Estados Unidos habría modificado los lanzacohetes HIMARS para evitar que Ucrania pueda atacar territorio ruso

Los 20 sistemas entregados hasta ahora por Washington a Kyiv venían “capados” para que no pudieran disparar misiles ATACMS, que tienen un alcance de 200 millas

Sistema HIMARS de lanzamientos multicohetes en Ucrania
Sistema HIMARS de lanzamientos multicohetes en Ucrania FOTO: U.S. AIR FORCE / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO U.S. AIR FORCE / ZUMA PRESS / CO

El diario neoyorquino “The Wall Street Journal” publica en su edición digital que Estados Unidos habría modificado en secreto los avanzados lanzacohetes HIMARS que ha venido suministrando a Ucrania para que no puedan usarse para disparar misiles de largo alcance contra territorio ruso, según desvelan funcionarios estadounidenses.

La administración Biden toma esta decisión para reducir el riesgo de una guerra abierta con con Moscú. De hecho, más allá de esta modificación en los HIMARS sí había trascendido que Estados Unidos no quería dar un paso más en una escalada militar y prefiere mantener el fuego controlado. Así, en el los últimos paquetes de armas que Estados Unidos ha aprobado para Ucrania se ha preferido no incluir el sistema avanzado de misiles de largo alcance que han solicitado el presidente Volodymyr Zelenski y varios líderes del Congreso.

Estados Unidos no quiere que la potencia de fuego ucraniana llegue más allá, razón por la que está reteniendo misiles de largo alcance, incluido el Sistema de Misiles Tácticos del Ejército ATACMS que ha pedido el Gobierno de Kiev y que algunos planificadores norteamericanos temen que pudieran usar para atacar suelo ruso.

“Nuestra evaluación es que con la capacidad GMLRS existente que tienen en el HIMARS, y que estamos brindando más con este paquete, pueden alcanzar la gran mayoría de los objetivos en el campo de batalla, incluida Crimea”, dijo el subsecretario adjunto de defensa. para Rusia, Ucrania y Eurasia”.

Según la mencionada información de “The Wall Street Journal”, firmada por Michael R. Gordon y Gordon Lubold, los 20 HIMARS entregados hasta ahora a Ucrania se modificaron para que no pudieran disparar cohetes del Sistema de Armas Tácticas del Ejército (ATACMS), que tienen un alcance de 200 millas. El Pentágono, de momento, se ha negado a comentar esta información.

Himars
Himars FOTO: Teresa Gallardo | T. Nieto

“Debido a consideraciones de seguridad operativa, no comentamos públicamente sobre la configuración de los sistemas proporcionados a los aliados y socios”, dijo Air Force Brig. General Patrick Ryder, portavoz del Departamento de Defensa.

Hasta ahora, EE. UU. se ha abstenido de suministrar ATACMS a Ucrania, pero, según se informa, la modificación significa que Kyiv no puede usar armas de largo alcance, incluso si pueden obtenerlas de forma independiente.

Desde que Rusia reunió fuerzas para invadir Ucrania en febrero, EE. UU. ha ampliado gradualmente los tipos de armas que ha estado dispuesto a proporcionar a Kyiv más allá de los misiles antitanque Javelin disparados desde el hombro que Ucrania recibió por primera vez durante la administración Trump.

Cuando los informes de que los lanzadores HIMARS podrían enviarse a Ucrania en mayo, Olga Skabeyeva, conocida como una de las principales propagandistas de Putin, tomó las ondas de radio para emitir una advertencia: “Si los estadounidenses hacen eso, claramente estarán cruzando una línea roja. Habremos sido testigos de un intento de provocar una respuesta muy dura de Rusia”

El riesgo de los misiles tácticos ATACMS de largo alcance

Del HIMARS se ha hablado mucho, pero, ¿cómo son los M270 MLRS (Multiple Launch Rocket System o Sistema de cohetes de lanzamiento múltiple), el otro “juguete” que quiere Ucrania? Se trata de un lanzador de cohetes guiados de 400 mm con 6 tubos montados sobre chasis de camión. En la parte trasera tiene dos cápsulas intercambiables de cohetes. Cada cápsula cuenta con seis cohetes de combustible sólido no guiados o guiados (en 2021, el fabricante Lockheed anunció que había disparado con éxito una versión de alcance extendido del GMLRS a 80 km) o un solo misil ATACMS, que podría tener un alcance de hasta 500 kilómetros.
Está diseñado para complementar a la artillería en el Ejército de EE. UU. dotando a las divisiones de una mayor potencia de fuego en muy poco tiempo contra objetivos críticos y sensibles al tiempo. El MLRS tiene la ventaja de ser capaz de soportar y lanzar todos los cohetes básicos y de alcance extendido (ER-MLRS) de vuelo libre y los misiles del Bloque I del Sistema de Misiles Tácticos del Ejército (ATACMS).
El lanzador, que está montado en el chasis Bradley es un sistema de autocarga y autoguía altamente automatizado. Contiene una computadora de control de fuego que integra el vehículo y las operaciones de lanzamiento de cohetes. Sin salir de la cabina, la tripulación, formada únicamente por tres personas (conductor, artillero y jefe de sección) puede disparar hasta doce cohetes MLRS en menos de 60 segundos.
MLRS emplea el principio de “disparar y largarse” para limitar la vulnerabilidad al fuego de contrabatería. Además de la submunición convencional de doble propósito M77 equipada con 644 granadas de alto explosivo para enfrentamientos con vehículos ligeros y antipersonal, el sistema puede lanzar la ojiva de mina dispersable AT2 desarrollada en Alemania Occidental y tiene el potencial para lanzar otras ojivas.
Estos misiles tácticos de largo alcance son capaces de golpear objetivos tanto en el mar como en tierra. Podrían servir para atacar cuarteles generales, depósitos de combustible, defensas aéreas y artillería rusas. Este dato es precisamente el que más preocupa en la administración estadounidense, ya que se piensa que Ucrania podría utilizar estas armas para atacar objetivos dentro del territorio ruso, lo que sin duda tendría un efecto de escalada muy inquietante.