Insólita maniobra de los portaaviones USS Reagan, USS Roosevelt y USS Nimitz frente a la isla de Okinawa

Los tres buques estadounidenses participan en una operación de entrenamiento junto a la Armada de Corea del Sur

El portaaviones USS Ronald Reagan (sgunod por la izquierda) y el  buque de asalto anfibio surcoreano Marado durante un ejercicio naval conjunto entre EEUU y Corea del Sur
El portaaviones USS Ronald Reagan (sgunod por la izquierda) y el buque de asalto anfibio surcoreano Marado durante un ejercicio naval conjunto entre EEUU y Corea del Sur AP

Es una imagen insólita. Tres portaaviones estadounidenses se unieron después de unas maniobras con buques de la armada surcoreana frente a la isla de Okinawa, en Japón. Los ejercicios navales se llevaron a cabo de manera combinada entre la marina de Corea del Sur y el portaaviones estadounidense USS Ronald Reagan. Cuando acabaron las maniobras entre los buques de los dos países aliados, el USS Reagan se unió en un extraño movimiento a los otros dos portaaviones norteamericanos en la zona, el USS Theodore Roosevelt y USS Nimitz.

Esta travesía se produce en un momento de gran tensión debido a las constantes pruebas con lanzamientos de misiles por parte de Corea del Norte. Washington cree que el régimen comunista de Pyongyang está a punto de llevar a cabo su primera prueba nuclear desde 2017, por lo que la maniobra de los tres portaaviones norteamericanos se interpreta como una señal de advertencia hacia Kim Jong Un.

Cabe recordar que en 2020 la Marina de los EEUU envió a estos tres portaaviones a patrullar en el Indo-Pacífico por primera vez en casi tres años en lo que los expertos calificaron como un demostración de fuerza naval ante el avance de la Armada china. El USS Roosevelt y el USS Ronald Reagan han estado operando en el Mar de Filipinas, cerca de la isla de Guam, mientras que el USS Nimitz está destinado en el Pacífico.

En este contexto, la US Navy y la Armada surcoreana llevaron a cabo este fin de semana operaciones de defensa aérea, antibuque, guerra antisubmarina e interdicción marítima, según el Estado Mayor Conjunto (JCS) de Corea del Sur. Las maniobras tuvieron lugar en aguas internacionales frente a la isla japonesa de Okinawa y en ellas tuvo un papel protagonista el portaaviones USS Reagan.

El USS Ronald Reagan es un portaaviones que desplaza 100.000 toneladas. El grupo de ataque que le acompaña incluye un Carrier Air Wing 5, cruceros de misiles guiados Antietam y Chancellorsville y el destructor Squadron 15. El USS Ronald Reagan es el noveno portaaviones de la clase Nimitz. Tiene un sistema de propulsión nuclear, lo que le permite operar durante más de 20 años sin recargar combustible, y una tripulación máxima de 5.000 efectivos.

El portaaviones USS Ronald Reagan, a la derecha, junto al buque surcoreano Marado durante las maniobras militares este fin de semana
El portaaviones USS Ronald Reagan, a la derecha, junto al buque surcoreano Marado durante las maniobras militares este fin de semana AP

El USS Theodore Roosevelt está considerado el portaaviones de la US Navy mejor protegido gracias un grupo de ataque de seis cruceros y destructores con cien misiles cada uno. El USS Roosevelt fue sometido recientemente a una revisión para realizar reparaciones y actualizaciones de los sistemas, la preservación de su casco y adecuación de la cubierta para albergar el caza F-35C Lightning II Joint Strike Fighter, la nueva generación de aviones de combate de EEUU. Actualmente es el segundo portaaviones en servicio con capacidad para acoger F-35C.

El USS Nimitz da nombre a los portaaviones de su clase, diez en total. Desplaza cerca de 102.000 toneladas a una velocidad máxima de 30 nudos. Recibe su nombre del almirante Chester Nimitz, que comandó la Flota del Pacífico en la Segunda Guerra Mundial y fue el último almirante de cinco estrellas de la Armada de los Estados Unidos. Cada portaaviones de la clase Nimitz está diseñado para funcionar durante 50 años requiriendo solo una revisión a mitad de su vida útil.

En las maniobras frente a la isla de Okinawa participaron también el crucero de misiles guiados USS Antietam, el destructor USS Benfold equipado con el sistema Aegis y barco de reabastecimiento USNS Big Horn. Corea del Sur, por su parte, envió el buque de desembarco anfibio Marado de 14.500 toneladas, el destructor Sejong de 7.600 toneladas y el destructor Munmu de 4.400 toneladas, entre otros.

El portaaviones USS Theodore Roosevelt en una foto de archivo
El portaaviones USS Theodore Roosevelt en una foto de archivo FOTO: US Navy US Navy

Este ejercicio tiene como finalidad consolidar la operatividad entre las dos armadas ante la provocación de Corea del Norte y la posibilidad cada vez más cercana, según EEUU, de que Kim Jong Un ordene una nueva prueba de misiles con carga nuclear en los próximos días. Funcionarios de Seúl han dicho que Pyongyang ha realizado múltiples experimentos con un dispositivo de detonación en preparación para su séptima explosión subterránea.

En la reciente reunión que mantuvieron el presidente de EEUU, Joe Biden, y su homólogo surcoreano, el inquilino de la Casa Blanca prometió desplegar “activos estratégicos”, es decir, portaaviones, aviones bombarderos de largo alcance o submarinos de misiles, si es necesario para disuadir a Corea del Norte como parte de los esfuerzos para reforzar la disuasión extendida.

El portaaviones chino Type 003, retrasado

Precisamente este fin de semana estaba prevista la botadura del que sería el tercer portaaviones chino, sin nombre oficial pero conocido bajo el código Type 003, construido en un astillero de Shanghai. El buque se iba a inaugurar durante el Festival del Barco del Dragón, pero por motivos desconocidos la ceremonia ha sido pospuesta sin una fecha determinada. Medios chinos como el South Morning China Post especulan con la idea de que ha habido problemas técnicos.

El Type 003 es un buque que desplaza entre 85.000 y 100.000 toneladas y que va equipado con tres catapultas electromagnéticas para el lanzamiento rápido de diversos aviones, una pista oblicua con cables de detención y dos elevadores más grandes que los utilizados en los anteriores portaaviones chinos, probablemente para acomodar dos aviones simultáneamente.

A diferencia de los megabuques estadounidenses propulsados por energía nuclear, la nueva joya de la corona será impulsada por un sistema integrado de energía eléctrica y propulsión, compuesto por dos generadores de turbina de gas y cuatro generadores diesel-eléctricos. Estos producirán unos 150 megavatios de electricidad cuando se combinen.