Absuelven a los hijos de Mubarak y a un ex primer ministro de corrupción

La prima de riesgo española, la diferencia entre el rendimiento del bono español a diez años y el alemán del mismo plazo, ha caído hoy hasta 225 puntos básicos, tres menos que en la apertura, después de que el Tesoro haya cerrado con éxito el calendario de subastas de deuda de todo 2013.

Según datos de mercado consultados por Efe, la caída de la prima de riesgo se debe a que la rentabilidad del bono español a diez años se ha reducido al 4,119 %, desde el 4,137 % anterior, mientras que el de su homólogo alemán se ha elevado al 1,871 %, desde el 1,865 % previo.

Además, la caída de la prima de riesgo española se ha producido después de que el Tesoro Público haya concluido hoy sus emisiones de deuda del año con un excedente de liquidez de 6.000 millones de euros.

En la subasta de hoy, la última de 2013, España ha adjudicado 2.541 millones de euros en bonos a cinco y diez años, a un interés menor que en la anterior puja y con una demanda muy elevada, ya que la ratio de cobertura ha sido de 3 veces.

De los 2.541 millones de euros adjudicados hoy, 1.485,85 se han colocado en bonos a cinco años con un interés inferior; y los 1.055,91 millones restantes han correspondido a deuda a diez años, con la rentabilidad más baja desde 2010.

Además, en la jornada de ayer, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) zanjó las especulaciones sobre el inicio de la retirada de los estímulos monetarios a la economía del país con una rebaja de 10.000 millones de dólares en el volumen de su programa mensual de compra de bonos a partir de enero.

En cuanto al resto de la periferia europea, la prima de riesgo de Italia se ha anotado un punto básico, hasta los 221, mientras que la de Portugal se ha reducido hasta los 416, desde los 419 de la apertura.

Por su parte, el riesgo país de Grecia ha caído diez puntos básicos, hasta los 678, después de que la oficina helena de estadísticas Elstat haya anunciado que su tasa de desempleo se redujo ligeramente en los últimos seis meses hasta el 27 %.

Por último, los seguros de impago de deuda españoles (credit default swaps o CDS) han terminado la jornada a la baja, en 205.350 dólares, todavía por encima de los 223.350 dólares de los italianos.