El portaaviones británico HMS Prince of Wales se dirige hacia Rota para participar en Flotex

Después de realizar ejercicios al sur de Inglaterra, llegará a España para participar en las maniobras de la Armada Española

El portaaviones HMS Prince of Wales
El portaaviones HMS Prince of Wales FOTO: AET Godfrey Royal Navy

La Royal Navy ha anunciado que su portaaviones HMS Prince of Wales completará dos semanas de preparativos frente a las costas del sur del Reino Unido antes de unirse a los buques de guerra de la OTAN para unas maniobras dirigidas por la Armada Española Flotex. El portaaviones, que partió el lunes del puerto de Portsmouth, tiene previsto visitar Rota y otros puertos de Portugal.

En las maniobras Flotex participará con un contingente amplio de barcos españoles y con los grupos de trabajo de la OTAN que son los responsables de la seguridad del Mediterráneo, llamados Standing NATO Maritime Group 2 y Standing NATO Mine Countermeasures Group 2.

El HMS Prince of Wales, que desplaza 65.000 toneladas, es el buque de mando de la OTAN y lidera la Fuerza Marítima de Alta Disponibilidad de la alianza atlántica, un grupo de trabajo internacional formado para hacer frente a los principales acontecimientos. El barco se desplegó en el Ártico para los ejercicios más grandes en la región durante 30 años.

El HMS Prince of Wales estrena capitan en esta nueva etapa, llamado Richard Hewitt, que tomó el mando hace unos meses en Gibraltar.

Este portaaviones es uno de los buques de guerra más poderosos jamás construidos en el Reino Unido. Su cabina de vuelo tiene 70 metros de ancho y 280 metros de largo, donde caben tres campos de fútbol.

La tripulación mínima es de 700 personas, pero puede llegar a los 1.600 personas. En sus instalaciones puede embarcar 36 cazas F-35B y cuatro helicópteros Merlin.

Curiosamente, el pasado día 24, el Prince of Wales se cruzó con el HMS Queen Elizabeth en South Devon. Este último es el portaaviones insignia de la Royal Navy.

Los ejercicios de nivel avanzado Flotex tienen lugar cada año y su finalidad es implementar, valorar y evaluar la capacidad de la Fuerza Naval. El año pasado, la participación de la Marina española incluyó 3.632 efectivos, 14 buques, 12 aeronaves, 8 lanchas de desembarco LCM, 97 vehículos y 760 infantes de Marina.