Economía

Las predicciones y consejos de Bill Gates para “la peor crisis económica de la historia”

El desabastecimiento se acelera en el mundo y la escasez provoca una subida de precios e inflación “nunca antes vista”

Hace unos meses, Bill Gates ya hablaba de pandemias, crisis económicas y demás, y sus especulaciones, hipótesis y predicciones no han pasado desapercibidas
Hace unos meses, Bill Gates ya hablaba de pandemias, crisis económicas y demás, y sus especulaciones, hipótesis y predicciones no han pasado desapercibidas FOTO: JUSTIN LANE EFE

La actual crisis de desabastecimiento que afecta al mundo ha provocado una inflación nunca antes vista, en gran medida, tras los últimos coletazos de la pandemia de coronavirus que se han agravado con la guerra entre Rusia y Ucrania. La escasez de productos se ha reflejado en la alta subida de precios de alimentos, combustible, petróleo y otros materiales esenciales.

El director de la mayor petrolera rusa, Rosneft, Ígor Sechin, advirtió hoy de que el “suicido energético” europeo tendrá consecuencias a largo plazo en forma de pérdida de potencial económico y competitividad.

“El suicidio energético cometido por Europa tendrá consecuencias a largo plazo. Ya vemos una reducción de su potencial económico, una caída de la competitividad y unas pérdidas directas para los inversores”, dijo Sechin durante el Foro Económico Internacional de San Petersburgo.

Sechin destacó que al renunciar al petróleo y gas rusos, Europa se ha convertido “en la región con el coste de la energía más alto del mundo”.

Hace unos meses, Bill Gates ya hablaba de pandemias, crisis económicas y demás. Sus especulaciones, hipótesis y predicciones no han pasado desapercibidas, sobre todo después de que, en la mayoría de los casos, por desgracia, ha acertado. Desde entonces, su opinión y advertencias se han puesto en el ojo público, así como poner el foco en lo que está por venir.

En una entrevista con CNN, Bill Gates ha explicado que esta situación económica actual se suma a la pandemia existente “en los que los niveles de deuda de los gobiernos ya eran muy, muy altos, y ya había problemas en la cadena de suministro”.

“Es probable que acelere los problemas inflacionistas que tienen las economías del mundo rico, y que fuerce un aumento de los tipos de interés que acabe provocando una desaceleración económica”, ha advertido.

El multimillonario ha recordado que “los pesimistas tienen un argumento bastante fuerte que preocupa mucho” y ante la coyuntura, ha lanzado un consejo sobre cómo estar preparado. “Solo se puede ser optimista a largo plazo si se es lo suficientemente positivo para sobrevivir a corto plazo”, ha afirmado.

Sus palabras coinciden también con las declaraciones de otros mandatarios estadounidenses, como la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, quien aseguró en abril que los ataques de Rusia contra Ucrania tendrán “enormes repercusiones económicas para el mundo”.

En definitiva, el magnate asegura que se trataría de “ahorrar como un pesimista, teniendo un buen colchón económico, e invertir de forma optimista”.