MENÚ
domingo 22 septiembre 2019
23:55
Actualizado

Amenazas de suicidio y conatos de violencia a bordo del Open Arms

  • Varios inmigrantes a bordo de la cubierta del Open Arms
    Varios inmigrantes a bordo de la cubierta del Open Arms /

    AP

Tiempo de lectura 2 min.

16 de agosto de 2019. 21:52h

Comentada
S.C. .  16/8/2019

«La situación a bordo es insostenible. Amenazas de suicido. Conatos de violencia. Todas las personas están física y psicológicamente rotas. Al límite. Necesitan ser evacuadas de forma inmediata». Este es el último mensaje que Open Arms difundió a través de su cuenta de Twitter. La oenegé reiteró la necesidad de desembarcar «con la máxima urgencia por emergencia humanitaria». Tras la evacuación de los últimos inmigrantes por cuestiones médicas y causas psicológicas, en el barco continúan 134 rescatados.

Se encuentran frente a las costas de Lampedusa flanqueados por una patrulla de la Guarda Costera Italiana. Ven tierra firme pero no pueden pisarla. La organización aseguró ayer que «las condiciones psicofísicas de los adultos y menores son críticas y su seguridad es muy preocupante», según un informe médico que realizó la ONG Emergency después de subir al buque. «Resulta urgente y necesario solicitar la intervención inmediata por parte de las autoridades competentes», reza el documento, que pide el desembarco urgente de todos los rescatados «para evitar el empeoramiento de su ya precario estado psicológico».

Dicho informe lo firma el psicólogo italiano Alessandro Dibenedetto y especifica que a bordo hay 28 menores, de entre 16 y 17 años, procedentes de Eritrea, Sudán, Nigeria, Chad, Egipto, Gambia y Mali. El especialista subrayó que todos ellos, especialmente los que no van acompañados por un familiar o tutor, deben ser evacuados con urgencia para recibir apoyo legal, lingüístico y cultural, así como la asistencia psicológica que necesiten. A última hora de la tarde del viernes transcendió que la Fiscalía de Palermo se haría cargo de ellos, aunque se desconoce cuándo.

Por otro lado, el psicólogo señaló que los rescatados han sufrido abusos, torturas y violaciones de sus derechos humanos, y que actualmente se encuentran en «condiciones de extrema vulnerabilidad, tanto física como psicológica, agravadas por la incertidumbre y el estrés que están viviendo, lo que les expone a sufrir riesgos psicopatológicos». De hecho, la mayoría tiene problemas como ansiedad y depresión, pero también tensión muscular, insomnio, cansancio, estado de preocupación constante e incluso pensamientos de autolesión.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs