Europa

Lo que se sabe hasta ahora del atentado frustrado en Alemania

La Policía detuvo el domingo a un iraní sospechoso de fabricar una bomba biológica en Renania del Norte-Wesfalia. A continuación, los detalles de la operación policial

¿Dónde ha sido la detención?

Comandos especiales de la Policía de Alemania han detenido a dos hombres en la madrugada del sábado al domingo en su domicilio de la localidad de Castrop-Rauxel, en Renania del Norte-Wesfalia, acusados de haber planeado un ataque terrorista con armas biológicas.

¿Quiénes han sido detenidos?

Ataviados con trajes especiales para sustancias tóxicas y junto a expertos del Instituto Robert Koch, los agentes se han llevado a dos sujetos, un ciudadano iraní de 32 años y otro del que no han trascendido más datos aparte de que era su hermano, según la televisión pública alemana WDR.

¿Qué había planeado el sospechoso?

De acuerdo con la Fiscalía de Düsseldorf, habían planeado la creación de una bomba casera con cianuro y ricino, considerado este último como arma biológica. Las pruebas recogidas serán a continuación analizadas en el laboratorio. Los investigadores se incautaron de los soportes de almacenamiento del sospechoso. De momento, los investigadores no encontraron ninguna sustancia venenosa en el piso del sospechoso.

El principal sospechoso habría planeado atentar en Nochevieja según informaciones del diario «Die Welt» aún no confirmadas oficialmente por las autoridades.

El Ministro del Interior del estado de Renania del Norte-Wesfalia, Herbert Reul, de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) explicó a la Prensa que su departamento había recibido un aviso muy preocupante que «llevó a la Policía a realizar el registro esa misma noche».

Los hombres se encuentran detenidos y se desconoce en qué punto concreto estaban los planes de atentado, al parecer con motivos yihadistas. La Policía ha emitido un comunicado en el que asegura que «el acusado es sospechoso de haber planeado un atentado grave contra el Estado».

¿Pertenecía a alguna célula terrorista?

Al parecer, las autoridades alemanas estaban en la pista de los sospechosos desde hacía semanas gracias a una información filtrada por el servicio secreto estadounidense, el FBI, según informaciones del diario alemán «Bild», que habría podido acceder a comunicaciones encriptadas enviadas por el acusado. Se desconoce si el hermano del ciudadano iraní estaba involucrado en los planes y según la agencia alemana de noticias DPA el sospechoso no habría actuado a encargo de las autoridades iraníes, sino que formaría parte de un grupo terrorista de ideología islamista suní y simpatías por el Daesh o mal llamado Estado Islámico.

El periódico «Die Welt» preguntó al ministerio del Interior si el ataque podría haberse dirigido contra una sinagoga, ya que se han producido varios ataques en noviembre en Renania contra centros judíos. Sin embargo, desde el departamento de Reul no quisieron hacer declaraciones al respecto por cuestiones de la investigación.

¿Por qué es Alemania objetivo terrorista?

Por su parte, la ministra de Interior alemana, Nancy Faeser, del Partido socialdemócrata (SPD) del canciller Olaf Scholz, alertó ayer en un comunicado de que Alemania sigue siendo objetivo para atentados del islamismo yihadista.

«Nuestros servicios de seguridad cuentan por ello con planes de atentados en cualquier momento». En la nota, recordaba que desde el año 2000 en Alemania se habían evitado hasta en veintiuna ocasiones atentados islamistas.

¿Ha habido precedentes de ataques químicos?

Es más, en 2018 detuvieron en un edificio en la ciudad de Colonia, en el mismo estado occidental, a una pareja de islamistas que planeaba un atentado similar, precisamente con la misma sustancia mortal, el ricino. Al parecer habían comprado grandes cantidades de la sustancia tóxica a través de internet y el servicio secreto de un país aliado avisó de dichos planes a las autoridades germanas. En la vivienda se encontró veneno capaz de matar a alrededor de 13.500 personas y la pareja, un tunecino y una alemana, padres de siete hijos y que al parecer pertenecían al Daesh, fue condenada a diez y ocho años de cárcel, respectivamente.