Terrorismo

El Estado Islámico atenta contra una mezquita chiita en Irán y causa decenas de muertos

Las autoridades de Teherán afirman que habrá venganza en medio de un clima de falta de seguridad por las continuas protestas contra el régimen

Reivindicación del atentado a cargo del Estado Islámico
Reivindicación del atentado a cargo del Estado Islámicojmzfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1ca0c1f9

El Estado Islámico (Daesh, Isis) ha asumido la autoría de un atentado perpetrado en Irán contra la comunidad chiita en la fueron asesinados “decenas de fieles de esta religión”, según los terroristas.

“Decenas de chiitas iraníes murieron y resultaron heridos en un ataque del Estado Islámico contra un santuario chita en el sur de Irán. Un combatiente se dirigió hacia el llamado santuario de “Shah-e-Jaragh”, en la ciudad de “Shiraz”, en la provincia de “Fars” en el sur de Irán”, agregan.

El yihadista atacó primero a “varios policías iraníes y guardias del santuario, matando e hiriendo a varios de ellos. Después, irrumpió en el interior del santuario y comenzó a disparar su rifle contra los chiitas, matando a unos veinte de ellos e hiriendo a docenas más”.

La banda criminal recuerda que el Estado Islámico “lanzó un violento ataque hace varios años contra un desfile militar de las fuerza s iraníes en la ciudad de Ahvas, en el suroeste de Irán, dejando decenas de muertos y heridos en sus filas”.

Por su parte, el responsable de Seguridad, Asuntos Políticos y Sociales de la gobernación de Fars, Ismail Mohebipour, dijo que el suceso se ha producido mientras los fieles realizaban sus oraciones. Aseguró que la situación ya está controlada por las autoridades de seguridad, que han logrado detener a dos de los tres presuntos autores del tiroteo.

Este atentado se ha producido en un día en que varias ciudades de Irán han sido de nuevo escenario de numerosas movilizaciones en contra del Gobierno, justo en la jornada en que se cumplen 40 días de la muerte de la joven kurda Masha Amini bajo custodia policial.

Horas más tarde de conocerse el suceso, el presidente de Irán, Ebrahim Raisi, ha lanzado un comunicado en el que traslada sus condolencias a las familias de los fallecidos y heridos, víctimas de un ataque perpetrado por “los enemigos de la revolución islámica”.

Según el mandatario iraní, aquellos que van en contra de Irán solo saben vengarse de su “desesperación” intentando instaurar “la violencia y el terror” en la nación asiática.

“Este mal definitivamente no quedará sin respuesta, y las agencias de seguridad y aplicación de la ley (...) darán una respuesta instructiva a sus autores e ideólogos”, ha aseverado el presidente Raisi.