Jameneí defiende la brutal represión de la revuelta del velo: “Hacen su deber”

El líder supremo iraní cierra las universidades por convertirse en el centro de la protesta y acusa a Estados Unidos y a Israel de estar detrás de las manifestaciones: “No son normales”

El líder supremo iraní, Ali Jamenei, acompañado por los mandos de las fuerzas armadas este lunes en una ceremonia en Teherán
El líder supremo iraní, Ali Jamenei, acompañado por los mandos de las fuerzas armadas este lunes en una ceremonia en Teherán FOTO: Iranian supreme leader office Ha EFE

El líder supremo de Irán, Ali Jameneí, apoyó este lunes a las fuerzas de seguridad que han reprimido las protestas por la muerte de Mahsa Amini hace más de dos semanas, en medio del blindaje de las universidades con antidisturbios para evitar nuevas movilizaciones.

Tras dos semanas de silencio, Jameneí afirmó que la muerte de la joven es “desoladora”, pero calificó las protestas que se han desencadenado por ello como “no normales” y “planeadas” por Estados Unidos e Israel.

“La reacción adecuada no era que algunos crearan inseguridad, incendiando mezquitas, bancos y vehículos particulares”, afirmó el líder en una visita a la Universidad de Oficiales de las Fuerzas Armadas, en una muestra de apoyo a las fuerzas de seguridad.

Jameneí aseguró que las protestas en las que se grita “Mujer, vida y libertad” estaban “planeadas” y señaló directamente a Estados Unidos e Israel, según su cuenta de Twitter.

“Declaro públicamente que los recientes disturbios y agitaciones fueron una conspiración diseñada por EE.UU; el usurpador y falso régimen sionista; sus mercenarios y algunos iraníes traidores que viven en el extranjero y les ayudaron”, dijo el religioso.

“Quieren un Irán como el de la era Pahlavi (el último sha), que obedecía sus órdenes como una vaca lechera. Para ellos no se trata de la muerte de una mujer joven o el velo”, añadió.

Además defendió a la Policía y a los basijis (milicias paramilitares leales al régimen iraní) “por hacer su deber”, aunque la ONU afirmó que llegaron a usar munición real para reprimir las protestas.

“La Policía, los basijis y el pueblo de Irán son los oprimidos”, dijo.

Cierre de las universidades

Jameneí dio su discurso en una universidad -militar- en un momento en que las facultades se han convertido en el centro de las protestas.

Así, algunas de las principales universidades de Teherán amanecieron este lunes con una fuerte presencia de policías antidisturbios, al igual que algunas zonas del centro de la capital.

Las universidades de Teherán y Amir Kabir, situadas en el centro de capital, había docenas de antidisturbios y furgonetas policiales para evitar protestas.

Las áreas adyacentes también mostraban una fuerte presencia de policías antidisturbios, con agentes vigilando, como es la calle Enghelab o lo puentes Hafez y College.

Esta medida llega después de que anoche hubiese fuertes enfrentamientos en la prestigiosa Universidad Tecnológica de Sharif, que hoy decidió suspender las clases presenciales y centrarse en la enseñanza “online”.

“Alrededor de la universidad se han escuchado disparos. La situación es peligrosa no salgáis de la universidad”, indicó el diario del centro educativo en sus redes sociales anoche.

A primera hora de la tarde comenzó una manifestación y horas después apareció un contingente de las fuerzas de seguridad, sin uniformes, en furgonetas, lo que desembocó en choques, según el relato del medio universitario.

La universidad afirmó este lunes que 36 estudiantes fueron arrestados, de los cuales 29 han sido liberados y seis enviados a la prisión de Evin de Teherán.

A pesar de las medidas de seguridad algunas universidades a lo lo largo del país han vivido hoy protestas en apoyo de los estudiantes de Sharif.

Las universidades iraníes reabrieron el pasado sábado tras una semana sin clases presenciales, solo con clases “online”, una de las medidas que tomaron las autoridades para atajar las protestas de lo jóvenes iraníes, junto con los cortes de los servicios de internet.

Pero el mismo sábado volvieron las protestas a varios de los centros como fue el caso de la Universidad Allame Tabatabai de Teherán, donde los estudiantes pidieron la liberación de algunos compañeros que habían sido detenidos días antes.

Pero en otros centros las mujeres se quitaron y ondearon sus velos, según vídeos compartidos sin verificar por activistas al grito de “No queremos la República Islámica”, unas protestas que se prolongaron el domingo.

Más protestas

A pesar de la fuerte presencia policial, se vivieron nuevas protestas en las universidades por Amini, pero también por los compañeros de Sharif en varias facultades del país, según vídeos sin verificar.

Al grito de “Mujer, vida y libertad” miles de jóvenes han estado protestando contra las leyes que imponen el velo obligatorio y pedido más libertades.

Además, eslóganes como “Muerte al dictador”, en referencia al líder supremo de Irán, Ali Jameneí, y “No queremos la República Islámica” han ido ganado protagonismo.

Esas movilizaciones han sido fuertemente reprimidas por las fuerzas de seguridad y además hay fuertes cortes de internet.

La televisión estatal iraní afirmó hace más de una semana que 41 personas han fallecido, pero la ONG Iran Human Rights, con base en Oslo, eleva la cifra a 92. EFE