Internacional

Así es “Proyecto Caos”, el indetectable avión hipersónico que EE UU mantiene en secreto

Este nuevo bombardero forma parte del Project Mayhem de la Fuerza Aérea estadounidense y se caracterizará por ser autónomo, barato y reutilizable

Se espera que el bombardero SR-72 forme parte del proyecto secreto del Pentágono.
Se espera que el bombardero SR-72 forme parte del proyecto secreto del Pentágono. FOTO: Proyecto Caos

Estados Unidos sigue apostando por la carrera armamentística para no quedarse atrás y avanza en sus proyectos de defensa ante el extraordinario avance de la tecnología hipersónica de otras potencias como Rusia o China.

Uno de ellos es el Project Mayhem (”Proyecto Caos”), un programa ultrasecreto cuyos detalles se desconocen y se encuentran guardados bajo llave en los despachos y laboratorios de Washington. A pesar de ello, hay algunas características que sí se pueden desvelar.

El principal propósito del proyecto era diseñar un avión no tripulado hipersónico, reutilizable y que fuera barato de construir y mantener. Estas prestaciones que Washington pretende conseguir para su aeronave son las mismas que la empresa Lockheed Martin está trabajando por lograr en su SR-72, heredero del SR-71 Blackbird.

Puesto que el Project Mayhem es confidencial, el Departamento de Defensa no ha dado pistas claras que relacionen el avión de la compañía con su programa. En 2018, Lockheed Martin informaba bastante sobre el desarrollo del SR-72 e incluso llegó a señalar que podría estar en servicio para el 2030.

Sin embargo, los avances de este proyecto dejaron de mencionarse ante los medios después de que el presidente ruso Vladimir Putin anunciase sus misiles hipersónicos nucleares. Fue entonces cuando el Pentágono comenzó a esconder los progresos de la aeronave por una misión secreta militar que podría ser el Proyecto Caos.

Estados Unidos pretende que el avión sea autónomo y reutilizable. Para ello, la alternativa que usen posiblemente sea un motor híbrido entre uno convencional y un scramjet. Chris Combs, especialista en ingeniería hipersónica y aeroespacial de la Universidad de Texas en San Antonio (EE UU), detalla que este tipo de motor revolucionará “los viajes aéreos y la defensa”.

La idea que los expertos creen que la Fuerza Aérea estadounidense tiene en mente consiste en un motor de reacción tradicional para despegar y acelerar hasta llegar a aproximadamente tres veces la velocidad del sonido. A continuación, la aeronave usaría un scramjet que permite que los aviones alcancen los 5 Mach.

El sistema de comprensión de un motor que usan los aviones actuales impide el flujo de aire por su diseño. No obstante, un scramjet requiere de un flujo de aire sin obstrucciones para funcionar. Por lo tanto, Lockheed Martin debe diseñar un propulsor que pueda cumplir con las exigencias de cada parte.

Jack O’Banion, vicepresidente de estrategia y requisitos de cliente para programas de desarrollo avanzado de la empresa, aseguró en Bloomberg en 2018 que el motor híbrido se habría derretido si hubiesen intentado fabricarlo hacía cinco años. Sin embargo, hace cuatro años, consiguieron que esto no pasase imprimiendo “digitalmente ese motor con un sofisticado sistema de enfriamiento integral en el propio material del motor”.

A pesar de que no se conozca mucho del programa ultrasecreto del Pentágono, una nota publicada en diciembre de 2021 por la Fuerza Aérea de EE UU afirmó que el proyecto tenía como objetivo desplegar “capacidades ISR [inteligencia, vigilancia y reconocimiento] y atacar” llevando a bordo tres tipos de cargas.

Asimismo, y según explicaron, dos de esas cargas serán armas: una con “efecto de área” y otra será una “carga útil unitaria grande”. De la tercera no se conoce nada, pero seguramente podría realizar tareas de espionaje, como pasaba con SR-71.