Economía

España y Portugal proponen a Bruselas limitar el precio del gas a 30 €/MWh para forzar la bajada del recibo de la luz

Ribera ha destacado que el Gobierno de España se considera “imprescindible intervenir” para paliar el coste de la luz y ha agradecido “el entendimiento” del resto de los líderes europeos con la excepción ibérica.

Los gobiernos de España y Portugal han presentado una propuesta preliminar a la Comisión Europea que establece un precio de referencia para el gas de 30 euros el megavatio (MWh) con el fin de abaratar el precio de la electricidad.

Así lo ha confirmado la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, durante su visita a la comarca de El Bierzo (León), donde ha presentado el proyecto ‘La Térmica Cultural’ en las instalaciones de la central térmica de Compostilla I.

Ribera ha dejado claro que se trata de una propuesta conjunta formulada por ambos gobiernos y sujeta a la negociación con las autoridades europeas.

Según la ministra, España y Portugal están trabajando con la Comisión Europea en las “líneas maestras” de esta propuesta conjunta, que pasaría por establecer un sistema de “doble casación”.

Por un lado, ha explicado que habría una primera “casación de frontera”, para que las exportaciones de electricidad a otros países sean retribuidas al precio que correspondería en ausencia de un mecanismo de ajuste, y una segunda casación, en la que ya se introduce dicho ajuste, y el pago por encima del costo del gas se asignaría automáticamente a ese margen de tecnologías más baratas hasta el precio al que ha sido retribuido el gas.

En este punto, ha indicado que lo que han hecho los gobiernos de España y Portugal es hacer la propuesta del precio “más barato” al que debería haber dicho ajuste, que son 30 euros, según ha confirmado la propia ministra.

De esta forma, ha augurado que el precio de la luz se limitará “en tres o cuatro semanas”, por lo que ha señalado que “hay que ser pacientes” porque es necesario que en este tiempo “se asiente bien” la propuesta conjunta y que las “preocupaciones técnicas de buen funcionamiento que pueden existir están bien reflejadas”.

Ribera ha destacado que desde el Gobierno de España se considera “imprescindible intervenir” para paliar el coste de la luz y ha agradecido “el entendimiento” del resto de los líderes europeos con la excepción ibérica.

Para Ribera, el precio de la electricidad está “absolutamente fuera de cualquier patrón ordinario o previsible” desde el verano de 2021, cuando comenzaron las tensiones por el abastecimiento de gas de Rusia hacia Europa, lo que explica que tanto el precio de 2021 como el que va de 2022 están “muy por encima” de cualquier dato histórico.

Calviño: “Es el mínimo como posición de partida”

Por su parte, la vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha dicho que la propuesta “es el mínimo que se puede plantear como una posición de partida”.

En su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos de la Cámara Baja, la vicepresidenta primera ha señalado que ambos gobiernos deben negociar ahora con la Comisión Europea para contar con una autorización que espera que llegue “cuanto antes” con el fin de “desacoplar” los precios del gas de la evolución del precio de la electricidad.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció el lunes que esta misma semana España y Portugal presentarían a Bruselas una medida “excepcional y temporal” para fijar un precio de referencia del gas, tras lograr en el Consejo Europeo del viernes una ‘excepción ibérica’ que permita abaratar los precios de la electricidad en ambos países.

Sánchez subrayó que esta medida “no supone subvencionar el gas, no rompe los incentivos para las renovables ni los flujos eléctricos entre países” y permitirá a España y Portugal “rebajar significativamente los precios de la electricidad de forma inmediata” y sin “distorsionar” el mercado de la electricidad de europa.

“Tengo el convenio de que la aprobación por parte de la Comisión Europea se va a producir en un muy breve plazo de tiempo y al día siguiente será aprobado en el Boletín Oficial del Estado con efectos inmediatos en las facturas de la luz de los ciudadanos” , subrayó.

Sánchez también explicó este miércoles en el Congreso de los Diputados que el coste de esta medida sería asumido por el propio sistema energético, es decir, que no conllevará ni subvenciones ni ayudas públicas.

Un 92,5% más caro que en 2021

La Asociación de Empresas de Gran Consumo de Energía (Aege) estima que el precio medio del mercado mayorista de electricidad (el ‘pool’) será este año un 92,5% más caro que en 2021, unos cálculos en los que no se incluye la propuesta preliminar planteada a la Comisión Europea por los gobiernos de España y Portugal para topar al gas a 30 euros el megavatio (MWh).

De este modo, tomando en consideración la evolución del mercado diario en 2022 y las cotizaciones de los precios futuros hasta fin de año, el precio medio estimado por Aege para el mercado mayorista eléctrico español este año es de 214,50 euros/MWh, un 92,5% mayor que el de 2021, que fue de 111,93 euros y, hasta el momento, el más caro de la historia.

Los cálculos de la asociación, detallados en su ‘Barómetro energético’, también apuntan que, bajo esas premisas, el ‘pool’ español será un 9,5% más barato que el mercado alemán y un 25,9% menor al francés.

Por otro lado, a pesar de que en los tres primeros meses del año los precios eléctricos de los mercados alemán y francés han sido superiores a los del español, Aege subraya que para la industria electrointensiva nacional, “considerando las medidas aprobadas en su Estatuto” , se estima un precio a fin de año de 224,84 euros/MWh, “más del doble que el precio francés” (109,68 euros/MWh) y 16 euros/MWh más que el alemán (208,48 euros/MWh ).

El barómetro de la asociación se realizó con la información disponible hasta el 30 de marzo, es decir, antes de hacerse público el envío de la propuesta preliminar a la Comisión Europea por parte de los gobiernos de España y Portugal y la cual todavía debe ser evaluada .

De aprobarse, esta medida repercutiría en los precios del ‘pool’ debido a su impacto, entre otras cuestiones, en las ofertas de venta que realizan a diario en el mercado mayorista las centrales de ciclo combinado, que generan electricidad con gas.

El envío de la propuesta ha sido confirmado por la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, durante su visita a la comarca de El Bierzo (León), donde ha presentado el proyecto ‘La Térmica Cultural’ en las instalaciones de la central Térmica de Compostilla I.

Ribera ha dejado claro que se trata de una propuesta conjunta formulada por ambos gobiernos y sujeta a la negociación con las autoridades europeas.