Máxima expectación ante la inminente presentación del H-20, el bombardero chino con capacidad nuclear

Sale a la luz un posible nuevo diseño de la aeronave más misteriosa de la Fuerza Aérea del Ejército de Liberación Popular de China

La compañía china AVIC mostró esta imagen de un futuro caza cubierto, que podría ser el H-20
La compañía china AVIC mostró esta imagen de un futuro caza cubierto, que podría ser el H-20 FOTO: SCMP SCMP

Hay pocos aviones más misteriosos que el bombardero estratégico sigiloso Xian H-20, que China anunció en 2016 y que lleva diseñando desde el año 2000. Según varios indicios y publicaciones, podría ser presentado en las próximas semanas, poniendo fin a años de especulaciones en torno al que los expertos consideran como el gran salto de la industria aeronáutica china. En las últimas semanas hemos visto guiños que sugieren una inminente puesta de largo. Esta por ver si realmente supone un gran avance tecnológico con innovaciones propias o es más bien una copia en el diseño del bombardero estadounidense B-2 Spirit.

Un posible diseño del bombardero chino Xian H-20 según publicó Modern Weaponry
Un posible diseño del bombardero chino Xian H-20 según publicó Modern Weaponry FOTO: Modern Weaponry Modern Weaponry

En julio, Ge Heping, jefe de la división de pruebas de vuelo del grupo estatal chino de aviación Avic, anunció a sus empleados públicamente el primer vuelo de “un importante avión de decisiva importancia estratégica e histórica” sin referirse a ninguna nave en concreto.

Las imágenes difundidas hasta la fecha parecen indicar que el H-20 está diseñado como un ala voladora con una forma y un tamaño muy parecidos al bombardero estadounidense Northrop B-2 Spirit. También parece llevar dos estabilizadores de cola y está cubierto con un material absorbente de radar de color gris oscuro.

Estos días han aparecido en las redes sociales dos modelos que sugieren el diseño final que puede tener el bombardero H-20, cuya entrada en servicio hará de China el segundo país del mundo con un bombardero furtivo operativo. La primera imagen muestra un modelo aparentemente metálico recién salido del túnel del viento, una prueba realizada para comprobar las cualidades aerodinámicas de las futuras aeronaves. El segundo modelo que aparece en una foto -supuestamente una captura de pantalla de un vídeo- es un diseño de color blanco que sale junto a varios hombres, uno de ellos vestido con uniforme militar.

中国空军2021年度招飞宣传片完整版震撼发布!易烊千玺 吴京倾情加盟演绎强军路上精彩人生!「逐梦青春」| 军迷天下

Hasta ahora no se ha presentado un diseño oficial del H-20 por parte de AVIC, compañía propietaria de Xi’an Aircraft Industrial Corporation, el contratista responsable del futuro bombardero chino. En 2018 AVIC difundió un vídeo tuiteado por el “China Daily” que acababa con una imagen panorámica de un avión cubierto con aspecto de bombardero sobre el que se lee la palabra “The Next”. Pero tampoco en ese vídeo se identificaba a esa misteriosa aeronave como el H-20, considerado como el proyecto más ambicioso de la industria aeronáutica china.

En 2021, la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación de China dio pistas sobre el diseño de ala voladora de su bombardero furtivo al incluirlo en una escena en un video de reclutamiento.

Los datos publicados en su día por el diario South China Morning Post indican que el bombardero H-20 podría tener un alcance de 12.000 kilómetros, lo que otorga por primera vez a la flota de bombarderos estratégicos de China una capacidad de ataque “verdaderamente intercontinental”, pudiendo alcanzar la base estadounidense de la isla de Guam, e incluso a Hawai, lo que supondrá un enorme desafío para Estados Unidos, donde algunas voces autorizadas ya han dicho que el bombardero chino será una amenaza para la seguridad del país.

How dangerous is China's H-20 stealth bomber?

Las armas del H-20

El H-20 podría tener una capacidad de carga de 45 toneladas para armas, que pueden ser misiles de crucero y misiles hipersónicos con ojivas explosivas convencionales y nucleares, lo que requiere cuatro motores turbofán WS-10 desarrollados en China, permitiéndole alcanzar una velocidad justo por debajo del límite del sonido. Esta capacidad de carga supera con creces las 35 toneladas del B-52H Stratofortress y las 20 toneladas del B-2 Spirit estadounidenses.

Hasta ahora, China posee una diada nuclear formada por misiles terrestres y submarinos con armas nucleares, pero el H-20 dará al gigante asiático la “tríada nuclear” al incorporar por primera vez en su flota un avión con armas nucleares.

El Xian H-20 desvelado por la web Modern Weaponry
El Xian H-20 desvelado por la web Modern Weaponry FOTO: Weibo Weibo

No todas estas capacidades podrían ser reales, advierten los expertos, dado el carácter clasificado que Pekín ha otorgado desde el principio a este proyecto. Existe mucho oscurantismo y poca información oficial al respecto.

Kyle Mizokami escribió en Popular Mechanics que el diseño del H-20 esbozado en su día por South China Morning Post tendría que ser mucho más grande que el B-2 de cuatro motores para poder meter 45 toneladas de armas en un ala voladora y el combustible suficiente para cubrir un rango de combate de 12.000 kilómetros o 7.456 millas. También recuerda que un informe del Pentágono de 2020 clasifica al H-20 como un avión con un alcance más modesto, de 5.281 millas y con una capacidad de carga de armas de 10 toneladas.

Actualmente, China posee los viejos bombarderos Xian H-6 de largo alcance, basados en el Tupolev Tu-16 soviético, retirados en Rusia en los años noventa del siglo pasado, y modernizados por la industria china y dotados con un alcance de 6.000 kilómetros y una carga de armas de nueve toneladas.

Un informe de 2020 del “think tank” británico Royal United Services Institute, afirma que el H-20 le daría a China “una capacidad de proyección de energía verdaderamente intercontinental” y recuerda que la Fuerza Aérea y la Armada de China “están actualmente configuradas como fuerzas regionales para un conflicto dentro de la primera cadena de islas, con capacidades específicas adicionales destinadas a neutralizar o suprimir la base estadounidense en Guam”, un territorio estratégico a unos 3.200 kilómetros de la costa del gigante asiático.

La arquitectura defensiva en las dos cadenas de islas del Pacífico es desde hace décadas la clave para la hegemonía regional estadounidense, y une tres niveles de bases desde Japón, Guam y todo el camino hasta Hawai para reforzar sus capacidades de defensa en el Mar de China Meridional. Se le conoce como el “portaaviones insumergible”.