América

Brasil

Lula prioriza el combate contra la pobreza y unir al país: “Nadie quiere un Brasil en guerra permanente”

El presidente electo asegura que “es una victoria de todos los hombres y mujeres que aman la democracia”

Lula da Silva en su primer discurso tras la victoria
Lula da Silva en su primer discurso tras la victoriaDPA vía Europa PressDPA vía Europa Press

Luiz Inácio Lula da Silva reiteró este domingo que su prioridad será combatir la miseria y la pobreza de Brasil y unir a la sociedad tras unas elecciones muy divisivas. ““No hay dos Brasiles. Hay un solo pueblo, una sola nación. A nadie le interesa vivir en un país dividido en permanente estado de guerra. Estas personas están cansadas de ver al otro como un enemigo. Es hora de deponer las armas que nunca debieron empuñarse”, dijo el presidente electo, recordando que necesitará de todos los partidos políticos y de todos los brasileños para hacer un Brasil más desarrollado, más justo y más fraterno.

Lula reiteró también su compromiso con el medio ambiente y anunció que retomará la protección de los biomas en el país especialmente de la Amazonía, durante su primer discurso como presidente electo tras vencer al ultraderechista Jair Bolsonaro. “Brasil y el planeta necesitan de una Amazonía viva”, dijo Lula en una alocución leída en un hotel en Sao Paulo.

En las elecciones más polarizadas de la historia del país, el exsindicalista fue elegido presidente de Brasil en la segunda vuelta de los comicios con el 50,9 % de los votos, frente al 49,1 % de Bolsonaro.

Lula, que asume por tercera vez la jefatura de Estado tras gobernar a Brasil entre 2003 y 2010, ya había tenido que enfrentarse a una de las mayores tasas de deforestación en su primer mandato y logró reducir la devastación de la selva en un 80 %, mientras que en el Gobierno de Bolsonaro la destrucción de la Amazonía aumentó de forma considerable. “Vamos a combatir toda y cualquier actividad ilegal” en la Amazonía, dijo Lula.

En su discurso, el exsindicalista también destacó que Brasil está listo “para retomar su papel de liderazgo” en el combate contra la crisis climática. “Vamos a probar que es posible generar riqueza sin destruir el medio ambiente”, aseveró.

La victoria de los que aman la democracia

El presidente electo de Brasil aseguró que su victoria es “de todas las mujeres y los hombres que aman la democracia y quieren libertad”. “No es una victoria mía o del PT (Partido de los Trabajadores). Es una victoria de todas las mujeres y los hombres que aman la democracia, que quieren libertad, que quieren cultura, educación, fraternidad e igualdad”, declaró Lula, quien subrayó que Brasil ha derrotado en las urnas “al fascismo y al autoritarismo”.

También dijo que está “preocupado”, porque “a partir de mañana” deberá comenzar a definir “cómo será arreglado este país”, después de cuatro años de Gobierno de la ultraderecha que encabeza Jair Bolsonaro.

“Todavía no sabemos si el actual presidente va a facilitar la transición”, declaró en aparente alusión al silencio de Bolsonaro, que casi cuatro horas después de la proclamación del resultado aún no había reconocido su derrota ni hecho declaración alguna.

Un bolsonarista que reconoce la victoria de Lula

El gobernador electo de Sao Paulo, Tarcísio Gomes de Freitas, un aliado muy próximo del actual mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, reconoció este domingo la victoria en las presidenciales de Lula da Silva, al que ofreció cooperación para ayudar al país.

“Vamos a mirar hacia adelante y defender los intereses del estado de Sao Paulo”, que es el motor económico de Brasil, responsable de alrededor del 30 % de la riqueza del país, indicó Gomes de Freitas, quien fue ministro de Infraestructura del Gobierno de Bolsonaro.

Con el 100 % del censo escrutado, Gomes de Freitas se impuso en la segunda vuelta de los comicios a la Gobernación de Sao Paulo con un 55,27 % de los votos, frente al exalcalde Fernando Haddad, el candidato de Lula, que se quedó con un 44,73 % de los sufragios.