Un piloto de cazas explica por qué un Su-57 ruso no tendría ninguna posibilidad contra un F-35 en la guerra de Ucrania

Rusia no ha demostrado una superioridad aérea durante la invasión ucraniana

Un F-35 Lightning II sobrevuela Polonia
Un F-35 Lightning II sobrevuela Polonia FOTO: Senior Airman Joseph Barron AP

Billie Flynn, un teniente coronel retirado de la Real Fuerza Aérea Canadiense (RCAF) y piloto principal de pruebas del F-35 Lightning II para Lockheed Martin, tiene claro que la tecnología del F-35 es capaz de decidir el curso de una guerra como la de Ucrania. “Es una nave espacial de recopilación de datos, impulsada por 8,6 millones de líneas de código de software”, asegura este veterano de la aviación.

Flynn cree que la guerra de Ucrania plantea la idoneidad del F-35, diseñado para operar en un espacio aéreo muy disputado, “con capacidades enfocadas a lo que hemos estado viendo en Ucrania hoy”.

Pero, ¿qué pasaría en un posible enfrentamiento entre un caza F-35 estadounidense y el ruso Su-57 de Rusia?. Flynn no duda: “La guerra en Ucrania ha demostrado que los cazas rusos como el Su-35 son incapaces. Un Su-57 no tiene ninguna posibilidad contra un F-35″. Para este piloto canadiense, la clave del F-35 no es su capacidad de sigilo, sino la “fusión de sensores”. “Es la capacidad de combinar todos los datos y sensores para dar al piloto una visualización simplificada y priorizada del espacio de batalla”, sostiene esta persona, quizá la que mejor conoce al detalle el F-35.

Un F35 despega de un portaaviones de EEUU en el Mediterráneo
Un F35 despega de un portaaviones de EEUU en el Mediterráneo

Cuando dos aviones de combate pueden verse, el que gana la partida es el que llega primero a los ojos del enemigo, el que vuela más alto, más rápido, dispara el misil y sale de allí lo antes posible. ”El sigilo del F-35 reduce la posibilidad de ser visto por el enemigo, lo que permite que el piloto dispare primero, dé la vuelta y acelere”, explica Flynn.

Rusia no ha podido demostrar una superioridad aérea en la guerra de Ucrania. De hecho, el Kremlin ha sufrido el derribo de dos de sus avanzados Sukhoi Su-35. En mayo, el general británico retirado Edward Stringer le dijo a Newsweek que la campaña aérea rusa está siendo un fracaso. A su juicio, no se ha dado “un esfuerzo metódico para destruir las defensas aéreas de Ucrania, en particular las rutas de comunicación y alerta temprana que se necesitan para dar señales a los misiles tierra-aire y permitir que los defensores sepan cuándo y de dónde vienen los aviones”.

Billie Flynn, un ex teniente coronel canadiense y piloto principal de pruebas del F-35 para Lockheed Martin
Billie Flynn, un ex teniente coronel canadiense y piloto principal de pruebas del F-35 para Lockheed Martin FOTO: Twitter Twitter

Otros expertos señalan que Rusia ha confiado demasiado durante la invasión en sus antiguos aviones de cuarta generación, que carecen de las capacidades necesarias para hacerse con el control del cielo. Ello se debe en parte a que Ucrania ya cuenta con sistemas de misiles de defensa aérea S-300 de fabricación rusa.

“La guerra de Ucrania demuestra que cazas como el F-15EX, que no son sigilosos, no son razonables y que sólo conseguirán que los pilotos estadounidenses mueran en una guerra con Rusia o China”, ha dicho Harry J. Kazianis, presidente y director general del Proyecto Rogue States. “El F-35 es el único avión de combate preparado y capaz de enfrentarse a las duras defensas aéreas del futuro como los S-300, S-400 y S-500 que tendrán que derrotar”.

Flynn, en declaraciones a The Aviationist, asegura que “si tienes un F-35 no necesitas necesariamente F-16 para hacer el daño que haría el F-35. Es una plataforma monstruosamente capaz y letal, contra los misiles tierra-aire o cualquier tipo de defensas terrestres. Una vez conseguido el dominio aéreo, cuando se necesita potencia de fuego adicional, se utiliza el F-35 para proteger a los F-16″.

“Nunca ha habido un avión que brinde tanto conocimiento de la situación como el F-35″, le dijo el experto Justin “Hasard” Lee, instructor de pilotos del F-35 de la Fuerza Aérea de EEUU, a Popular Mechanics. “En combate, la conciencia situacional vale su peso en oro”. Otro experto como James Maclaren, periodista especializado en defensa y seguridad, afirma que “no es de extrañar que tanto los generales como los políticos vean este avión como un ganador en el campo batalla que, con su capacidad de sensores y disparos proporcionará una ventaja de poder aéreo” durante las cuatro décadas que está previsto que está en servicio.

El rival chino J-20

Flynn cree que EEUU ha sido un país pionero y que se adelantó a China en unos diez años en el diseño de aviones de combate como el F-35. “No pueden ponerse al día, y para cuando lo hagan, habremos avanzado una década por delante de ellos”.

China, por su parte, ha desarrollado el rival del F-35, el llamado J-20, el “caza fantasma”, producido íntegramente dentro del país sin depender de los motores rusos como en el pasado. Se dice que piratas informáticos chinos robaron material sensible del F-35, lo que les habría ahorrado años de trabajo.

Pero el F-35 también acumula críticas, tanto por problemas técnicos como por su elevado precio (es el más caro de la historia). Algunas de esas críticas son tan relevantes como la que hizo en 2021 el jefe general de la Fuerza Aérea de EEUU, Charles Brown, cuando hizo esta comparación: “Es como tener que conducir tu Ferrari al trabajo todos los días”. La mayor fortaleza de esta aeronave es también su gran debilidad. La capacidad de mostrarse invisible requiere que el armamento se transporte en bodegas internas, lo que limita su carga a cuatro misiles aire-aire o dos misiles aire-aire y dos aire-tierra.

¿Qué países tienen F-35?

Actualmente, el F-35 Lightning II está en servicio las fuerzas aéreas de Estados Unidos, Israel, Reino Unido, Países Bajos y Noruega. Otros países ya han hecho sus pedidos. Canadá tendrá sus primeros aviones en 2025. Italia ya ha recibido 16 de los sesenta previstos. Lockheed Martin acaba de anunciar la entrega del primer F-35 Lightning II a Alemania en 2026 de un total de 35. Japón reveló la compra de 105 unidades y Finlandia y Suiza han cerrado recientemente acuerdos de compra en medio del interés de países como Grecia, República Checa e incluso España.