar de los héroes de Malvinas?”, agregó Ramos.

Esta marcha que ha partido de Obelisco y ha terminado en el Palacio de Tribunal se da en el marco de los cruces entre la oposición y el sector judicial por la intención de Alberto Fernández de reformar el Poder Judicial.

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, advirtió a mediados de enero de que en los últimos años “se ha degradado la credibilidad” del Tribunal Supremo argentino debido a “un problema de funcionamiento muy serio”, según recogió el diario ‘Clarín’.

Así, apuntó que con la reforma del ente en el año 2003, impulsada por el presidente Néstor Kirchner, no se buscaba que los jueces fueran “afines” al Gobierno. Sin embargo, con los nombramientos del siguiente mandatario, Mauricio Macri, “empezó a degradarse la credibilidad”.