Javelin, el misil portátil que usa Ucrania para pulverizar tanques rusos

Estados Unidos aprueba el envío de armas por valor de cien millones de dólares, entre ellas sistemas antimisiles y antitanques

Lanzamiento de un misil portátil antitanque Javelin por parte de soldados ucranianos
Lanzamiento de un misil portátil antitanque Javelin por parte de soldados ucranianos FOTO: UKRAINIAN JOINT FORCES OPERATION via REUTERS

Estados Unidos sigue aprobando más dinero para Ucrania y la compra de armamento por parte del gobierno de Volodimyr Zelenski. Washington ha dado luz verde a un nuevo paquete de 100 millones de dólares en ayuda militar para detener la ofensiva militar rusa. La ayuda irá destinada a la venta de misiles antitanque Javelin, misiles antiaéreos Stingers y vehículos aéreos no tripulados.

De todo este material destaca el misil FGM-148 Javelin, que entró en servicio por primera vez en 1994. En la guerra de Ucrania se ha convertido en el arma estrella de las fuerzas locales, con el que han conseguido destruir decenas de tanques y carros blindados. El Javelin es un dispositivo portátil que se lanza desde el hombro y que utiliza un sistema infrarrojo de imágenes para detectar y destruir tanques, fortificaciones e incluso helicópteros a distancias de hasta 4.750 metros.

Su funcionamiento es aparentemente sencillo. Cuando se detecta el tanque enemigo se inicia la secuencia de lanzamiento con la activación de un pequeño motor que expulsa el misil fuera del tubo. A diferencia de otros misiles más antiguos como el Dragon, el Javelin tiene dos modos de ataque, tal y como explica el experto militar Kyle Mizokami. “El primer modo es el ataque directo, donde el misil vuela directamente hacia el tanque enemigo. El misil no tiene una, sino dos ojivas: la primera para activar las placas de blindaje reactivo, neutralizándolas, y la segunda para penetrar el cinturón de blindaje principal del tanque. Un segundo modo envía el Javelin a una altitud de 150 metros hacia el cielo antes de iniciar el descenso para impactar en la parte superior del tanque, donde la protección de la armadura es más delgada”.

Javelin Missile Firing

El misil es totalmente autónomo y se utiliza con un sistema que permite que el soldado se desplace a una nueva posición de lanzamiento mientras el misil está en el aire. La efectividad es letal y basta con un solo impacto para destruir al tanque.

Esta es la sexta autorización de EEUU para el envío de misiles antitanque procedente de los inventarios del Departamento de Defensa desde agosto de 2021, y se añade a los 300 millones de dólares en asistencia militar anunciados este 1 de abril. “El mundo está conmocionado y horrorizado por las atrocidades cometidas por las fuerzas rusas en Bucha y en toda Ucrania. Las fuerzas ucranianas continúan defendiendo valientemente su país y su libertad, y Estados Unidos, junto con nuestros aliados y socios, se mantienen firmes en apoyo de la soberanía y la integridad territorial de Ucrania”, ha dicho Antony Blinken, secretario de Estado de EEUU, tal y como recoge un comunicado.