Rusia moviliza discapacitados y trabajadores de empresas esenciales en zonas ucranianas ocupadas

Los soldados establecen controles en las carreteras para que nadie puede eludir la llamada a filas

Vista general del destrozo tras las retirada de las tropas rusas en la localidad ucraniana de Bucha.EFE / Clàudia Sacrest
Vista general del destrozo tras las retirada de las tropas rusas en la localidad ucraniana de Bucha.EFE / Clàudia Sacrest FOTO: Clàudia Sacrest EFE

Incapacitados y empleados de empresas estratégicas están siendo movilizados por el Ejército ruso en las zonas conocidas como “ordlo”, que se corresponde a los partes de los oblasts (regiones) de Donetsk y Luhansk controladas por los rusos, según fuentes de la Inteligencia ucraniana.

La movilización alcanza a personas que no están obligadas a hacer el servicio militar, entre ellos los referidos trabajadores de las empresas estratégicas, como los que lo hacen en el mantenimiento de las redes eléctricas, que, hasta ahora, estaban exentos de dicho servicio.

La medida se ha aplicado ahora a 1.700 personas. “Esta es la cuarta y más grande ola de movilización. Anteriormente, se habían producido levas de 1.000, 500, 400 personas”, agregan.

Para aumentar la “eficiencia” de las medidas de movilización, los empleados de la autoinspección “LNR” establecen controles en las carreteras y entregan avisos a los hombres que consideran que deben ser alistados. Asimismo, y acompañados de la policía militar, realizan registros de domicilios en busca de hombres de edades entre los 18 y los 65 años.

La Inteligencia ucraniana, que aporta documentos que se incautaron a una de estas unidades de movilización, citan el caso de un joven discapacitado, Alexander Savenka, que está entre los requeridos, así como el de Andriy Ivakina, un empleado de la mina “Komsomolets Donbas”, pese a tener pruebas de que trabaja para una “empresa estratégicamente importante”.