Por qué ha fracasado EEUU en el lanzamiento de su nuevo misil hipersónico por segunda vez

El Pentágono quiere tener sus primeras armas hipersónicas operativas para 2023 en medio de una feroz competencia con China y Rusia

Un misil hipersónico desarrollado por Raytheon
Un misil hipersónico desarrollado por Raytheon FOTO: Raytheon Raytheon

Estados Unidos ha sufrido un revés en una prueba de vuelo de un nuevo sistema de misiles hipersónicos en Hawai, el denominado “Conventional Prompt Strike”, un sistema apto para ser lanzado desde barcos y submarinos con la capacidad de realizar ataques de precisión a velocidades Mach 5. El Departamento de Defensa de EEUU ha dicho en un comunicado que el fallo se produjo durante la ignición del proyectil. “Hubo una anomalía tras el encendido del activo de prueba”, detalló el portavoz del Pentágono, el teniente comandante de la Marina Tim Gorman. “El Departamento sigue confiando en que está en camino de implementar las capacidades hipersónicas ofensivas y defensivas en las fechas previstas”, informó. Washington quiere tener sus primeras armas hipersónicas operativas para 2023, mientras que en 2025 confía en tener misiles hipersónicos marítimos en sus destructores de misiles guiados DDG-1000 de clase Zumwalt y en los submarinos de clase Virginia.

Este es el segundo error que se registra en el lanzamiento del prototipo después del sufrido en octubre de 2021 debido al mal funcionamiento del sistema que impidió que el misil se desprendiera de la plataforma de lanzamiento. El pasado mes de marzo, EEUU probó con éxito otra arma hipersónica de respiración aérea (HAWC, por sus siglas en inglés), lanzada desde un bombardero B-52 frente a la costa occidental. El test fue ocultado por EEUU para evitar una escalada de tensiones en las relaciones con Rusia en plena guerra de Ucrania.

La fragata Almirante Gorshkov de la armada rusa lanza un nuevo misil de crucero hipersónico Zircon desde el Mar de Barents.
La fragata Almirante Gorshkov de la armada rusa lanza un nuevo misil de crucero hipersónico Zircon desde el Mar de Barents. AP

La creación de tecnología hipersónica presenta varios desafíos de ingeniería difíciles y complejos. A velocidades hipersónicas, la fricción y la resistencia del aire crean una gran cantidad de calor que debe gestionarse mediante escudos térmicos y sistemas de protección térmica resistentes pero ligeros, tal y como explica Lockheed Martin, uno de los principales desarrolladores de EEUU.

China, Rusia, India y Estados Unidos se hallan inmersos en una carrera para desarrollar armas hipersónicas. Si bien Rusia y China se centran en la hipersónica para transportar cargas útiles nucleares, Estados Unidos pretende que estas armas sirvan para transportar solo cargas útiles convencionales (cinéticas, incendiarias, explosivas). Por su parte, India ha probado con éxito su sistema HSTDV, pero aún no ha conseguido un vuelo hipersónico sostenido de largo alcance como el de sus competidores. Otros países como Australia, Israel, Francia, Japón y Brasil también han comenzado a desarrollar capacidades de armas hipersónicas.

De todos los países que están probando este tipo de armamento, China parece llevar cierta ventaja. El año pasado, Pekín realizó dos pruebas que causaron asombro y preocupación en Occidente al poner en órbita dos avanzados sistemas hipersónicos de bombardeo orbital fraccionado (FOBS), una capacidad que Estados Unidos de momento carece.

El primer misil hipersónico chino disparado se produjo el pasado verano. No solo fue el lanzamiento de un vehículo hipersónico capaz de maniobrar a cinco veces la velocidad del sonido, sino que este vehículo hipersónico disparó su propio misil hipersónico en pleno vuelo, “una tecnología sin precedentes”, según la calificó Ankit Panda, un experto de la Fundación Carnegie para la paz internacional.

Misil hipersónico
Misil hipersónico FOTO: Teresa Gallardo

China considera que este tipo de armas cambiarán radicalmente la naturaleza de los conflictos; es por ello que lleva años desarrollando varios programas a los que dedica una gran inversión. Los resultados están cerca de materializarse. Un blog chino dedicado a asuntos militares describió el misil balístico chino de alcance medio DF-17 como un “arma hipersónica lista para el combate”. Científicos involucrados en el proyecto creen que estará listo para el año 2025, según publica Jerusalen Post.

El equipo de investigación, dirigido por Yang Xiaogang de la Universidad de Ingeniería PLA Rocket Force en Xian, señaló que se había logrado un “progreso importante” para resolver el problema principal de cómo identificar un objetivo en movimiento a velocidades extremas. Esta tecnología está siendo diseñada para alcanzar un objetivo en el aire, según explica en un artículo Qin Hanlin, de la escuela de ingeniería optoelectrónica de la Universidad de Xidian. Qin y su equipo hablan de un sistema que permitiría que un misil hipersónico tierra-aire alcance un objetivo tan pequeño como un dron comercial. El misil podría identificar el dron que cuelga bajo sobre edificios o árboles con una precisión de casi el 90 por ciento.

Un estudio de la revista Tactical Missile Technology asegura que el programa hipersónico del Ejército Popular de Liberación de China (EPL) emplea a unos 3.000 científicos, un 50 por ciento más de los que trabajan en armas tradicionales.

Render del misil hipersónico ruso Tsirkon
Render del misil hipersónico ruso Tsirkon FOTO: TASS TASS

También Rusia dice haber logrado grandes avance en tecnología hipersónica. Este año realizó una prueba del misil hipersónico Zircon en plena guerra de Ucrania desde la fragata Almirante Gorshkov, de la Flota del Norte en el Mar Blanco, durante la cual alcanzó con éxito un objetivo situado a 1.000 kilómetros de distancia. El propio Vladimir Putin ha anunciado que estará en servicio a finales de este año y podría ir equipado en cruceros, fragatas y submarinos rusos para ser lanzados contra barcos enemigos y objetivos terrestres.

El Zircon no ha sido el primero. Rusia puso en servicio en 2019 el primer misil hipersónico intercontinental, conocido como sistema estratégico Avangard, al que Putin calificó en su día como “el arma del futuro” y que puede alcanzar en 15 minutos territorio estadounidense. El Ministerio de Defensa de Rusia anunció en 2020 que el Avangard fue cargado con armas nucleares haciendo de Rusia el primer país equipado con armas hipersónicas activas.