Estado Islámico atenta por primera vez contra soldados israelíes en Israel

La banda yihadista había amenazado en repetidas ocasiones con extender sus crímenes contra en estado judío

El Estado Islámico, después de múltiples amenazas, ha llevado sus atentados contra las fuerzas armadas y de seguridad de Israel. A través de su agencia Amaq, anuncia que dos miembros “de las fuerzas judías” fueron asesinados y otros 10 resultaron heridos en “un ataque de inmersión” realizado por dos terroristas de la banda en Israel.

“Los dos combatientes del Estado Islámico lograron en la noche del domingo llegar a Herbert Samuel Street, en la ciudad de Hadera, en Israel, y comenzaron a disparar contra una fuerza de la policía judía, causando la muerte de dos de sus miembros. Los incursores, Ayman y Khaled Igbariya, continuaron enfrentándose con las fuerzas judías en el lugar, por lo que unos 10 miembros más resultaron heridos, antes de morir en el lugar del ataque. La operación se produjo días después de otra operación realizada por Mohammed Abu Al-Qia’an cerca de un centro comercial en el centro de la ciudad de Beersheba”.

También anuncia que, con anterioridad a los crímenes, Ayman y Khaled Igbariya habían jurado lealtad al nuevo “califa” Abu Al-Hassan Al-Hashemi Al-Qurashi.

Tras estos ataques. las fuerzas de seguridad israelíes están en alerta. El primer ministro, Naftali Benet, instó a la necesidad de “adaptarse rápidamente a la nueva amenaza”. “Apelo a los ciudadanos a seguir atentos. Juntos también seremos capaces de derrotar a este enemigo”, dijo el jefe de Gobierno, que aseguró a su vez que este “segundo ataque de partidarios” del Estado Islámico (EI) en Israel en menos de una semana “requiere que las fuerzas de seguridad se adapten con rapidez a la nueva amenaza”.

Los atacantes, según medios locales, eran dos primos de la ciudad árabe-israelí de Um al Fahem, fallecieron tras ser abatidos por las fuerzas de seguridad en el lugar del incidente.

Es la primera vez que el Estado Islámico atenta en Israel. En 2017 asumió la autoría del lanzamiento de un cohete desde el Sinaí egipcio sin causar víctimas y se atribuyó un ataque que causó la muerte de un policía en Jerusalén, pero el Ejército israelí cuestionó entonces su responsabilidad en los hechos.

Ya en 2015, poco después de la fundación de la organización terrorista, el entonces “califa” Abu bark Baghdadi, dijo en un discurso que “Pronto, muy pronto con el permiso de Alá, escucharéis los pasos de los moujahidines (terroristas yihadistas). Día a día, nos estamos acercando a vosotros. Judíos, no nos hemos olvidado de vosotros”. “Palestina no será vuestra tierra o casa sino vuestro cementerio. Nunca tendréis calma. Alá os reunió en Palestina para que los musulmanes os matemos”. “Actuaremos para matar judíos y liberar Palestina. Sí, Palestina, que los judíos pensaron que nos habíamos olvidado. Judíos, no nos hemos olvidado de Palestina en ningún momento y gracias a Alá no lo haremos”.

Con posterioridad, el propio Baghdadi y los portavoces de la organización terrorista incluyeron amenazas contra Israel, en un afán de captar la atención de los palestinos y que se sumaran al “califato”.