Así es el CheckMate, el nuevo caza furtivo ruso de quinta generación que rivaliza con el F-35

El nuevo avión de combate, fabricado por Sukhoi, del conglomerado industrial ruso Rostec, hará su vuelo inaugural en 2023

De momento no ha habido enfrentamiento en los cielos de Ucrania entre aviones rusos y norteamericanos. La aviación ucraniana, que apenas ha tenido opciones frente a su invasor, solo posee aviones de combate de fabricación rusa, la mayoría de ellos de la época soviética, Mig y Sukhoi. Aun así la industria militar rusa lleva años preparándose para enfrentarse a los aparatos de Estados Unidos y el objetivo es el F-35, quizás el mejor caza del mundo junto al J-20 de China, un avión de quinta generación conocido en clave como Poderoso Dragon.

Hasta ahora el mayor oponente ruso al F-35 es el Sukhoi Su-35, una versión muy modificada del caza Su-27. Se trata de un avión de generación 4++, aunque en muchos casos emplea tecnologías de la quinta generación. Sin embargo, faltaba un competidor directo y ese será el llamado “Checkmate”, presentado el pasado mes de noviembre y, en este caso sí, un avión de combate de Sukhoi de quinta generación. Su “puesta de largo” oficial tuvo lugar en el Salón Internacional de Aviación y Espacio MAKS-2021 de Moscú, y al acto asistió el mismísimo presidente de Rusia. Vladimir Putin. El nuevo caza podría denominarse Sukhoi Su-75 “CheckMate”.

Está diseñado para volar con un alcance de hasta 3.000 km, transportar una carga útil de hasta 7.400 kg (16.314 lb) y alcanzar velocidades de hasta Mach 2. También contará con una bahía de armas interna con 5 misiles y un cañón automático. El SU-75 posee el sistema MATROSHKA de control de sistema de vuelo, además del nuevo sistema HIBINY-M e HIMALAYA-M ambos modernizados en el año 2019 en seguridad de radar, electromagnética y de telecomunicaciones. También está prevista una versión naval específica para distintos escenarios de combate.

Prototipo del nuevo caza ruso Checkmate en la feria MAKS
Prototipo del nuevo caza ruso Checkmate en la feria MAKS FOTO: ALEXEI NIKOLSKY/SPUTNIK /KREMLIN EFE

Sus fabricantes dijeron que el prototipo realizará su vuelo inaugural en 2023 y que las entregas podrían comenzar después de 2026. Sin embargo, la invasión de Ucrania podría acelerar los planes pues no sería de extrañar que Putin quiera tenerlo listo antes, por si la situación se complica y necesita aumentar su capacidad aérea.

El nuevo avión es más pequeño que el último caza furtivo bimotor Su-57 de Rusia, también construido por Sukhoi, y solo tiene un motor. Aún no ha recibido un nombre oficial y no se han dado detalles sobre sus características y perspectivas de producción.

La corporación estatal rusa Rostec, que incluye a Sukhoi y otros fabricantes de aviones, ha anunciado el nuevo avión con la etiqueta Checkmate, aparentemente con la intención de subrayar sus características superiores.

Este aparato pertenece a la quinta generación de aviones de combate, una definición que asume características de sigilo y la capacidad de navegar a velocidad supersónica. Rostec también anunció que el nuevo diseño incluye funciones de inteligencia artificial para ayudar al piloto y otras tecnologías innovadoras. Enfatizó que ha sido diseñado para reducir los costos de servicio y podría adaptarse fácilmente a las diferentes necesidades de los clientes.

El futuro avión de combate ruso parece destinado a competir con el caza estadounidense F-35 Lightning II, que entró en servicio en 2015 y podría ser muy superior al Eurofighter Typhoon, que nutre los ejércitos del Aire de varios países europeos como España, Francia, Italia, Reino Unido o Alemania, y que supone una nueva generación de aviones de combate multiusos que está entre los mejores del mundo, pero quizás un peldaño por debajo del F-35 y del nuevo caza ruso. El Eurofighter Typhoon hizo su debut en combate en 2011 para misiones de reconocimiento y ataque en tierra en Libia por parte de la Royal Air Force (RAF) y la Fuerza Aérea Italiana..

Putin durante la inauguración de la feria aérea MAKS 2021
Putin durante la inauguración de la feria aérea MAKS 2021 FOTO: SPUTNIK via REUTERS

El Kremlin ha hecho de la modernización de los arsenales del país una prioridad clave en medio de las tensiones con Occidente que siguieron a la anexión de Moscú en 2014 de la península de Crimea en Ucrania y reafirmada ahora con la invasión de este país. También ha alentado fuertemente el desarrollo de nuevos aviones de pasajeros destinados a competir con aviones construidos por Boeing y Airbus que actualmente representan la mayor parte de las flotas de los transportistas rusos.

Esos programas han sufrido retrasos en medio de sanciones occidentales que obstaculizaron las importaciones de motores occidentales y otros componentes clave, pero Rusia ha logrado fabricar un nuevo motor para el nuevo avión de pasajeros MS-21 que también se exhibió en la feria de Zhukovsky, aunque es posible que las nuevas sanciones echen al traste muchos de estos planes.

“Los aviones de combate de clase ligera tienen más demanda en el mundo que los de clase pesada; son más baratos y más adecuados para estados que no tienen grandes territorios”, dijo Putin. En 2011, Rusia utilizó el salón aéreo MAKS para presentar el caza Sukhoi Su-57. United Aircraft Corporation, que es parte de Rostec, es propietaria del fabricante de aviones Sukhoi que se remonta a la era soviética.

Принципиально новый военный самолет ОАК на МАКС-2021