América

Crisis política

El único presidente de América que comprende el golpe de Pedro Castillo en Perú

La mayoría de los líderes de la región han criticado la maniobra del ya ex presidente peruano para seguir en el poder

Un seguidor de Pedro Castillo se enfrenta a un policía en Lima
Un seguidor de Pedro Castillo se enfrenta a un policía en LimaFernando VergaraAgencia AP

Nadie duda en América Latina que Pedro Castillodio un golpe de Estado en Perú. Torpe y sin apoyos de la judicatura ni el ejército, pero lo cierto es que el entonces presidente se vio amenazado ante el inicio de un proceso de destitución y decidió activar la última palanca para subvertir el orden establecido.

Varias circunstancias se alinearon para que finalmente todo fracasara. Así este miércoles, el Congreso de Perú aprobó la destitución de Castillo poco después de que este anunciara el cierre del Parlamentoy declarara un gobierno de excepción, todo ello en medio de fuertes presiones políticas e investigaciones sobre supuesta corrupción en su contra desde que asumió el poder en julio de 2021.

En Argentina y México, sus líderes han pedido respeto para la democracia tras lo sucedido en Perú. En Colombia se ha condenado el golpe de Castillo y en Brasil ven con buenos ojos la llegada de una nueva presidenta. Sin embargo, no todos en América Latina han mantenido la misma postura. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha sido el único que ha decidido sostener contra viento y marea la actuación del ex profesor rural en el Congreso peruano.

“Nosotros no nos metemos en los asuntos internos de ningún país, solo hago una reflexión y espero que el pueblo peruano en el marco de su Constitución consiga más temprano que tarde su camino de liberación, de democracia verdadera, su camino de felicidad y de realización plena”, ha expresado el presidente venezolano.

“Paz para Perú, democracia para Perú, justicia para Perú, pedimos los bolivarianos desde Sudamérica”, ha manifestado Maduro, quien ha criticado la persecución a la que ha tenido que hacer frente Pedro Castillo desde que asumió la Presidencia en julio de 2021.

“Eligen a un maestro presidente, Pedro Castillo, y desde el primer momento de la elección no le quieren reconocer el triunfo, al final obligados por la realidad tienen que reconocerle el triunfo como presidente, y una vez que se juramenta el 28 de julio del 2021 comienza la conspiración para un golpe parlamentario”, ha dicho.

En ese sentido, Maduro ha responsabilizado a esas fuerzas la ultraderecha, representadas por esa “oligarquía que no permite que un maestro sea presidente”, de haberle presionados -entre “golpes y una persecución parlamentaria, política y judicial sin límites”- a disolver el Congreso de Perú”.

Castillo permanece ahora detenido durante los próximos siete días mientras continúa la investigación en su contra por el presunto delito de rebelión tras anunciar que disolvía el Congreso. Tal como marca la Constitución, la hasta entonces vicepresidenta, Dina Boluarte, ha tomado el relevo de la Presidencia.

La OEA y Almagro

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dijo que “lo ocurrido en Perú, al disolver Castillo el Congreso sin base constitucional, constituye una alteración del orden constitucional”. En Argentina, el Gobierno de Alberto Fernández hizo “un llamado a todos los actores políticos y sociales a que se resguarden las instituciones democráticas, el estado de derecho y el orden constitucional”.

Por su parte, el Gobierno de Colombia se solidarizó “con el hermano pueblo de Perú”, llamó al diálogo y condenó este miércoles “todo atentado contra la democracia, venga de donde venga” ante los acontecimientos que están teniendo lugar en el país vecino.