Los últimos del asedio a Mariupol

Ucrania reclama más armas para protegerse mientras evacua a los residentes y resiste la presión rusa en el este del país

Un soldado ucraniano en Kiev
Un soldado ucraniano en Kiev FOTO: Rodrigo Abd AP

Fue otro día ansioso en Ucrania como, ya que el bando prorruso aseguro que los principales combates habian terminado en el centro de Mariupol, sometida a un asedio por parte de las tropas rusas desde hace 40 días. La popular cuenta de Twitter de uno de los combatientes de Azov también se silenció después de que dijo que el bombardeo se estaba volviendo insoportable. Sin embargo, el Ministerio de Defensa de Ucrania aseguró que la ciudad permanecía bajo el control de Ucrania y que los combates callejeros continuaban. La cuenta del regimiento ucraniano Azov en Telegram también publicó un nuevo video de un vehículo ucraniano supuestamente destruyendo dos tanques rusos.

Cada día unos mil residentes logran huir en sus automóviles privados y con la ayuda de voluntarios desde esta ciudad portuaria ucraniana a orillas del mar de Azov. Si bien Ucrania y Rusia, así como numerosos mediadores, no han podido ponerse de acuerdo sobre los corredores verdes, decenas de voluntarios han arriesgado sus vidas y propiedades para ayudar a miles de personas a abandonar la ciudad. Uno de ellos, Myjaylo Puryshev, dijo a un periódico local que la situación se ha deteriorado rápidamente con 23 conductores desaparecidos. Dice que los rusos ahora están bloqueando la ayuda humanitaria del lado ucraniano y están dando algo de comida a los residentes locales para ganar su lealtad. Segun el alcalde, Vadym Boichenko, unos 5.000 civiles podrían haber muerto en la ciudad asediada.

La situación en las regiones de Lugansk y Donetsk es cada día más difícil, ya que sus ciudades y pueblos sufren continuos bombardeos. Según el gobernador Sergiy Gaidai, los municipios de Zolote y Girske están siendo aniquilados por la artillería rusa y todos los hospitales de la región han sido dañados. La gente de algunas localidades como Popasna no pudo ser evacuada ayer por el alto riesgo de la operación. Sin embargo, los intentos rusos de avanzar siguen estancados en gran medida con la pérdida de seis tanques en combate durante el último día. Es probable que las tropas rusas más al norte continúen con sus intentos de capturar Slovyansk y luego traten de rodear al ejército ucraniano en la región de Donbás.

Vita Tkachenko es de Slovyansk. Ahora está en Lituania. Dice a La Razon que solo algunos edificios de la ciudad han resultado dañados, pero la población está aterrorizada. Aun así muchos han sido reacios a abandonar la ciudad. “No quieren volver a convertirse en refugiados. Algunos ya tuvieron que huir de la guerra en Donetsk en 2014 y han construido su nueva vida aquí”. Sus padres también se han quedado. “Es difícil huir de tu hogar, sobre todo cuando tienes más de 60 años. Mi papá tiene dificultad para caminar, mi mamá lo cuida, no tienen coche. Todavía creen que todo saldrá bien”. Vita dice que tampoco se iría, si no fuera por los niños. Todos extrañan su hogar y sus amigos. Sin embargo, dice que “no es seguro en ningún lugar de Ucrania, nadie sabe dónde atacará Putin la proxima vez”.

El periodista Oleksiy Kovalyov permaneció en Severodonetsk hasta el viernes pasado. Nunca fue a un refugio antiaéreo en el sótano. Continuó haciendo su trabajo de periodista y vio cómo los proyectiles golpeaban los edificios a su alrededor todo el día y toda la noche. “Los últimos dos días antes de irme fueron insoportables, fue una completa mierda”. Todos los servicios de la ciudad, como la policía, los bomberos y las ambulancias siguen haciendo su trabajo, así como el ejército ucraniano que repele los ataques rusos y de los militares de autoproclamadas republicas populares en el triángulo de Rubizhne, Severodonetsk y Lysychansk. Sin embargo, gran parte de la ciudad permanece sin luz ni gas.

Los esfuerzos de evacuación están en curso. Si bien algunas de las personas se han ido, dijo que muchos en realidad esperan que lleguen los rusos. “Ven cómo un proyectil ruso termina en el techo de su casa, pero aún afirman que es el ejército ucraniano quien los bombardea”. No es la primera vez que tiene que dejar su hogar. En 2014, tuvo que abandonar Lugansk después de que los rusos iniciaran la guerra en Donbas. Espera volver pronto. Esta vez, junto con el ejército ucraniano.

Combates

La región de Jerson también ha visto muchos combates con vecinos que intentan desesperadamente huir de las localidades situadas en el epicentro de la guerra. Ucrania ha anunciado 10 rutas de evacuación para hoy y ninguna está disponible para los residentes de Jerson.

La ciudad de Jarkiv fue bombardeada 50 veces por la noche; mientras, 15.000 personas ya habían sido evacuadas de Barvinkove y Lozova. Varios misiles rusos que apuntaban a Poltava y Zaporiyia han sido interceptados por la defensa aérea ucraniana. Por su parte, el Ministerio de Defensa de Rusia afirma que ha destruido cuatro depósitos de gasolina en Ucrania, incluidos Mykolaiv y Jarkiv.

Mientras tanto, van saliendo a la luz casos de soldados rusos que se niegan a luchar en Ucrania. En este sentido, el medio independiente Meduza informa sobre unos 60 soldados de la ciudad de Pskov, 80 marines de Crimea y 300 soldados de Osetia del Sur. La mayoría de los soldados de Pskov están siendo despedidos, mientras que algunos de ellos enfrentan procesos penales. El ejército ucraniano asegura que muchos otros soldados rusos sufren de baja moral.

La documentación de las atrocidades en las áreas liberadas aún está en curso. El alcalde de Irpin, Oleksandr Merkushyn, dijo que muchas familias fueron segregadas por las tropas rusas. Algunos hombres fueron asesinados a tiros y sus cuerpos, atropellados por tanques. Hasta ahora, solo se ha limpiado una quinta parte de la ciaudad. El proceso es lento ya que la zona está llena de artefactos explosivos sin detonar y granadas y minas dejadas deliberadamente por las tropas rusas.

En Bucha, sólo han quedado alrededor de 3.700 vecinos de las más de 50 mil personas que vivieron alli antes de la invasion. Su alcalde dice que aproximadamente el 90% de las 320 personas asesinadas allí murieron por disparos y no por fragmentos de bombas. Todos los días se descubren nuevos cuerpos en tumbas improvisadas. Según la Fiscalía General de la Nación, cerca de 4.900 crímenes cometidos por las tropas rusas están siendo investigados en este momento.

Según Der Spiegel, la inteligencia alemana ha interceptado llamadas entre las tropas rusas en las que hablan de haber matado civiles en Bucha. Las llamadas confirman el carácter masivo de los asesinatos, algunos de ellos supuestamente cometidos por los mercenarios del Grupo Wagner, famoso por la crueldad que mostró contra la población local en Siria y África Central.

Mientras tanto, el Senado de EEUU votó a favor de la Ley de Defensa de la Democracia de 2022, que permitiría a Washington activar un programa de suministros de equipamiento vital para Ucrania, similar al que ayudó a los Aliados, incluida la Unión Soviética, a derrotar a los nazis y países del Eje en la Segunda Guerra Mundial. Al reducir la mayoría de los requisitos burocráticos, aceleraría cualquier suministro a Ucrania. Se espera que la ley sea aprobada por la Cámara de Representantes, sin embargo, no está claro cuándo sucederá exactamente.

Hasta el momento, Ucrania ha recibido principalmente misiles antitanque y sistemas portátiles de defensa aérea, a pesar de pedir más armamento ofensivo, lo que le ayudaría a tratar de desbloquear la situación de asedio en la ciudad de Mariupol y desocupar otras áreas del sur y este de Ucrania. Se estima que Ucrania todavía tiene alrededor de 50 aviones de combate operativos. Más allá de los propios fracasos rusos, el éxito en la ofensiva ucraniana para frenar a las tropas invasoras se atribuye a la efectividad y flexibilidad de sus equipos con armas antitanque, el uso de la artillería, así como al hecho de que impidió que Rusia impusiera su dominio aéreo.