MENÚ
lunes 14 octubre 2019
22:34
Actualizado

Más de 40 muertos en el ataque a una escuela chií de Kabul

Un portavoz del Estado Islámico reivindica el doble atentado suicida, que también afectó a las oficinas de una agencia de noticias.

  • Afganos trasladan el cadáver de una víctima del ataque suicida perpetrado en una madrasa
    Afganos trasladan el cadáver de una víctima del ataque suicida perpetrado en una madrasa

Tiempo de lectura 4 min.

29 de diciembre de 2017. 01:21h

Comentada
28/12/2017

Nueva jornada sangrienta en Afganistán, donde en apenas unas horas se produjeron dos salvajes atentados, uno de ellos en Kabul en el que han fallecido al menos 41 personas, más de 84 heridos y que fue reivindicado por Estado Islámico, yotro ataque terrorista con coche bomba en el sur del país, en el que murió un civil y 14 soldados resultaron heridos. Además, seis menores perdían la vida en el norte por la explosión de un artefacto de fabricación casera colocado en una cuneta y con el que los menores estaban jugando.

El atentado más brutal, el de Kabul, fue reivindicado por el Estado Islámico poco después de que los talibán negaran cualquier participación en el mismo. Consistió en varios ataques suicidas que tenían como objetivo el Centro Cultural Tebyan, una escuela chií en cuyo edificio tiene su sede la agencia de noticias Voz de Afganistán y que alberga además una madrasa o escuela coránica y una mezquita. Un yihadista detonó los explosivos en la primera planta del centro cultural, donde se estaba desarrollando un evento en el que participaban decenas de personas y en el que se impartía un seminario. Según los testigos, después de este primer ataque suicida se produjeron más explosiones, cuando los transeúntes ayudaban a los afectados del primero de los los ataques. Entre las víctimas hay numerosos niños, según informó portavoz del Ministerio de Interior Afgano. El ataque ocurrió a las 10,30 (hora local) de la mañana, en el barrio de Pul-i-Sojta. Según un responsable médico, cinco de los 84 heridos están en estado crítico.

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, condenó inmediatamente la masacre y ordenó la apertura de una investigación. «Los grupos terroristas y los que los apoyan deben saber que el pueblo afgano está unido y permanece firme frente a cualquier ataque llevado a cabo por nuestros enemigos. Este cruel ataque no romperá la determinación del pueblo afgano», aseguró el mandatario en un comunicado. Tras recalcar que el Gobierno afgano está «firmemente comprometido» para «desmantelar y acabar con el terrorismo», el presidente subrayó que las Fuerzas de Seguridad están en primera línea para «salvaguardar el país·.

La duda ahora es quién era el objetivo de los terroristas, ya que la comunidad chií está en el punto de mira de los terroristas desde hace tiempo. A pesar de ello, Mujib Khilwatgar, presidente del grupo de defensa de la libertad de Prensa Nai, aseguró que el objetivo del ataque ha sido en realidad la agencia de noticias local Voz de Afganistán. Un periodista de la cadena de televisión Tolo que acudió al lugar señaló que la mayoría de las víctimas son activistas culturales que habían acudido al centro cultural Tebyan para una reunión. Según las informaciones recogidas por Pajwhok, entre las víctimas mortales figuran tres periodistas.

La agencia añadió que tras la explosión se registró un tiroteo en la zona, que fue acordonada por las Fuerzas de Seguridad.

Apenas unas horas antes del doble atentado en Kabul, el sur del país vivía otro ataque, esta vez reivindicado por los talibán.Al menos catorce militares afganos resultaban heridos y un civil fallecía en otro atentado suicida con coche bomba en la localidad de Lashkargah, capital de la provincia de Helmand. El portavoz del gobierno provincial, Omar Zuak, confirmó los hechos, cuya autoría reclamó el portavoz de los talibán Qari Yusuf Ahmadi. Éste aseguró que varios soldados murieron lo que fue desmentido oficialmente. Laskargah y otras zonas de la provincia de Helmand han sido escenario de atentados en los últimos días. Reuters

Últimas noticias