Internacional

Así es el nuevo cañón diseñado para los AC-130 de Estados Unidos: “Tan potente que asusta”

Los cañoneros diseñados por Lockheed Martin se refuerzan y mete presión a China o Rusia en la carrera armamentística

Imagen de archivo. En enero de 2019, Lockheed Martin se propuso la creación del avión AC-130J
Imagen de archivo. En enero de 2019, Lockheed Martin se propuso la creación del avión AC-130J FOTO: La Razón (Custom Credit)

La División de Dahlgren del Centro de Guerra de Superficie Naval de Estados Unidos diseñó un nuevo cañón de 105 mm, desarrollado para el modelo AC-130, avión con armamento pesado de ataque a tierra. La Unidad de Aeronave de Cañón permite a los combatientes en tierra completar sus misiones de forma más efectiva.

Cuando Estados Unidos confirmó la producción del letal cañonero, una versión muy particular realizada a partir del C-130 Hércules, algunos vieron un arma tan potente que podía causar miedo y terror desde el cielo a cualquier enemigo. Lockheed Martin completó con éxito sus primeras pruebas tras unos ejercicios militares exitosos. “La finalización es un gran logro”, afirmaba en aquel entonces Rick Cordaro, vicepresidente de Soluciones Avanzadas de Productos de la empresa. En enero de 2019, Lockheed Martin se propuso la creación del avión AC-130J, con el que la Fuerza Aérea de Estados Unidos podría cambiar las reglas de la batalla armamentística.

Ahora, serán renovadas con este nuevo cañón, con el que ganan, sobre todo, potencia. Arma que reemplaza el antiguo sistema y tiene un impacto “positivo”, según explican desde las fuerzas americanas. “Este se ha convertido en un sistema mucho más confiable con menos mantenimiento”, dijo Matthew Buckler, ingeniero mecánico líder del sistema de armas de armas del sistema de gestión de batalla (BMS) de NSWCDD, en un comunicado de prensa de NAVSEA.

“Se ha convertido en un sistema mucho más fiable y con menos mantenimiento”, dijo Matthew Buckler, ingeniero mecánico jefe del Sistema de Armas del Cañón del NSWCDD (BMS). “Si podemos conseguir un sistema que sea más fiable, que sea más repetible, que funcione y que permita al combatiente completar su misión cada vez, eso es un gran beneficio”.

La iteración anterior comprendía un obús M102 y el mecanismo de retroceso M137A1, que ya no son compatibles con el Ejército estadounidense. Cuando un arma dispara miles de rondas y su retroceso se acelera, el mantinimiento es una consecuencia natural de la operación. Los ingenieros que dirigieron el desarrollo de GAU también supervisan el entrenamiento de mantenimiento de los combatientes.

Los cañoneros AC-130 tiene un historial de combate importante, que data desde Vietnam. Los cañoneros destruyeron más de 10.000 camiones y se les atribuyó muchas misiones de apoyo aéreo.

También tuvieron un papel importante en Panamá (1989), cuando destruyeron el Cuartal General de las Fuerzas de Defensa de Panamá y numerosas instalaciones de comando y control. Durante la Operación “Tormenta del Desierto”, los AC-130 brindaron apoyo aéreo cercano contra objetivos clave.