Extraditan a EEUU a sospechoso en caso de asesinato de Moïse

Un empresario acusado en el caso del asesinato del presidente haitiano Jovenel Moïse fue extraditado para que enfrente cargos penales en Miami tras su detención en la República Dominicana

FILE PHOTO: A picture of the late Haitian President Jovenel Moise hangs on a wall before a news conference by interim Prime Minister Claude Joseph at his house, almost a week after his assassination, in Port-au-Prince, Haiti July 13, 2021.  REUTERS/Ricardo Arduengo/File Photo
FILE PHOTO: A picture of the late Haitian President Jovenel Moise hangs on a wall before a news conference by interim Prime Minister Claude Joseph at his house, almost a week after his assassination, in Port-au-Prince, Haiti July 13, 2021. REUTERS/Ricardo Arduengo/File Photo FOTO: RICARDO ARDUENGO REUTERS

(AP) — Un empresario acusado en el caso del asesinato del presidente haitiano Jovenel Moïse fue extraditado para que enfrente cargos penales en Miami tras su detención en la República Dominicana, dijeron autoridades estadounidenses el miércoles.

“Podemos confirmar que Rodolphe Jaar se encuentra en custodia federal en el distrito sur de Florida”, indicó Nicole Navas, portavoz del Departamento de Justicia. “Mañana le imputarán cargos penales en su comparecencia inicial” en la corte federal, agregó Navas en un comunicado enviado a The Associated Press.

Jaar, que fue declarado culpable de cargos de narcotráfico hace una década y alguna vez se desempeñó como informante para el gobierno estadounidense, fue extraditado de la República Dominicana, donde fue detenido este mes.

Jaar es el segundo extranjero extraditado a Estados Unidos para que enfrente cargos relacionados con el asesinato del mandatario haitiano. Hace algunos días, las autoridades federales arrestaron a un exsoldado colombiano, Mario Antonio Palacios Palacios, después de que huyera de Haití a Jamaica. Un juez jamaiquino ordenó que lo deportaran a Colombia, pero fue detenido en Panamá durante una escala de autoridades estadounidenses que habían mantenido comunicación con él mientras estaba prófugo.

Las detenciones se efectuaron más de seis meses después de que un escuadrón supuestamente formado por exsoldados colombianos, policías haitianos y otras personas se encaminara a la residencia del gobernante para matarlo. Más de 40 personas han sido arrestadas en el caso.

Una denuncia penal y una declaración jurada en las que se acusa a Jaar en el caso de conspiración no han sido dadas a conocer.

Palacios fue la primera persona formalmente acusada en el magnicidio. En una denuncia penal elaborada por el FBI, está acusado de confabularse para perpetrar un homicidio o un secuestro fuera de Estados Unidos, y proveer apoyo material que resultó en una muerte, a sabiendas de que esa acción sería usada para implementar un complot con el fin de asesinar al presidente haitiano.