América

Elecciones en Paraguay

Alivio en Taiwán tras la victoria de Peña en Paraguay

El líder conservador desea mantener su relación con Taipéi pese a la presión china

Santiago Peña, presidential candidate of the Colorado ruling party, talks after the voting closed during general elections in Asuncion, Paraguay, Sunday, April 30, 2023. (AP Photo/Jorge Saenz)
Paraguay ElectionsASSOCIATED PRESSAgencia AP

El nuevo presidente de Paraguay, Santiago Peña, se impuso en las elecciones del domingo confirmando que su Partido Colorado es la gran fuerza política de ese país. El grupo político quedó con mayoría en el Congreso, incluso aumentando su bancada de 43 a 49 escaños, de las 80 disponibles; además de imponerse en el Senado con 23, el doble que la segunda fuerza.

Ese triunfo marca una vez más que la izquierda no logra convencer a los paraguayos. De hecho, aquella tendencia que lideró el expresidente Fernando Lugo pasó de ser la tercera fuerza política a su casi extinción, con un solo escaño parlamentario.

El economista y exministro de Hacienda ha mostrado que su foco estará en asuntos económicos, como la reducción de los precios de los combustibles, acceso a la vivienda, seguridad y creación de nuevos empleos.

Poco ha dicho sobre cómo ve a Paraguay con respecto al resto del mundo. Por ahora, ha recibido las felicitaciones de Volodímir Zelenski, quien expresó esperanzas en “una fructífera cooperación e interacción para restablecer el orden mundial”.

Queda pendiente “la cuestión China”, pues Paraguay es uno de los apenas 13 países que mantienen relaciones diplomáticas formales con Taiwán, y el único en Suramérica. Desde Taipéi, la Cancillería explicó que su embajador en Asunción ya había felicitado al ganador y que continuarán “profundizando la cooperación y los intercambios con el nuevo gobierno paraguayo”.

China exige que los Estados se abstengan de tener relaciones con Taiwán para poder hacerlo con Beijing. En marzo de 2023, Honduras cambió su política y se convirtió en el noveno país –y quinto latinoamericano– en cortar con la isla, sumándose a Panamá, El Salvador, República Dominicana y Nicaragua.

Durante la campaña presidencial paraguaya, el candidato Efraín Alegre había asegurado que las relaciones de su país con Taipéi eran insuficientes. “Renunciamos a uno de los mercados más grandes del mundo”, decía. “El segundo decreto será establecer relaciones diplomáticas con la China continental”, prometía.

Mientras, el viceministro taiwanés de Exteriores Alexander Yui afirmaba que Beijing buscaba “arrebatarle” un país aliado. Pero el ganador resultó ser Peña, que si bien no prometió mantener vínculos con la isla se asumió dará continuidad a la posición histórica de su país, refrendada por el presidente saliente, Mario Abdo, quien visitó Taipéi en febrero y sostuvo que la isla es “un faro de la democracia en la región”.

Entretanto Peña ha dado muestras de que nada está escrito sobre piedra. Por ejemplo, ya confirmó que retomará relaciones con Venezuela, rotas desde 2019 cuando Abdo reconoció al ahora exiliado Juan Guaidó como “presidente interino”, y reabrirá la embajada en Caracas.