Deportes

Abramovich, asediado por las sanciones en Europa, “huye” a Rusia en su jet privado

El supermillonario ruso y aún dueño del Chelsea está en el punto de mira por las sanciones europeas

Roman Abramovich en el aeropuerto de Israel antes de regresar a Moscú
Roman Abramovich en el aeropuerto de Israel antes de regresar a Moscú FOTO: STRINGER REUTERS

Asedio por tierra, mar y aire al oligarca ruso Roman Abramovich, señalado por su cercanía a Vladimir Putin. Las sanciones en Reino Unido y la Unión Europea contra el magnate ruso le han empujado de vuelta a su país natal desde Europa, donde residía a caballo entre Londres es Israel. El todavía dueño del Chelsea, que está muy afectado por las sanciones del Gobierno británico (que le ha congelado activos por valor de 15.000 millones de libras esterlinas), aterrizó este martes en Moscú tras haber sido visto, aparentemente, en un aeropuerto israelí, según informan varios medios británicos.

El propietario del Chelsea, que tiene ciudadanía israelí y portuguesa, fue fotografiado anoche mientras esperaba en una sala VIP del aeropuerto israelí Ben Gurion, llevando una mascarilla. Todos los indicios apuntan a que después se embarcó luego en un avión de su propiedad (Gulfstream G650ER) que partió hacia Moscú, haciendo una breve parada en Turquía, según datos del portal de rutas aéreas Flightradar24.

Además de la fotografía en la que se le ve esperando en el aeropuerto, también circula un vídeo en el que aparentemente se le ve en ese aeródromo, quitándose la chaqueta, sin embargo no hay documentos gráficos que corroboren que el oligarca embarcó en el avión.

Abramovich es uno de los oligarcas rusos que han sido hasta la fecha sancionados por sus vínculos estrechos con Putin a raíz de la invasión rusa a Ucrania. El Gobierno británico argumenta que las sanciones a Abramovich, impuestas la pasada semana, se deben a la “estrecha relación durante décadas” del magnate con el presidente ruso. El pasado sábado, la Premier League anunció la destitución del magnate ruso como dueño del Chelsea e incluso algunas de sus propiedades ya han sido incautadas por el gobierno británico. Michael Gove, diputado británico, ha propuesto que las lujosas casas de los rusos más adinerados puedan ser utilizadas para acoger a refugiados ucranianos, una medida que de aprobarse afectaría de lleno al empresario ruso.

Uno de los yates de Roman Abramovich en el puerto de Barcelona
Uno de los yates de Roman Abramovich en el puerto de Barcelona FOTO: La Razón (Custom Credit)

Abramovich ha sido visto en varias ocasiones en Israel, donde tiene varias propiedades. Esta mañana, el ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Yair Lapid, dijo que las autoridades financieras, bancarias y de aviación del país estaban investigando el problema de los oligarcas rusos en el país. En una declaración hecha durante una visita a Eslovaquia, que limita con Ucrania, dijo: “Israel no será una ruta para eludir las sanciones impuestas a Rusia por Estados Unidos y otros países occidentales”. Abramovich tenía la nacionalidad israelí desde 2018.

En virtud de las sanciones, Abramovich tendrá sus activos congelados, se le prohibirá efectuar transacciones con negocios y particulares británicos y se le prohibirá la entrada al Reino Unido, aunque él ha negado mantener vínculos cercanos con Putin.

El yate de Abramovich
El yate de Abramovich

Los dos súper yates del oligarca, My Solaris y Eclipse, también podrían estar en camino a Israel, según informa la prensa británica. De acuerdo a la web MarineTraffic, My Solaris está actualmente atracado en un puerto de Montenegro, tras partir de Barcelona la semana pasada; mientras que Eclipse navega actualmente frente a la costa de España en el Mediterráneo.