Europa

Abramovich y varios negociadores de paz ucranianos han sido envenenados, según el “Wall Street Journal”

El oligarca ruso y varios negociadores de Ucrania sufrieron síntomas como ojos rojos, lagrimeo constante y doloroso, y descamación de la piel en sus caras y manos

El propietario ruso del Chelsea, Roman Abramovich, aplaude a sus jugadores tras vencer al Arsenal, en una foto de archivo
El propietario ruso del Chelsea, Roman Abramovich, aplaude a sus jugadores tras vencer al Arsenal, en una foto de archivo FOTO: Alastair Grant AP

Las negociadores entre Rusia y Ucrania han sufrido un giro inesperado. Cuando parecía que el acercamiento entre ambas posturas podría hacerles alcanzar algún tipo de acuerdo, el equipo que forma parte de las conversaciones denunciaba sufrir síntomas de envenenamiento tras su último encuentro en la capital ucraniana.

Tanto una de las personas más cercanas a Vladimir Putin, Roman Abramovich, como otros miembros de la contraparte ucraniana presentes en las negociaciones presenciales para acercar ambos lados del conflicto, denunciaron este martes sufrir síntomas claros de haber sido sometidos a algún tipo de envenenamiento, según información dada a conocer por diversos rotativos estadounidenses como Wall Street Journal.

Después de la reunión mantenida en Kiev y de haber viajado previamente a Moscú, Lviv y otros lugares seleccionados para establecer dichas conversaciones de negociación, Abramovich y el resto de los presentes en la comitiva negociadora denunciaron sufrir síntomas que les provocaron los ojos rojos, un doloroso lagrimeo constante y descamación en la piel de la cara y las manos.

Tanto el oligarca ruso, Roman Abramovich, como el resto de los presentes en las reuniones, miembros de alto nivel del Gobierno de Ucrania, padecieron síntomas similares tras el encuentro. Los perjudicados por el supuesto envenenamiento, una extendida práctica rusa durante siglos de historia, han participado en varias reuniones durante los últimos días que multiplican las opciones de posibles escenarios de ataque.

El ex gobernador de Chukotka (lejano Este de Rusia), conocido en la actualidad por ser el dueño del Chelsea, equipo de futbol de la liga profesional de Inglaterra, es uno de los siete oligarcas rusos del círculo más cercano de Vladimir Putin sancionados por el Reino Unido como consecuencia de la invasión de Rusia en Ucrania. Entre sus responsabilidades como parte negociadora de esta última ronda de encuentros, Abramovich le entregó al presidente ruso una carta escrita a mano por su homólogo ucraniano, Volodímir Zelensky.

Entre los culpables de los supuestos envenenamientos podrían estar los intransigentes rusos, que los expertos aseguran tendrían como finalidad sabotear las conversaciones de acercamiento de posturas entre Rusia y Ucrania para evitar el fin del enfrentamiento bélico, entendido por algunos como una derrota para el Kremlin y para el propio Putin. “Dile que los aplastaré”, asegura el medio inglés The Times que respondió el presidente ruso como respuesta a los termino de su homólogo ucraniano para poner fin a la guerra.

Mientras tanto, Occidente sigue incrementando sus esfuerzos por mostrar unión y fuerza ante las adversidades del Este tras intensas semanas de guerra. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y sus aliados europeos prometieron anunciar una nueva ronda de sanciones contra Rusia, así como facilitar a Ucrania más armamento para defenderse e incrementar la ayuda humanitaria por la gravedad de la situación.