La Fuerza Aérea de EEUU redobla su apuesta por el F-16: estas son las actualizaciones del caza más popular

Es el segundo avión de combate que más se ha fabricado y está integrado en la Fuerza Aérea de 26 países

Dos cazas F-16
Dos cazas F-16 FOTO: Lockheed Martin Lockheed Martin

El F-16V no tendrá sucesor en los próximos años. La Fuerza Aérea de EEUU (USAF) planea alargar al máximo la vida del mítico avión de combate -convertido en el segundo caza más antiguo del mundo en producción y el de cuarta generación más utilizado- mediante diversas actualizaciones que harán que el F-16 Viper siga en servicio al menos otros veinte años.

El general estadounidense Mark Kelly lo ha explicado de esta manera: “En 1978, la Fuerza Aérea puso en servicio el primer modelo del F-16 Fighting Falcon. Los F-16 han seguido siendo cazas con capacidad que debemos mantener como tácticamente relevantes para las misiones en todo el mundo. Nuestras más de 600 unidades más los Blocks 40 y 50 serán actualizados con nuevos radares, capacidades de guerra electrónica de próxima generación y una extensión de la vida útil estructural”.

Con casi 50 años de historia, el F-16 ha sido durante décadas el avión de combate occidental más barato del mercado. Diseñado en un principio por la compañía estadounidense General Dynamics como caza ligero, fue evolucionando hasta convertirse en un potente cazabombardero presente en las Fuerzas Aéreas de 26 países.

A lo largo de todos estos años ha experimentado numerosas actualizaciones y ha sido construido bajo licencia en países Bélgica, Países Bajos, Turquía y Corea del Sur. La variante Viper, fabricada por Lockheed Martin (que acabó absorbiendo a General Dynamics), integra capacidades avanzadas para interoperar mejor con los cazas de quinta generación F-35 y F-22.

Tres aviones de guerra F-15 de la Fuerza de Autodefensa de Japón, y cuatro cazas F-16 de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos vuelan sobre el Mar de Japón en mayo de 2022
Tres aviones de guerra F-15 de la Fuerza de Autodefensa de Japón, y cuatro cazas F-16 de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos vuelan sobre el Mar de Japón en mayo de 2022 AP

El último modelo es el F-16 Block 70/72 (que proporciona una nueva estructura que dura un 50% más que la producción anterior de aeronaves F-16), pero existen aún cientos de viejas unidades en fuerzas aéreas de todo el mundo, incluidas las de Venezuela, Egipto, Irak y Turquía. EEUU ha procurado limitar las capacidades de sus F-16 con un hardware menos avanzado según el tipo de cliente.

Mientras encuentra la mejor ruta para renovar la flota de combate, la USAF, la Fuerza Aérea de EEUU, parece haber tomado por el camino de en medio. El jefe de Estado Mayor de la Fuerza Aérea, el general Charles Q. Brown, anunció el año pasado que EEUU pretende mantener la estrategia del 4+1 con estos tipos de cazas: el F-22, el F-35, el F-15E/F-15EX y el F-16 más el A-10, si bien no descartó que existen conversaciones para desarrollar un nuevo caza polivalente denominado MR-X para la década de 2030. Este hipotético avión de combate debería ser más económico que el F-35 -otra opción para convertirse en el recambio del F-16- e integrar las últimas capacidades de fabricación y diseño digital. Los planes de la Fuerza Aérea de EEUU prevén la adquisición de hasta 1.763 F-35 en los próximos años, una cantidad que algunos consideran poco realista.

Aviones de combate F-16V en servicio en la base de la Fuerza Aérea en Chiayi, en el suroeste de Taiwán, en 2021
Aviones de combate F-16V en servicio en la base de la Fuerza Aérea en Chiayi, en el suroeste de Taiwán, en 2021 FOTO: Johnson Lai AP

La Fuerza Aérea de EEUU cuenta con 900 unidades del F-16. “Prevemos que habrá cientos de F-16 en servicio activo durante las próximas décadas”, afirmó hace unos días Tim Bailey, director del programa F-16 del Centro de Gestión del Ciclo de Vida de las Fuerzas Aéreas, en una conferencia de prensa en Ohio.

Al menos 608 unidades de los F-16 más recientes experimentarán 22 modificaciones en los próximos años para alagar la vida de esta aeronave gracias al Programa de extensión de la vida útil (SLEP), que según The War Zone pretende extender las horas de vuelo de 300 F-16 más nuevos, manteniéndolos listos para el combate hasta 2048.

Las mejoras incluyen una unidad de pantalla central, un generador de datos programable, el radar AN/APG-83 Active Electronically Scanned Array, nuevas capacidades de guerra electrónica, computadora de misión avanzada y una actualización de la suite de comunicaciones que incluye una capacidad de enlace de datos Link-16 actualizada. La USAF sostiene que este nuevo sistema de comunicación convertirá la flota en “una red de datos de alta velocidad”.

En el exterior, la mayoría de los F-16 actualizados de la Fuerza llevan el acabado “Have Glass”, un revestimiento absorbente de radar que amplia sus capacidades de sigilo siendo menos detectable por el enemigo y mejorando su capacidad de supervivencia.

La introducción del radar AN/APG-83, también conocido como Scalable Agile Beam Radars (SABR), es “lo más cercano que un F-16 puede llegar al rendimiento del F-35 dentro de las limitaciones del avión”, afirma Mark Rossi, director de programas SABR de Northrop Grumman, a The War Zone.

Historia del F-16

El F-16 fue el primer avión de combate construido para soportar giros de 9 G. Su buena relación empuje a peso le proporciona potencia para incluso ascender y acelerar verticalmente. Su precio y sus prestaciones hicieron de este caza el más popular en todo el mundo y el segundo más numeroso, con más de 4.600 unidades fabricadas desde mediados de los años setenta.

Su cabina de burbuja, que da mayor visibilidad al piloto, fue una de sus innovaciones en el diseño exterior. También fue uno de los primeros aviones que aplicó el concepto del “Fly-by-wire”, que permite una mejor precisión en el control de las superficies del avión y elimina los enlaces mecánicos más propensos al fallo.

El F-16V puede ser equipado con misiles aire-aire: AIM-9X Sidewinder, Rafael Python IV/V, AIM-7 Sparrow, AIM-120 AMRAAM, AIM-132 ASRAAM e IRIST-T. También puede emplear misiles antibuque AGM-84, AGM-119, AGM-65G y misiles aire-tierra como el AGM-65 Maverick.

Es capaz de alcanzar velocidades de hasta Mach 2, el doble de la velocidad del sonido, o casi 1,500 mph en altitudes de combate y se le considera uno de los aviones más versátiles ya que puede realizar vuelos aire-aire, aire-tierra, apoyo en tierra, bombardeo de largo alcance, escolta de cazas y vuelos desde portaaviones.