Putin predice cuándo acabará la hegemonía de EEUU y echa un rapapolvo a las “élites globalistas occidentales”

El presidente de Rusia asegura que “la era del orden mundial unipolar está llegando a su fin”

Putin con su ministro de Defensa, Sergei Shoigu
Putin con su ministro de Defensa, Sergei Shoigu FOTO: DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha acusado a Estados Unidos de tratar de fomentar y alargar las hostilidades en Ucrania dentro de un plan de Washington para mantener su hegemonía global. En una conferencia de seguridad a la que asistieron oficiales militares de África, Asia y América Latina, Putin explicó cuándo acabará la hegemonía de Estados Unidos y reafirmó su argumento de que envió tropas a Ucrania en respuesta a que Washington convirtió al país en un baluarte “anti-Rusia”.

“Necesitan conflictos para conservar su hegemonía”, dijo Putin en referencia a EEUU. “Por eso han convertido al pueblo ucraniano en carne de cañón. La situación en Ucrania muestra que Estados Unidos está tratando de alargar el conflicto y actúa exactamente de la misma manera tratando de alimentar los conflictos en Asia, África y América Latina”.

Putin en una conferencia
Putin en una conferencia FOTO: DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

El discurso de Putin es el último intento del líder ruso de reunir apoyo en medio de las contundentes sanciones occidentales contra la economía y las finanzas rusas junto con sus estructuras gubernamentales, altos funcionarios y empresas para la acción de Moscú en Ucrania.

Putin también trazó paralelismos entre el respaldo de EEUU a Ucrania y la visita a Taiwán de la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi, acusando a ambos de ser parte de un supuesto intento estadounidense de fomentar la inestabilidad global.

“La aventura estadounidense en Taiwán no fue solo un viaje de un político irresponsable. Fue parte de una estrategia deliberada y consciente de Estados Unidos destinada a desestabilizar la situación y crear caos en la región y en el mundo entero, una demostración flagrante de falta de respeto por la soberanía de otro país y sus propias obligaciones internacionales”, dijo Putin.

El líder ruso afirmó que las “élites globalistas occidentales” estaban tratando de “echar la culpa de sus propios fracasos a Rusia y China”, y agregó que “no importa cuánto intenten aferrarse a él los beneficiarios del modelo globalista actual, está condenado”. “La era del orden mundial unipolar está llegando a su fin”, agregó.

Hablando en la misma conferencia, el ministro de Defensa ruso, Sergei Shoigu, denunció que, junto con el suministro de armas a Ucrania, los aliados occidentales también proporcionaron información de inteligencia detallada y desplegaron instructores para ayudar al ejército ucraniano a operar los sistemas de armas.

“Las agencias de inteligencia occidentales no solo han proporcionado coordenadas de objetivos para lanzar ataques, sino que los especialistas occidentales también han supervisado la entrada de esos datos en los sistemas de armas”, dijo Shoigu.

El ministro rechazó las acusaciones de que Rusia podría usar armas nucleares o químicas en el conflicto como una “mentira absoluta”. “Desde el punto de vista militar, no hay necesidad de usar armas nucleares en Ucrania para lograr los objetivos establecidos”, dijo Shoigu. “La misión principal de las fuerzas nucleares rusas es proporcionar un elemento disuasorio contra un ataque nuclear”.

Shoigu agregó que las afirmaciones de un posible ataque químico por parte de Rusia eran igualmente “absurdas”, diciendo que Moscú liquidó por completo sus reservas de armas químicas en cumplimiento de un tratado internacional que prohíbe las armas químicas.