Matanza

Soldados rusos reconocen en mensajes de radio intervenidos por Alemania la matanza de Bucha

Tropas del Kremlin lamentan, según grabaciones interceptadas, la inferioridad numérica frente a las fuerzas ucranianas

Soldados ucranianos inspeccionan los escombros de una columna de tanques rusos destruida en una carretera en Bucha
Soldados ucranianos inspeccionan los escombros de una columna de tanques rusos destruida en una carretera en BuchaDPA vía Europa PressDPA vía Europa Press

El Servicio Federal de Inteligencia Exterior de Alemania (BND) interceptó mensajes de radio del ejército ruso que contenían información sobre las atrocidades en la ciudad ucraniana de Bucha, según informa Spiegel. En la comunicación por radio se escucha a soldados rusos hablando de los asesinatos de civiles en Bucha, una localidad a 40 kilómetros de Kiev donde vivían antes de la guerra unas 30.000 personas. El hallazgo de una fosa común y cadáveres de civiles tirados en las calles -documentados por periodistas y el gobierno de Ucrania- revelan la magnitud de la matanza, que Rusia ha negado y que ha calificado de montaje de Ucrania y sus aliados occidentales para justificar más sanciones contra el régimen de Vladimir Putin.

Las grabaciones de la inteligencia alemana sugieren que la matanza no fue un acto accidental ni acciones de soldados individuales que se salieron del patrón. Lo que indican los mensajes hablados es que el asesinato de civiles se ha convertido en norma dentro de las operaciones militares rusas, “posiblemente parte de una estrategia”, dice el semanario alemán en base a los datos de la BND, con el fin de sembrar el miedo y el terror entre la población civil y sofocar la resistencia. Los mensajes captados ponen de relieve que los soldados rusos “hablaban de las atrocidades como si simplemente estuvieran hablando de su vida cotidiana”.

Armamento alemán para Ucrania
Armamento alemán para UcraniaTania Nietofreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@5b2ae4a8

El material también muestra que los combatientes de las tropas mercenarias rusas delGrupo Wagnerjugaron un papel clave en las atrocidades de Bucha. El Servicio Federal de Inteligencia Exterior (BND, por sus siglas en alemán) ya ha informado al parlamentó alemán del contenido de los mensajes intervenidos.

La revista alemana Spiegel afirma que los hallazgos del BND incluyen mensajes de radio que coinciden con las ubicaciones de los cuerpos encontrados a lo largo de la carretera principal localizados por las tropas ucranianas tras la retirada de los efectivos rusos. En un mensaje de radio se dice que un soldado le comentó a otro que él y sus colegas le habían disparado a un hombre que caminaba con su bicicleta. Una foto de un cadáver al lado de una bicicleta fue hallado tras la retirada rusa y la imagen dio la vuelta al mundo. En otro mensaje interceptado se escucha a alguien que lanza esta frase: “primero interroga a los soldados, luego dispararles”.

Grabaciones en The Times

El periódico The Times, a su vez, publica información a partir de una grabación suministrada por el servicio de seguridad ucraniano en la que soldados rusos lamentan que no reciben apoyo de Moscú y se quejan de la escasez de efectivos desplegados en Ucrania frente a las tropas enemigas. “¡Su grupo [ucraniano] tiene 150.000 [soldados]!”, dice uno de los uniformados en un mensaje intervenido. Su compañero le responde: “Y hay 3.000 de los nuestros. Están a la izquierda, a la derecha, rodeándonos, ¡joder! Hay tantos de ellos y tan pocos de nosotros. No tenemos ningún apoyo, ni aviación, ni una mierda”.

En otro fragmento de la grabación un comandante ruso ordena a sus soldados que disparen contra civiles ucranianos cerca Mariupol. “¡Llévatelos a todos!”, le grita su superior argumentando que no es importante si hay o no soldados en el lugar. “¡Fuera con todos ellos, joder!” “Entendido”, dice el soldado.