Dos españoles entre los heridos en el incendio de una discoteca en Bucarest

Los bomberos en el lugar del incendio
Los bomberos en el lugar del incendio

Un concierto de rock en una discoteca del centro de Bucarest terminó en una tragedia, con al menos 27 muertos y 162 heridos, al incendiarse el local, probablemente por unos fuegos artificiales.

Dos ciudadanos españoles internados en el hospital militar de Bucarest se encuentran "fuera de peligro", tras resultar heridos en el incendio en el anoche murieron 27 personas en una discoteca de la capital rumana, informaron hoy fuentes oficiales rumanas y diplomáticas españolas en Bucarest.

Uno de ellos es Imano Etxarri Galarzi, de 22 años, confirmaron a Efe fuentes del citado hospital que declinaron revelar la identidad del otro español herido.

"En la Unidad de Servicios de Urgencia han sido internadas siete personas, de las cuales cuatro están en estado grave y tres resultaron intoxicadas por el humo", indicó hoy el Servicio Rumano de Inteligencia (SRI) en un comunicado.

De esos siete heridos, "dos son de ciudadanía española y uno italiana", añadió.

Ambos "se hallan fuera de peligro", según aseguraron a Efe fuentes diplomáticas españolas en Bucarest, información que ha sido también confirmada por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación.

Las fuentes diplomáticas no pueden descartar que haya más víctimas españolas, ya que aún no se han identificado 17 cuerpos sin vida y otros cinco heridos.

En el comunicado del SRI no ha se revela la identidad de los heridos, ni el estado de salud de las víctimas del accidente ocurrido durante un concierto de rock probablemente por la explosión de unos fuegos artificiales que se utilizaron en el espectáculo, con un saldo de 27 muertos y 184 heridos.

Según los primeros indicios, la discoteca que se incendió anoche en Bucarest causando la muerte de 27 personas y 184 heridos, entre éstos últimos dos españoles, habría incumplido las normas de seguridad, afirmó hoy el presidente de Rumanía, Klaus Iohannis.

"Ya tenemos indicios de que no se han respetado los reglamentos legales", señaló el jefe del Estado a la prensa y subrayó que la tragedia se produjo por "ignorar las normas y la ley".

"Espero que las autoridades terminen rápidamente las investigaciones y tengamos las conclusiones para poder explicar a los padres, hermanos e hijos de las víctimas por qué ha sucedido esto", agregó Iohannis.

Un testigo relató al canal de noticias Digi24 que las llamas fueron provocadas por fuegos artificiales que incendiaron un pilar del interior del local.

El consejo de ministros de Rumanía se reúne hoy en sesión extraordinaria para decretar tres días de luto.

En un comunicado, el Gobierno de España ha transmitido hoy sus condolencias y su "máximo apoyo y solidaridad"a las autoridades y al pueblo rumano "en estos tristes momentos".

Lo sucedido hoy en la capital rumana recuerda el trágico incendio del club “República Cromañón” de Buenos Aires, donde el 30 de diciembre de 2004 murieron 192 personas por las llamaradas causadas por fuegos artificiales durante un concierto de rock.