El espía que acusó a Trump de irse con prostitutas en Moscú dice que Putin está “gravemente enfermo”

Un audio divulgado por una revista estadounidense sostiene que el presidente ruso tiene un cáncer en la sangre

El presidente Vladimir Putin
El presidente Vladimir Putin FOTO: MIKHAEL KLIMENTYEV/SPUTNIK/KREML EFE

¿Se acuerdan del espía británico que elaboró un informe sobre la estancia de Donald Trump en Moscú en el que aseguraba que el magnate se reunió con prostitutas en un hotel de lujo? Es Christopher Steele, el mismo que escribió un dossier sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones de EEUU de 2016 en las que ganó Trump, y que sostiene ahora que Vladimir Putin está “gravemente enfermo”. Steele no aclaró qué enfermedad tendría el presidente de Rusia ni el estado de la misma: “No está claro exactamente cuál es esta enfermedad, si es incurable o terminal, o lo que sea. Pero ciertamente, creo que es parte de la ecuación”, agregó en una entrevista en Sky News.

Desde hace semanas se viene especulando con la salud del inquilino del Kremlin, que según la revista estadounidense New Lines es muy mala. Para ello se apoya en una grabación de audio de un oligarca ruso con estrechos vínculos con Putin en la que este empresario le dice a un colega que el líder ruso está “muy enfermo de cáncer en la sangre”. Esta conversación fue grabada a mediados de marzo y los editores de la publicación aseguran que la identidad de este oligarca puede ser fácilmente identificada.

La teoría de la supuesta enfermedad de Putin ha sido muy utilizada por algunos de sus detractores ya que serviría para explicar en parte porqué el líder ruso ha decidido invadir Ucrania y apoyar una guerra inimaginable para la mayoría de los rusos y europeos hace tan solo tres meses. En la grabación, se puede escuchar al oligarca diciendo que Putin se sometió a una cirugía en la espalda relacionada con su cáncer de sangre, poco antes de ordenar la invasión de Ucrania. El oligarca agregó que el presidente se ha vuelto “loco”.

Desde el Kremlin, sin embargo, se dice que el presidente ruso está bien y en forma. Apenas unos días antes, el general de división ucraniano Kyrylo Budanov afirmó que el líder ruso está gravemente enfermo de cáncer y que se está llevando a cabo un golpe de estado en Rusia para destituirlo. En una entrevista, Budanov dijo que además del cáncer, el líder ruso también estaba luchando contra otras enfermedades.

Steele dijo en una entrevista con la televisión británica Sky News: “Cuando ves que eso sucede, piensas que probablemente sea cierto. Entonces, creo que hay un elemento de su enfermedad que tiene que ver con la decisión de invadir Ucrania y su legado”. Steele añadió: “En general, hay muy pocas personas que estén preparadas para enfrentarse o discutir con el presidente Putin. Sin embargo, creo que hay voces disidentes, voces discordantes, personas que le dicen que esta es una guerra desastrosa, que la economía no irá bien para Rusia. Solo podemos esperar que eso conduzca a algún tipo de cambio de política, o incluso a un cambio de régimen a su debido tiempo, pero ciertamente no es un hecho”.

Un ex coronel ruso disidente

Dentro de Rusia también surgen voces discordantes. Esta semana, Mijail Khodarenok, analista militar y coronel retirado en Rusia, ofreció una inquietante reflexión sobre el curso de la guerra y las intenciones de Putin. “Primero debo decir que ustedes no deben tomar sedantes informativos. A veces escuchan informaciones sobre una crisis de moral y psicológica en las fuerzas armadas ucranianas, que su estado de ánimo está supuestamente cerca del colapso. “Para decirlo con moderación, eso no es verdad”, dijo el coronel, quien advirtió que “la situación para nosotros empeorará” ya que Ucrania recibe ayuda militar adicional de Occidente y que “el ejército ucraniano puede armar a un millón de personas”.