Europa

¿Qué ha pasado con la tripulación del “Moskva”?

El Ejército ruso se ensaña con las ciudades del norte de Ucrania tras el hundimiento del buque insignia de la flota en el Mar Negro

Civiles heridos se sientan en una ambulancia antes de ser trasladados a un hospital tras un ataque ruso en Jarkiv
Civiles heridos se sientan en una ambulancia antes de ser trasladados a un hospital tras un ataque ruso en Jarkiv FOTO: Felipe Dana AP

Aunque Rusia no ha reconocido que su crucero «Moskva» fue hundido por el Ejército ucraniano, ha renovado el bombardeo de muchas ciudades ucranianas en lo que parece una represalia por la pérdida del buque insignia de la flota rusa en Mar Negro. Hoy se han escuchado explosiones en Kiev y Leópolis. Las autoridades de Leópolis aseguran que su defensa aérea logró derribar los cuatro misiles rusos, presumiblemente lanzados desde Bielorrusia. En Kiev, sin embargo, un civil murió y varios resultaron heridos en el distrito de Darnytsia de la capital. Un día antes, un ataque con misiles dañó la planta de construcción de maquinaria de «Vizar» cerca de Kiev, donde se fabricaron los misiles Neptune, que hundieron al «Moskva».

Guerra en Ucrania
Guerra en Ucrania FOTO: Teresa Gallardo

Muchas otras ciudades en el este y el sur también se convirtieron en objetivos de los bombardeos. En Mykolaiv, la explosión de municiones en racimo mató al menos a cinco civiles el viernes. La ciudad ha sido un bastión ucraniano en el sur que retuvo a las fuerzas rusas que trataron de llegar a Odesa y sirvió como base en un intento de recuperar la cercana región de Jerson, ahora bajo ocupación rusa.

En la vecina región de Dnipro, un misil dañó gravemente una granja avícola, lo que causó consternación por el contraste con la naturaleza altamente precisa de los ataques rusos, que según el Ejército de Rusia, solo apuntan a objetivos de infraestructura militar.

La ciudad de Jarkiv, al norte, fue la más afectada por los bombardeos. Diez personas, incluido un niño, murieron y unas 50 resultaron heridas en un ataque contra la zona residencial que provocó ocho incendios. En un incidente separado el sábado, al menos dos personas murieron y 18 resultaron heridas. Miles de ucranianos han estado viviendo en las estaciones de metro y trenes de la ciudad por temor a ser atacados por bombas o después de que sus casas fueran destruidas.

Evacuaciones complejas

Los intentos de evacuación de la región se están volviendo más difíciles. Siete personas murieron y 27 resultaron heridas después de que los autobuses de evacuación cerca de Borova, en la región de Jarkiv, fueran atacados por Rusia. La ciudad de Izium ha visto el combate más duro con los rusos concentrando entre 15 y 17.000 soldados en un intento de comenzar a rodear al Ejército ucraniano en Donbás desde el norte. Según un análisis del periódico ucraniano «Texty», la región es difícil de operar para las tropas rusas con ríos y pocos puentes que sirven como barrera natural para el rápido avance.

Unas 70.000 personas de las 330.000 de la población de la región de Lugansk todavía tienen que ser evacuadas. Sin embargo, sólo 42 personas lograron huir de la ciudad de Severodonetsk ayer y más de 20.000 personas permanecieron en la ciudad. Muchos de los que todavía están allí son ancianos o enfermos que se resisten a dejar sus hogares hacia lo desconocido. La refinería en la ciudad de Lysychansk fue bombardeada una vez más, provocando un gran incendio.

La ciudad de Mariupol, que alguna vez fue el hogar de 400.000 personas, sufre los continuos combates y bombardeos. Los enfrentamientos se están produciendo ahora en varios distritos de la ciudad, principalmente en su puerto y en la planta de Azovstal. La planta cercana de Ilyich probablemente haya sido capturada. La ciudad está sitiada y tiene una conexión muy limitada con el mundo exterior, ya que, según el alcalde de la ciudad, Vadym Boychenko, y varios testigos, los rusos excavan tumbas improvisadas en las calles y entierran los cuerpos de los difuntos en los crematorios móviles. Volodimir Zelenski advirtió anteriormente que cada calle en Mariupol aún puede revelarse como otra Bucha. La exhumación y la quema de cuerpos pueden ser parte de la operación para ocultar el alcance del sufrimiento de su gente y también se suma al dolor, ya que no deja rastro de muchas personas cuyos familiares de otras partes de Ucrania todavía están buscando.

El presidente de Ucrania indicó que entre 2.500 y 3.000 soldados ucranianos han muerto desde el comienzo de la invasión hace más de 50 días. Cerca de 10.000 están heridos.

Mientras tanto, el destino de la tripulación de «Moskva» sigue siendo desconocido. Un funcionario anónimo del Pentágono explicó que algunos sin duda murieron dada la magnitud de los daños a la nave. Varias fuentes ucranianas afirman que hasta 452 de sus 512 tripulantes pueden haber muerto, incluido su comandante, el capitán Anton Kuprin. La falta de amplia discusión pública sobre el destino de la tripulación es notoria. Ilustra la reducción del espacio para la libertad de expresión en Rusia, en marcado contraste con la agitación causada por la muerte del submarino «Kursk» al comienzo del reinado de Putin en 2000.

Incendio del buque insignia de la Flota del Mar Negro de la Armada Rusa, el navío 'Moskva'
Incendio del buque insignia de la Flota del Mar Negro de la Armada Rusa, el navío 'Moskva' FOTO: UKRAINIAN MILITARY / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO UKRAINIAN MILITARY / ZUMA PRESS

En un vídeo distribuido por la tarde, Rusia mostró a algunos miembros de la tripulación del “Moskva” en Sebastopol. Sin embargo, apenas hay unos cien soldados en la ceremonia.

El jefe de la Armada rusa, el almirante Nikolai Yevmenov, se reunió con los miembros de la tripulación del crucero de misiles hundido “Moskva” y les ha dicho que seguirán sirviendo en la Armada, según informó el sábado el Ministerio de Defensa.

El Ministerio de Defensa ruso publicó un vídeo de 26 segundos en el que se ve a Yevmenov y a otros dos oficiales de pie frente a un centenar de marineros en un patio de armas. En él se les ve hablando con un hombre.

El ministerio no informó de cuándo tuvo lugar la reunión.

Rusia ha dicho que todos los 500 tripulantes fueron rescatados después de la explosión a última hora del miércoles. Las autoridades ucranianas han dicho que algunos de los que estaban a bordo murieron.