Alemania reelige a Frank-Walter Steinmeier como su presidente

La Asamblea Federal lo ha nombrado para los próximos cinco anos con una amplia mayoría

El reelegido presidente alemán Frank-Walter Steinmeier es felicitado por su esposa Elke Buedenbender , a la izquierda, durante la Asamblea Federal alemana que se reunió para elegir al presidente del país en Berlín, Alemania
El reelegido presidente alemán Frank-Walter Steinmeier es felicitado por su esposa Elke Buedenbender , a la izquierda, durante la Asamblea Federal alemana que se reunió para elegir al presidente del país en Berlín, Alemania FOTO: Michael Sohn AP

Maestra de ceremonias fue la política del partido socialdemócrata Bärbel Bas este domingo en Berlín durante la reelección del Presidente alemán. Bas realizó un discurso anterior a la votación en el que nombró algunos de los retos a que se enfrenta el país y Europa en estos momentos. Bas aprovechó la ocasión para pedir una solución pacífica al conflicto con Rusia: “Todas las guerras solo conocen perdedores”, dijo, y recibió un gran aplauso de los cientos de delegados de la Asamblea Federal.

Frank-Walter Steinmeier repite como presidente para el próximo lusto. La Asamblea Federal lo elegía este domingo con 1045 votos de los 1472 posibles. Entre los partidos que componen la coalición del semáforo gobernante, el socialdemócrata SPD, los verdes de Die Grüne y el partido liberal FDP había consenso de que el político, que fue jefe de cancillería con el canciller socialdmócrata Gerhard Schröder en los ´90 era la persona más adecuada para el puesto. También los cristianodemócratas de CDU y CSU lo habían nominado. En los gobiernos de la canciller Angela Merkel Steinmeier fue Ministro de Exteriores y Vicecanciller. Debido a la pandemia, la votación no tuvo lugar en la sala de plenos del Reichstag, sino en un espacioso edificio colindante que pertenece a las dependencias del parlamento llamado Casa Paul-Löbe, político socialdemócrata que fue Presidente del Reichstag durante la República de Weimar y que fue encarcelado y deportado a un campo de concentración durante el nazismo.

Steinmeier era el favorito, pero hubo tres candidatos más a la elección a presidente. El partido de la izqiuerda Die Linke presentó a un médico independiente llamado Gerhard Taubert que recibió 96 votos e hizo mención en su candidatura a la desigualdad y pobreza crecientes en el país. Los ultranacionalistas de Alternativa para Alemania (AfD) propusieron a un político de la CDU llamado Max Otte. Éste, economista y autor, era hasta su dimisión el pasado 30 de enero el Presidente de la asociación conservadora cristianodemócrata Werteunion (Unión de Valores). Otte recibió 140 votos. La CDU ha iniciado un proceso interno para expulsarlo del partido por haberse dejado proponer como Presidente por la AfD, ya que el partido rechaza cualquier tipo de colaboración con dicha formación política. El partido liberal conservador Freie Wähler (Electores Libres), que no tiene diputados en el Bundestag pero sí en algunos parlamentos regionales propuso a la única mujer candidata, la física Stefanie Gebauer, por la que votaron 58 delegados.

La Asamblea Federal se compone de los miembros del Bundestag, pero también de otros políticos regionales y personalidades de la vida pública invitados por éstos. Una de los delegados fue la canciller Angela Merkel, que acudió a una cita pública que era la primera que atendía desde que entregase el puesto al canciller Olaf Scholz el pasado 8 de diciembre y recibió un largo aplauso de los presentes. Scholz felicitó a Steinmeier y le dijo que “son tiempos difíciles estos en los que nos encontramos y en ellos es necesaria una orientación”. Esta tarea estaría en buenas manos con el antiguo y nuevo Presidente “que está en el momento adecuado, en el sitio adecuado”. También el jefe de la CDU Friedrich Merz apoyó en una declaración a Steinmeier y aseguró que su discurso fue “el más político que ha llevado a cabo un Presidente en su nominación hasta ahora”. El jefe de la CSU y Ministro-Presidente de Baviera Markus Söder expresó su confianza en Steinmeier ante la televisión pública ARD tras la elección y aseguró que será muy positiva “su experiencia en estos tiempos tan raros de noticias falsas”.

El presidente alemán Frank-Walter Steinmeier (C) se enfrenta a los asambleístas que le aclaman tras su reelección durante la Asamblea Federal
El presidente alemán Frank-Walter Steinmeier (C) se enfrenta a los asambleístas que le aclaman tras su reelección durante la Asamblea Federal FOTO: Omer Messinger / POOL EFE

Tras la elección, Steinmeier aceptó el encargo y dio un discurso en el que aseguró que “la pandemia ha dejado unas heridas muy profundas en nuestra sociedad y quiero ayudar a sanarlas”. El Presidente ha comenzado desde hace unos meses una serie de diálogos públicos con los más diversos sectores sociales, que se retransmiten por vídeo en directo. En ellos hubo personas descontentas con el quehacer de los gobiernos en la pandemia, algo que no asusta a Steinmeier, ahora bien, el Presidente aseguró que hay “líneas rojas” y que éstas son “el odio y la violencia”. Asimismo dirigió unas palabras al candidato de Die Linke, el médico Trabert, al que aseguró que el país le debe respeto y que tratará de hacer frente a los problemas que éste había puesto de manifiesto sobre “los más pobres y vulnerables”.

El Presidente viajará esta semana a Letonia, a donde el ejército alemán va a enviar este lunes soldados de refuerzo a la OTAN. Steinmeier se dirigió en su discurso al Presidente ruso Vladimir Putin y le avisó de que “no desestime el poder de la democracia”. Alemania quiere “unas relaciones vecinales pacíficas con respeto mutuo”. Y apeló a Putin: “quite la serpiente del cuello a Ucrania y busque con nosotros un camino que garantice la paz en Europa”.