Rusia emplea el blindado UR-77 de desminado para atacar ciudades de Ucrania

Este vehículo, que se fabricó con el objetivo de limpiar campos con minas, se ha usado contra la acería de Azovstal en Mariupol y en Rubizhne

Lanzamiento de una carga desde un UR-77
Lanzamiento de una carga desde un UR-77 FOTO: Captura de vídeo Captura de vídeo

Varios vídeos grabados en diversas ciudades de Ucrania ponen de relieve cómo las Fuerzas Armadas de Rusia están empleando el vehículo UR-77 de desminado para atacar zonas urbanas de ciudades ucranianas. Habitualmente este blindado similar a un tanque conocido como “Meteorito” se emplea para limpiar zonas de minas con el objetivo de facilitar el paso de seguro de las tropas. En este vídeo, grabado recientemente en la ciudad de Rubizhne, en la región de Lugansk, se aprecia muy bien cómo funciona el UR-77, pero sobre todo dónde ha sido empleado y con qué propósitos.

El sistema es el siguiente: el vehículo, con una tripulación de solo dos hombres, dispara un cohete que arrastra hasta 100 metros tras de sí dos gruesas líneas UZP-77 detonadoras llenas de explosivos. Pocos segundos después del lanzamiento, los explosivos de la línea estalla y la onda de choque generada en el momento de la explosión hace saltar por los aires las minas que se encuentran a lo largo de los casi cien metros de la línea de largo y seis metros de ancho. Este vehículo fue fabricado por primera vez en la Unión Soviética, en 1977, y supuso un avance importante por su capacidad para salvar la vida de los zapadores que habitualmente eran enviados para detectar y eliminar posibles minas enterradas en el suelo.

Un proyectil sobre una línea lanzada desde un vehículo blindado UR-77 contra la acería de Azovstal, en Mariupol
Un proyectil sobre una línea lanzada desde un vehículo blindado UR-77 contra la acería de Azovstal, en Mariupol FOTO: Captura de vídeo Captura de vídeo

El vídeo demuestra que el lanzamiento de la línea de explosivos, que pesa casi una tonelada, no tiene como finalidad eliminar minas en un campo sino destruir un edificio dentro de una ciudad ucraniana. También ha sido lanzado contra las instalaciones de la acería de Azovstal, a la afueras de la ciudad de Mariupol, donde cientos de soldados y civiles atrapados resisten al fuego ruso. La potencia del vehículo es tal que está en condiciones de derribar bloques de viviendas y destruir túneles. Alimentado por una potencia de 300 caballos y una autonomía de 500 kilómetros, este vehículo sigue usándose en las guerras modernas casi 50 años después de su puesta en servicio.

No es la primera vez que Rusia utiliza el UR-77 en operaciones de ataque. Su ejército lo desplegó en las dos guerras de Chechenia, en el conflicto que estalló en el este de Ucrania en 2014 y también en la guerra de Siria, en 2016, cuando Moscú entró de lleno en los combates para doblegar a la insurgencia islamista que trataba de derrocar el régimen de Bachar al Asad.

Varias fuentes asegura que el Ejército ucraniano ya ha capturado siete vehículos blindados de este tipo. En total, Rusia habría perdido trece unidades UR-77 en los dos meses de guerra en Ucrania