Por qué la central hidroeléctrica de Kajovka que Rusia planea destruir es clave para Ucrania

Zelenski avisa de que si los rusos vuelan esta presa habrá “un desastre a gran escala” con enormes inundaciones

Soldados rusos vigilan la entrada a la presa de Kajovka cerca de Jerrón
Soldados rusos vigilan la entrada a la presa de Kajovka cerca de Jerrón AP

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha alertado a la comunidad internacional de que Rusia prepara un ataque contra la central hidroeléctrica de Kajovka (región de Jersón) mediante la destrucción de su presa, lo cual constituirá “un desastre a gran escala”.

Zelenski ha explicado que, según la información que maneja, los rusos han minado la represa de la central eléctrica y las consecuencias de su destrucción afectaría al suministro de agua desde el río Dniéper a Crimea ya que el Canal del Norte de Crimea “simplemente desaparecerá”.

Según un especialista en control medioambiental citado por la web ucraniana Rubryka, los efectos de que la presa de una central hidroeléctrica resulte dañada “pueden equipararse fácilmente a la detonación de [una] bomba atómica”.

“Todo el mundo debería saber que un metro cúbico de agua pesa una tonelada; basta pensar en el volumen de agua que contiene un cubo de un metro por un metro. En las presas se almacenan millones de toneladas de agua”, dijo Maksym Soroka a Rubryka.

El embalse de Kajovka tiene una superficie de 2.155 kilómetros cuadrados y fue construido en la década de los 50 del siglo XX. El Canal de Crimea del Norte es la principal fuente de suministro de agua de la península, sobre todo en su zonas áridas.

La  en presa de Kakhovka en Ucrania
La en presa de Kakhovka en Ucrania FOTO: Wikipedia Wikipedia

Volar la represa de la era soviética, que está controlada por Rusia, desencadenaría un muro de inundaciones devastadoras en gran parte de la región de Jersón que Rusia proclamó el mes pasado como anexada frente al avance de Ucrania.

La destrucción de la planta de energía hidroeléctrica Kajovka también se sumaría a los problemas energéticos de Ucrania después de semanas de ataques con misiles rusos dirigidos a instalaciones de generación y red que, según Kyiv, han dañado un tercio de su red eléctrica en todo el país.

“Y si Rusia -ha añadido Zelenski- está preparando un ataque terrorista de este tipo, si está considerando seriamente tal escenario, significa que los terroristas son claramente conscientes de que no podrán quedarse con Jerson, sino también con todo el sur de nuestro país, incluida Crimea”.

En su discurso, el mandatario ucraniano ha pedido al mundo que reaccione ya que el principio de respuesta preventiva a las amenazas a la seguridad “debe convertirse finalmente en uno de los principios básicos de la política internacional”.

Ahora todos en el mundo deben actuar con fuerza y rapidez (...) Un ataque terrorista de este tipo en la HPP Kajovka significará exactamente lo mismo que el uso de armas de destrucción masiva. Las consecuencias para Rusia deberían ser correspondientes”, ha dicho el mandatario ucraniano en su habitual discurso nocturno.

Sergei Surovikin, comandante de las fuerzas rusas en Ucrania, dijo el martes que tenía información de que las fuerzas ucranianas estaban preparando un ataque masivo contra la presa y ya habían usado misiles HIMARS suministrados por Estados Unidos contra ella. El resultado de un bombardeo, dijo, podría provocar un desastre.