Corea del Sur responde con un misil balístico a la última provocación Kim Jong Un

Seúl renueva su cúpula militar tras el lanzamiento de tres misiles balísticos norcoreanos un día después de la visita de Biden a Japón

Lanzamiento de un misil balístico de Corea del Norte en respuesta al ensayo de Corea del Norte con el disparo de tres misiles balísticos
Lanzamiento de un misil balístico de Corea del Norte en respuesta al ensayo de Corea del Norte con el disparo de tres misiles balísticos AP

Corea del Sur enseña los dientes a Corea del Norte horas después de que Kim Jong Un ordenara el lanzamiento de tres misiles balísticos dentro de un ensayo considerado provocativo por los gobiernos occidentales. Poco después de los tres disparos de Pyongynag, Estados Unidos y Seúl lanzaron en respuesta un misil balístico Hyunmoo-II y un misil superficie-superficie ATACMS para resaltar sus “capacidades de ataque rápido. Además, unas horas antes Seúl había realizado maniobras con cazas F-15K completamente armados, en un mensaje disuasorio dirigido al país vecino.

La conmoción del lanzamiento de prueba de Corea del Norte tuvo más repercusiones. Corea del Sur anunció poco después la renovación de la jefatura del Estado Mayor Conjunto (JCS) con el nombramiento del general Kim Seung- kyum al frente del organismo. Es la primera renovación de altos cargos militares de Seúl desde la inauguración del gobierno del presidente Yoon Suk-yeol el día 10.

Cazas F-15K de la Fuerza Aérea de Corea del Sur en una base aérea no identificada del país
Cazas F-15K de la Fuerza Aérea de Corea del Sur en una base aérea no identificada del país AP

La prueba norcoreana, la décimo séptima de este tipo en lo que va de año, llega un día después de que el presidente estadounidense, Joe Biden, concluyera en Tokio una gira asiática que también lo llevó a Seúl y que estuvo centrada en abordar los desafíos armamentísticos de Pionyang, entre otros temas.

Los lanzamientos norcoreanos también fueron detectados por Japón, que estima que el primer proyectil voló unos 300 kilómetros a una altitud de unos 550 km, y el segundo alcanzó su apogeo a 50 km y recorrió 750 km antes de caer en aguas del mar de Japón, al este de Corea del Norte, según el ministro de Defensa, Nobuo Kishi. Los detalles sobre el tercer misil están siendo analizados.

Corea del Sur dispara un misil durante una maniobra conjunta entre Estados Unidos y Seúl en un lugar no revelado el miércoles 25 de mayo de 2022.
Corea del Sur dispara un misil durante una maniobra conjunta entre Estados Unidos y Seúl en un lugar no revelado el miércoles 25 de mayo de 2022. AP

Mientras se muestran las pesquisas, Seúl anunció la renovación de su cúpula militar, que también incluye el nombramiento del teniente general Park Jeong-hwan, segundo al mando del JCS, como nuevo jefe de personal del ejército; y el del teniente general Ahn Byung-seok, subjefe de personal, como comandante adjunto del Comando de las Fuerzas Combinadas (CFC) de Corea del Sur y Estados Unidos.

Tanto el JCS como el CFC se apresuraron a enviar comunicados tras la detección de los proyectiles, reafirmando su “postura de preparación total” mientras analizan los datos. “Estamos evaluando y consultando frecuentemente con nuestros socios y aliados”, dijo en un comunicado recogido por la agencia local de noticias el CFC, que añadió que “el compromiso de EE.UU. con la defensa de la República de Corea (nombre oficial de Corea del Sur) y Japón sigue siendo férreo”.

Un misil durante una maniobra conjunta entre Estados Unidos y Corea del Sur
Un misil durante una maniobra conjunta entre Estados Unidos y Corea del Sur AP

Los lanzamientos de este miércoles elevan a 17 el total de ensayos de este tipo ejecutados este año por el régimen y, según Seúl, incluyeron el de un proyectil balístico intercontinental (ICBM) que podría tratarse del Hwasong-17, un modelo norcoreano de nuevo desarrollo considerado entre los mayores del mundo en su clase.

Respuesta de Seúl y Washington

Corea del Sur, Estados Unidos y Japón condenaron la nueva provocación de Pionyang, que llega después de que los aliados hayan estado advirtiendo desde hace semanas sobre los preparativos detectados en el Norte que apuntaban a un lanzamiento inminente de un ICBM y de un nuevo test nuclear.

El presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, ordenó a las fuerzas de defensa que mantengan “una postura de preparación en todo momento”, y la implementación de medidas “para activar la disuasión extendida y el fortalecimiento de la combinación Corea del Sur-Estados Unidos”.

En una conversación telefónica tras el test, los titulares de Exteriores de Seúl y Washington, Park Jin y Antony Blinken, aseguraron que los nuevos lanzamientos sólo conducen a un mayor aislamiento de Pionyang y acordaron coordinarse para impulsar una nueva resolución sancionatoria del Consejo de Seguridad de la ONU.