Rusia acusa a Ucrania de atacar dos de sus bases con drones dejando tres muertos y dos bombarderos nucleares TU-95 dañados

Un asesor de Zelenski sugiere que podrían haber sido ataques del ejército ucraniano, pese a que los dos aeródromos están a más de 500 kilómetros de Ucrania

Dos aeropuertos militares de Rusia han sufrido la madrugada de este lunes sospechosas explosiones que podrían ser consecuencia de ataques del Ejército ucraniano. El canal de noticias Astra Telegram, citando fuentes no identificadas, ha informado de que han sido atacados los aeródromos militares de Dyagilevo, en la región de Ryazan, y de Engels, en la región de Saratov, en un esfuerzo por desactivar los aviones rusos de largo alcance. En el ataque se habría causado daños a dos bombarderos estratégicos TU-95.

Por su parte, el Ministerio de Defensa ruso asegura que ha derribado drones ucranianos “de fabricación soviética” que habrían atacado estas dos bases aéreas y que tres soldados rusos murieron entre los escombros en los ataques. Otros cuatro militares rusos resultaron heridos por fragmentos de los drones que fueron interceptados en las bases de las regiones de Saratov y Ryazan, según la misma fuente. El ministerio agregó que dos aviones rusos resultaron levemente dañados por fragmentos de aviones no tripulados, refiriéndose probablemente a los dos Tu-95.

“️Las fuerzas de defensa aérea rusas interceptaron los UAV ucranianos mientras volaban a baja altura. El impacto y la explosión de los restos en los aeródromos rusos causaron daños menores en el blindaje del casco de los dos aviones. Tres miembros del personal de mantenimiento ruso en el aeródromo sufrieron heridas fatales. Otros cuatro militares heridos fueron trasladados a instalaciones médicas donde se les brindó toda la atención médica necesaria”, según ha informado el Ministerio de Defensa ruso, que ha calificado el ataque de “terrorismo”. Ucrania no ha hecho comentarios sobre estas acusaciones rusas.

Según analistas militares, los bombarderos podrían estar cargados con misiles de crucero y bombas y estaban preparados para llevar a cabo ataques sobre territorio ucraniano. Sin embargo, el Ministerio de Defensa ruso no ha hecho ninguna referencia a esta posibilidad.

Uno de los aeropuertos rusos donde se produjo una explosión
Uno de los aeropuertos rusos donde se produjo una explosión FOTO: Twitter Twitter

El avión TU-95, considerado la columna vertebral de las fuerzas nucleares de ataque aéreo de largo alcance de Rusia, se ha utilizado para llevar a cabo ataques por aire contra la infraestructura de Ucrania. Las imágenes de video publicadas por un asesor del ministro del Interior de Ucrania muestran una explosión en la base aérea de Engels, ubicada en Saratov, a unos 700 km al sureste de Moscú y aproximadamente a 500 km de la frontera con Ucrania.

En Moscú, analistas militares consideran que después de la explosión en el puente de Crimea por parte del Ejército ucraniano no existe ningún lugar seguro dentro del territorio ruso. De confirmarse que Ucrania está detrás de este supuesto ataque con dron, Moscú quedaría dentro del alcance de los vuelos con aviones no tripulados ucranianos. The Aviationist publica que la empresa ucraniana Ukrobonoprom ha desarrollado recientemente y probado con éxito un dron suicida con una ojiva de 75 kg y un alcance de hasta 1.000 km. “Esperamos poder probarlo en combate. Prometimos hacerlo a finales de este año, y estamos tratando de cumplir esa promesa”, dijo la portavoz de la compañía, Natalia Sad.

“Dos aviones TU-95 supuestamente dañados después de un ataque con aviones no tripulados contra una base aérea en Rusia Engels, región de Saratov”, dijo el asesor del gobierno ucraniano Anton Gerashchenko. “La base aérea de Engels es uno de los sitios de despegue de los aviones rusos que lanzan misiles sobre Ucrania”, añadió.

Previamente, un camión cisterna de combustible explotó en un aeródromo ruso cerca de la ciudad de Riazan, situado a 200 kilómetros de Moscú, matando a tres personas e hiriendo a seis.

Ucrania no se ha atribuido la responsabilidad de ninguno de los incidentes. Sin embargo, Mijailo Podoliak, asesor del presidente ucranio, Volodímir Zelenski, ha sugerido en Twitter que las explosiones podrían haberse producido tras una operación especial de Kiev.

Un asesor de Zelenski, Mijailo Podoliak, ha sugerido que el ataque podría haber venido de Ucrania: “La Tierra es redonda, descubrimiento hecho por Galileo. La astronomía no se estudiaba en el Kremlin, dando preferencia a los astrólogos de la corte. Si lo fuera, lo sabrían: si algo se lanza al espacio aéreo de otros países, tarde o temprano los objetos voladores desconocidos regresarán al punto de partida”.

The Aviationist asegura que la instalación militar rusa Engels-2 es la base de los Regimientos de Aviación de Bombarderos Pesados 121 y 184, que operan respectivamente los bombarderos estratégicos Tu-160M Blackjack y Tu-95M Bear de las Fuerzas Aeroespaciales Rusas.

El medio especializado en información aérea asegura que este aeródromo se ha utilizado para lanzar muchos de los ataques de Moscú con misiles de crucero Kh-101 en las últimas semanas.

El gobernador de la región de Saratov, Roman Busargin, reconoció que las fuerzas de seguridad estaban inspeccionando “informaciones sobre incidentes en instalaciones militares”, y añadió que “no se han producido emergencias en las zonas residenciales de la ciudad”.